Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

exposición

La bohemia de Els Quatre Gats, en la galería Gothsland

Gothsland recrea el modernismo catalán en una muestra con varias obras inéditas, incluido el último retrato de Gaudí

Sonia Gutiérrez

’Enric Clarasó en su taller’ (el lugar del primer Cau Ferrat), de Rusiñol, es una de las obras destacadas de la muestra.

’Enric Clarasó en su taller’ (el lugar del primer Cau Ferrat), de Rusiñol, es una de las obras destacadas de la muestra.

'Barcelona i Els Quatre Gats'

Galería Gothsland
Consell de Cent, 331.
Hasta el 28 de febrero de 2020.
Horario: de lunes a sábado, de 10 a 14 y de 16 a 20 horas.

Els Quatre Gats fue, sin ánimo de exagerar, el epicentro del modernismo catalán. Este local barcelonés inspirado en Le Chat Noir de París tenía el espíritu bohemio que definió el movimiento artístico de finales del siglo XIX y principios del XX. Por eso, la galería Gothsland rinde un particular homenaje a este icónico establecimiento con una exposición que lleva su nombre (Barcelona i Els Quatre Gats, un gir vers la modernitat), y que gira en torno a la obra de los artistas que la frecuentaron y las amistades que se fraguaron allí.

'La lectura' de Pau Roig (izquierda), 'Santa Maria del Mar detrás de Júlia' y 'Retrato de Pere Romeu', de Ramon Casas.

La muestra reúne 115 obras de autores como Ramon CasasSantiago RusiñolXavier Gosé... También hay obras inéditas, entre las que destaca el retrato que hizo Opisso a Gaudí agonizando en el hospital tras ser atropellado por un tranvía. Esa imagen ilustró la portada de La publicidad del 11 de junio de 1926, tras morir Gaudí, pero el original no se había expuesto hasta ahora.

Opisso es el autor de este inédito retrato de Gaudí en el hospital, el último antes de fallecer. 

La exposición incluye otras obras relevantes como el óleo Enric Clarasó en su taller, de Santiago Rusiñol, o el dibujo original de Ramon Casas para el primer cartel de Els Quatre Gats, que retrata a Pere Romeu, peculiar propietario del local. Gabriel Pinós, director de la galería Gothsland, destaca el “carácter museístico” de la muestra, fruto de meses de investigación, gracias al cual se ha logrado reunir no solo obras de autores conocidos, sino también de artistas “olvidados” como Pau Roig, además de mobiliario de la época para recrear lo más fielmente posible el ambiente.

Otra de las piezas inéditas de la muestra es este retrato que Opisso hizo a Carles Casagemas, amigo suyo y de Picasso, hacia 1899.

Pinós recalca el carácter “ambicioso” de la exposición, que explica que, por primera vez en 30 años, se haya usado también el piso superior (hasta ahora, almacén). Y un apunte más: dentro de unas semanas se reorganizará el espacio para dar cabida a más obras inéditas. Para ir y repetir

Del arquitecto Antoni Gaudí se conservan pocos retratos, como esta acuarela sobre transparencia, de Opisso.

Temas: Arte