una 'roca' con carisma

Dwayne Johnson, Hollywood a sus pies (o a sus brazos)

Con ocasión del estreno de 'Baywatch', adaptación de 'Los vigilantes de la playa', repasamos el fulgurante ascenso del actor

Nando Salvà

Dwayne Johnson, en ’Baywatch’, versión cinematográfica de la serie ’Los vigilantes de la playa’.

Dwayne Johnson, en ’Baywatch’, versión cinematográfica de la serie ’Los vigilantes de la playa’. / Photo credit: Frank Masi

Le pese a quien le pese, Arnold Schwarzenegger revolucionó Hollywood. Su irrupción en las pantallas a principios de los 80 no solo dejó claro que en el cine había espacio para actores con un físico aparentemente tan restrictivo y un rango tan limitado como el suyo: la taquilla demostró que intérpretes como él eran justo lo que una mayoría de espectadores quería.

Por eso era de esperar que, una vez el austriaco sustituyó el cine por la política, tarde o temprano aparecería alguien para cubrir el hueco. Lo que nadie esperaba es que ese alguien, Dwayne Johnson, trascendería rápidamente el modelo para acabar convirtiéndose en la mayor celebridad del mundo.

A día de hoy, Johnson es la estrella de cine que más dinero gana (65 millones de dólares solo en el 2016), el hombre vivo más sexi según la revista 'People' y, quizás, también un futuro inquilino de la Casa Blanca. Y tiene a Hollywood comiendo de su mano: dos meses después de reventar la taquilla a bordo de 'Fast & Furious 8' llega a los cines al frente de 'Baywatch', versión cinematográfica de la mítica teleserie 'Los vigilantes de la playa'. Y en los próximos dos años tiene previsto estrenar 12 películas más. ¡Doce!

IRRESISTIBLE AFABILIDAD

¿Dónde radica el secreto de su éxito? De entrada, a su físico inevitablemente intimidante -no en vano le apodaban 'La Roca'- opone una irresistible afabilidad; además, es mestizo en una industria que presume de fomentar la integración racial, y ya ha demostrado que sabe ser lo que su público quiere que sea en cada momento: unas veces se presenta como una bestia que aplasta a sus enemigos como si fueran monigotes y otras demuestra una saludable capacidad para reírse de sí mismo.

En sus declaraciones públicas, Dwayne Johnson se muestra socialmente comprometido y sensible a causas justas. En otras palabras, es un tipo versátil; y eso es algo que nadie podía suponer cuando se dio a conocer como estrella de la lucha libre.

A TORTAZO LIMPIO

A Johnson el 'wrestling' le venía de fábrica. Su padre fue 'wrestler', y también su abuelo; su abuela fue promotora de la lucha femenina. Dado su arrollador carisma dando mamporros, en parte producto de su físico montañoso y en parte de su afinado sentido de la teatralidad, era obvio que Hollywood no tardaría en llamar a su puerta.

'El rey Escorpión' (2002).

Cierto es que lo que hizo en sus primeros papeles -'El rey Escorpión' (2002) fue su primer éxito- no era muy distinto de lo que hasta entonces hacía sobre el ring.

Pero no tardó en convertirse en amable presencia habitual del cine para toda la familia gracias a títulos como 'Papá por sorpresa' (2007) y 'La montaña embrujada' (2009); y de repente un día, sin que mediara un desencadenante concreto, Dwayne Johnson ya era una estrella.

'Hércules' (2014).

Fue ese estatus lo que en el 2011 le ayudó a incorporarse a una saga ya de por sí popular como 'Fast & Furious' e impulsarla hacia el éxito estratosférico. 

'Fast & Furious 6' (2013).

Y lo que desde entonces le ha permitido erigirse en la gran baza de todas las películas que ha protagonizado, bien rompiendo cosas con los puños, como en 'Hércules' (2014), o bien exhibiendo una inesperada vis cómica –en parte basada en la autoconciencia de que, cuando las hace un tipo gigantesco como él, las bobadas son doblemente graciosas–, como en 'Un espía y medio' (2016).

MILLONES DE SEGUIDORES EN REDES

Fruto de todo eso, los fans se le caen de los bolsillos. Tiene 11 millones de seguidores en Twitter, 58 millones en Facebook y 82 millones en Instagram, y utiliza esas plataformas para demostrar al mundo cuánto quiere a sus dos hijas y a su novia, su madre, su abuela y sus perros. La gente lo adora.

Y por eso, si finalmente acaba presentando su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en el 2020, como ha prometido -ahí va otra conexión con Schwarzenegger-, igual hasta gana. Si Donald Trump puede ser elegido, él también. Un tipo apodado 'La Roca' se ganaría el respeto de Vladimir Putin.

Temas Cine