‘Tour’ de platillos

Dónde pedir las 10 tapas más icónicas de Barcelona

Este es un ránking con tiza: ‘best-sellers’ de las pizarras barcelonesas. Los locales que mejor sirven 10 pinchos indispensables, caña y postre

Bravas de Sant Antoni Gloriós.

Bravas de Sant Antoni Gloriós.

La pizarra no engaña. La lista de tapas se muestra a la clientela, que suda la gota gorda encajando las diferentes piezas de la ingesta. 10 tapas icónicas, caña y postre. Y un garito para cada cosa. Un 'tour' de la excelencia popular con 12 paradas obligatorias: bravas, ensaladilla, torrezno, pescado frito, ¡booomba! El cuerpo te pide salsa y nosotros te ponemos las salas de baile. Lugares que bordan cada receta y la llevan a otra dimensión. No seré tan osado para decir que son los mejores de los mejores. En el terreno de las tapas, cada paladar es un universo con sus propias reglas, es inútil sentar cátedra. Lo que tengo claro es que estos son los lugares a los que iría con una venda en los ojos. Llamémosle el All Star Game de las tapas de BCN. La pizarra de la felicidad. Y otra de mojama, por favor.  

Caña 

Compro oro

Todo empieza con una caña en el Vaso de Oro, ¿dónde si no? En esta casa legendaria, el tapeo y la cerveza bien tirada son sendas filosofías de vida. El solomillo con foie se empuja con el néctar de la casa, una cerveza majestuosa que llega en unos vasos alargados típicos del garito, la filo o la flauta. Nadie tira mejor la caña que el escuadrón de camareros del Vaso de Oro. Y si pides la mezcla de rubia y negra, santíguate antes: estás a punto de ver la cara de Dios. Balboa, 6. Instagram: @elvasodeoro.barcelona


Anchoa con su raspa 

Raspa bendita

Jai-Ca sirve las anchoas con su raspa frita al lado.

/

Un neón con el nombre del bar tiñe de color la barra. El Jai-Ca es historia de la tapa marinera, ahí sigue, en la Barceloneta, ajeno a modas, a su rollo, con un historial de comidas memorables que ya querrían muchos bares de tapas del centro. Total, que el Jai-Ca te preparan una anchoa colosal. Una anchoa que, para más inri, aterriza en la barra con premio. Es una pieza cantábrica atractiva, carnosa, de la máxima calidad: está recién preparada y viene hundida en un charco de aceite de oliva. Y el premio es de traca, ni más ni menos que su raspa frita al lado, para culminar el rito mascando el delicioso esqueleto del pez. No tiene nombre. Ginebra, 13. Ginebra, 9. www.barjaica.com


Pincho de tortilla 

Triángulo amoroso

Pincho de tortilla de Mantequerías Pirenaicas. 

/

Barcelona tiene una constelación de pinchos de tortilla que va del restaurante Norte al bar El Pollo, pasando por Koska Taverna o Casa Pepe. No obstante, la fórmula de Mantequerías Pirenaicas sigue reinando muy por encima de la Diagonal. Punto menos y una caramelización de la cebolla antológica. Piezas suculentas que duran segundos en el plato. Ni tiempo tienes de acompañarlas con el pan con tomate. Sus triángulos individuales son generosos y variados (la de chorizo y la trufada son para bailar la balalaika) y se dejan querer por la otra diva de la casa, un bocadillo de jamón ibérico de premio Nobel. Obligatorio madrugar para alcanzar su amarillenta ambrosía: las tortillas vuelan. Muntaner, 460. Instagram: @mantequeriaspirenaicas


Bomba 

No a la guerra

Bomba de La Cova Fumada.

/

Pienso en la bomba de Senyor Vermut o la bomba de cocido de Taberna Noroeste y un escalofrío de placer me recorre el cuerpo. Pero en esta selección tan depurada en la que solo puede quedar uno, tengo que inclinarme ante la madre de todas las bombas, la joya de esa trinchera llamada La Cova Fumada. No en balde, en esta concurrida casa de comidas se creó dicha tapa hace casi 70 años. Hablamos de una esfera perfectamente rebozada y equilibrada que, sometida al castigo del tenedor, se transforma en un magma de patata, carne y salsa sin rival en Barcelona. Ojalá todas las guerras se solucionaran con las bombas de este garito legendario. Baluard, 56. www.lacovafumada.com


Salazones 

Almería ‘mon amour’

Mojama de El Villa.

/ Lisandro Fotógrafo

Para hacer bien el vermut hay que viajar al sur. O a Gràcia. Concretamente a El Villa, una vermutería con alma almeriense y un don para las tapas marineras españolas. Es encomiable el amor que le ponen a cada preparación, pero la visita obligatoria atañe al apartado de salazones de pescado. Manejan un producto supremo de Murcia (de Garré), lo que se traduce en una mojama de atún y unas huevas exquisitas. Atrévete con el pulpo seco de Almería: lo incluirás en tu dieta de forma regular. Martínez de la Rosa, 27. www.elvillavermuteria.com


Pescadito frito 

Fritura legendaria

El clásico de La Plata: pescadito frito. 

/ Jordi Cotrina

¿Pescadito frito? Si no acudes a la Meca barcelonesa de la fritura, el Creador te lo tendrá en cuenta a las puertas del cielo. No juegues con lo sagrado, leñe, acude a toda prisa a La Plata y empápate de un histórico de Barcelona, el bar con menos tapas más famoso de Barcelona. El rey de las cuatro opciones que hay en la carta es ese pescadito fresco y suculento que fríen con maestría, con muchos galones. Un bocado que les ha dado fama mundial y se complementa con los pinchos, anchoas y ensalada que rubrican su oferta. El mundo apesta, sí, pero siempre nos quedará La Plata. Mercè, 28. barlaplata.com


Croqueta de jamón 

Crema jamonera

Croquetas de Maleducat.

/

Las croquetas de Coure, Topik, Suculent o Nairod si esta noche estás dispuesto a pagar un poco más. Difícilmente encontrarás piezas más selectas. No obstante, mi croqueta de jamón favorita sale de la joven cocina de Maleducat, una casa de comidas y tapas con fondo catalán, puchero milagroso, sabores potentísimos -todavía recuerdo sus tendones- y mucha creatividad con sentido. En su apartado de tapeo, destacan unas croquetas señoriales de jamón ibérico de bellota: se derriten en tu boca, no en tu mano. El rebozado es juguetón y el interior, trabajadísimo, se derrama en tu alma, como un torrente de crema jamonera. Éxtasis porcino garantizado.  Manso, 54. maleducat.es


Ensaladilla  

Pollos hermanos

Ensaladilla de pollo a l’ast de Contracorrent. 

/

Tapas 24, Bonanova, Bar Alegría, El Puestu, son tantas las ensaladillas rusas que merecen la pena en Barcelona que he optado por una variación distinta, original, alucinante. Nos vamos al restaurante de tapas y platillos con poso italiano Contracorrent, allí nos espera una ensaladilla de culto que ya es icono de la casa y tiene un giro catalán loquísimo. Una ensaladilla de pollo a l’ast. Has leído bien. El pollo asado, bien acompañado por las verduras de turno, se convierte en la estrella de la función. La mayonesa sabe a pollo a l’ast. Hay jugos, grasas, trozos e incluso chicharrones de piel de pollo. Y un chimichurri del chef como guinda. Una de esas ensaladillas que cambian vidas. Ribes, 35. contracorrentbar.com


Torrezno 

Speed soriano

Torreznos de El Viti Taberna.

/

¿Hecho caldo? Las barritas energéticas sorianas te devolverán el vigor perdido. Mis favoritas están en El Viti Taberna y si las pusieran en el depósito de un cohete llegaríamos a Marte en media hora. Hablamos de un señor torrezno venido de Soria de una calidad suprema, recién frito, a punto de tocar la perfección con la punta de las pezuñas. Corteza crujiente y explosiva. Interior jugoso, preñado de sabor porcino. Grasita, costra y aceite a tope. Son tan adictivos que compartirlos duele como una puñalada en el colesterol. Paseo de Sant Joan, 62. www.elviti.com


Bravas 

Gloria picante

Imposible determinar cuáles son las mejores bravas de Barcelona. ¿Senyor Vermut? ¿La Porca? ¿Bar Omar? Sí a todo. No obstante, me la juego con una opción no tan conocida que me vuelve majara. Las bravas de Sant Antoni Gloriós, el mismo lugar que rescató las celebérrimas bravas del extinto Bohèmic y que ha dado otra vuelta de tuerca a la receta apostando por patata agria y una nueva salsa roja ¡sin carne! demencialmente buena. Todo está bien: la fritura de la patata (crujiente por fuera, tierna por dentro), la gradación del picante, la brutal salsa encarnada y el pellizco de alioli. Pedirás un barra de medio para rebañar el charco de jugos. Manso, 42. Instagram: @sant_antoni_glorios


Conservas y chips 

Entre bolsas y latas

Indispensable en Morro Fi: chips con sorpresa.

/

No te calientes la sesera. Si quieres conservas de calidad a precios justos y con un extra de creatividad, en el Morro Fi sabrán cuidarte con sus productos vermuteros de marca propia, una de les escuderías más fiables para los amantes de las conservas y las chips. Y junto ambos mundos porque en Morro Fi te ponen un bol con sus gruesas chips como base, le añaden conservas de traca, aceitunas y lo que caiga. Y para colmo rocían el invento con una buena dosis de salsa de aperitivo. Comerse un mejillón en escabeche usando una chip de tenedor no tiene precio. ¿Ideas para bajar el bolo alimenticio? El vermut de la casa, que se te tiene que decir todo. Consell de Cent, 171. Saragossa, 66. L’Illa Diagonal. Bonanova, 105. morrofi.cat


Chucho a la plancha 

Postre perfecto

Noticias relacionadas

En el Bar Yeti, hermanito canalla del restaurante Bonanova, llueven tapas bien hechas, reconocibles, las de toda la vida con un twist de calidad incontestable que se traduce en excelentes bravas clásicas, una magnífica rusa con boquerones o un librito celestial. Pero nos centraremos en su postre estrella, la mejor forma de coronar un 'tour' de tapeo como este. El artefacto es un delicioso chucho pasado por la plancha, calentito, empapado en su propio sudor y con una montañita de nata para despistar. Único en su especie. Pedirás dos. Plaza Bonanova 6. Instagram: @albondigable