TRIBUTO AL ABUELO GOURMET Y RESTAURADOR

Bocafí d'en Noguera: un restaurante para morros finos

Este restaurante de aire familiar, situado en Diagonal Mar, elabora una buena cocina de mercado y platos con pescados de lonja

Ferran Imedio

La sala de Bocafí d’en Noguera tiene fotos y recuerdos del abuelo Jordi Noguera.

La sala de Bocafí d’en Noguera tiene fotos y recuerdos del abuelo Jordi Noguera. / FECSMedia

No hay mejor homenaje a un abuelo gurmet, cocinero y restaurador que abrir un restaurante en su honor. Y no solo poniéndole su apellido, sino sirviendo platos del gusto del venerable anciano. Porque el octogenario Jordi Noguera, fundador con su mujer, Nuri Cafafell, del grupo Ca La Nuri, tiene, además de un paladar muy exigente, una descendencia que le adora y que se sentía en deuda con él. De ahí que el nuevo establecimiento del paseo de Garcia Fària, 69, en Diagonal Mar, se llame Bocafí d’en Noguera. ‘Bocafí’, en catalán, se define como “aquel que tiene un gusto refinado en el comer y el beber”.

Bocafí d'en Noguera

Paseo de Garcia Fària, 69
Teléfono: 93.143.08.60
Precio medio (sin vino): 50 €

Eso se traduce en una carta con producto fresco (destaca el pescado de las lonjas de Arenys de Mar y de Tarragona) que cambia cada semana y que se completa con tantas o más sugerencias diarias, según lo que haya en el mercado. Y en un espacio con objetos personales de la pareja, desde la vajilla hasta los cuadros y los recuerdos (el menú de su boda, celebrada en 1959; fotos de cuando cocinaban arroz en su Sant Fruitós de Bages natal; ¡incluso una carta de amor!). Para rematar el aire familiar del proyecto, uno de sus nietos, David Noguera, está en los fogones junto con Guillem Céspedes, exsegundo de cocina del vecino Els Pescadors.

Arroz 'socarrat' al azafrán con tirabeque y gamba.

Bocafí d’en Noguera es el más ambicioso de los restaurantes de la familia (Platja Ca la Nuri, Terra Ca la Nuri, Xiroi y en breve, Arrozal, en la Zona Franca). Los platos están poco elaborados porque el producto es excelso. El pescado, por ejemplo, nunca es congelado ni de piscifactoría; lo tienen en la vitrina de la entrada a la vista de comensales y transeúntes de esta avenida frente al mar. De día, la luz que baña el local es impagable.

Aquí preparan pequeños caprichos como los panellets de ‘foie mi-cuit’ de pato con trufa y estragón (un caramelo) y recetas tradicionales que nunca fallan, como la cazuelita de rape con gamba o cigala, el ‘castanyó (sepia) a la bruta’ y el arroz ‘socarrat’ al azafrán con tirabeque y gamba hecho en una cazuela. Sin duda, Noguera es un ‘bocafí’. 

Temas: Restaurantes