Acústicos íntimos

La moda del verano: vete a un concierto secreto en Barcelona

En estos ciclos compras las entradas entonando la canción de Raphael: “¿Qué pasará? ¿Qué misterio habrá?”. No te dicen artista ni ubicación hasta unos días antes del concierto

Concierto íntimo del ciclo Nómade entre las películas de Video Instan.

Concierto íntimo del ciclo Nómade entre las películas de Video Instan. / Nómade

Te rodean decenas de estanterías repletas de carátulas de películas y series. Un abanico de colores y letras que hace de máquina del tiempo y te transporta en el tiempo a una especie de biblioteca de Alejandría hollywoodiense. “Contamos con hasta 46.000 películas en nuestro catálogo”, asegura Aurora Depares, propietaria de Video Instan (Viladomat, 239), este local, que, aunque mucho más contemporáneo que Alejandría, sigue siendo una reliquia del pasado: es uno de los últimos videoclubs que quedan en activo en Barcelona.

Pero, a pesar de la multitud de películas al alcance, hoy no se va a proyectar nada. Colocadas entre el meollo de estanterías y filmes, dos cantantes emergentes equipados solamente con una guitarra y su voz, sin mucho más ‘atrezzo’, son los protagonistas. En la noche de hoy, Video Instan presta sus instalaciones a Nómade, dedicado a conciertos íntimos y secretos de los que solo pueden disfrutar unas pocas decenas de personas por sesión.

En este ciclo compras las entradas entonando la canción de Raphael: “¿Qué pasará? ¿Qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche”. El ‘line-up’ y la ubicación son secretos. Hasta la semana antes no sabes el cantante, y hasta el día del concierto no te pasan el lugar. Al fin y al cabo, ya lo advierte el nombre, es un ciclo nómada.

El catálogo de sedes misteriosas donde tocan es muy amplio, “hemos estado en galerías de arte, ‘coworking’, casas privadas, tiendas, áticos…”. Hoy, ha sido el turno de un videoclub. Sí, cualquier lugar de Barcelona es bueno para albergar una sesión de estos conciertos itinerantes si aseguran privacidad, intimidad y, sobre todo, silencio.

“Queremos que sea una experiencia íntima, dedicada solo a la música”, explica Jerónimo, coordinador de Nómade Barcelona. “Cuando vas a conciertos en bares o salas grandes, acabas hablando, teniendo conversaciones paralelas, y la música es algo secundario”. Aquí no: “los artistas y la audiencia, que se sienta en el suelo, frente al cantante, están muy cerca”, asegura. Es una experiencia inmersiva, el espacio es tan íntimo que “la única protagonista es la música”.

Es el ambiente que se respira hoy en Video Instan. Los dos cantantes ocupando las dos únicas sillas del local y, frente a ellos, varias decenas de personas sentadas al raso, como niños escuchando un cuentacuentos. Y, además, igual de atentos y embobados. Por supuesto, todos en silencio. El único sonido que hoy hace de protagonista es la música, “que es en acústico, siempre”, matiza Jerónimo.

Acústicos virales

Este tipo de formatos, sin demasiado ‘atrezzo’, están de moda. Lo demuestran cantantes como Miley Cyrus, cuyas ‘covers’ en los ciclos ‘Unplugged’ o ‘Backyard Sessions’, en los que solo usa su voz y una guitarra para reinterpretar clásicos, han conseguido cientos de millones de visitas. De hecho, tuvieron tanto éxito que hace un par de meses acabó recogiéndolas en un álbum de versiones. Lo mismo sucede en el panorama nacional, o que se lo digan a C. Tangana, cuyo concierto ‘tiny desk’ lo petó: solo guitarra, palmas, un teclado y las voces fueron suficientes para conseguir 34 millones de visualizaciones en este ‘show’ de quince minutos.

Acaba la música, y los asistentes se despiden de Video Instan. La siguiente fecha de Nómade será en unas semanas, a principios de agosto. En su Instagram, a modo de agenda, van actualizando siempre sobre las próximas sesiones. Pero, si no puedes esperar, Nómade, que empezó hace más de un lustro en Buenos Aires y aterrizó hace un año en Barcelona, no es el único formato de pequeños conciertos secretos e íntimos de la ciudad.

Noticias relacionadas

Por ejemplo, el próximo jueves, día 28, hay otro concierto de pequeño formato. Este, del ciclo Secreto a voces, organizado por San Miguel, dedicado a ‘shows’ exclusivos para treinta personas en cuyo cartel conviven tanto cantantes del nivel del Niño de Elche o Mala Rodríguez como conciertos con ubicación y artistas secretos. Está claro que ahora se lleva que nos sorprendan.