EL SEMÁFORO DE EL MUNDO TODAY

"Por fin ha abierto mi gimnasio para poder no ir"

La actualidad del mañana de Barcelona

El Mundo Today

"Por fin ha abierto mi gimnasio para poder no ir"

Ferran Nadeu

Ikea Badalona

Estuve horas y horas dando vueltas en el Ikea sin siquiera sospechar que estaba cerrado. Me llamaba la atención que, en lugar de muebles, hubiera coches aparcados y que todo el suelo fuera de asfalto, pero como iba discutiendo con mi pareja no me pude fijar mucho. Lo peor de todo es que, cuando me di cuenta de que estaba cerrado, ya tenía el carro lleno y tuve que tirar todo lo que iba a comprar.

Mi silla de escritorio

Es la silla más cómoda en la que me he sentado jamás, no cruje, es flexible, las ruedas giran de maravilla, todo es perfecto en ella, el único problema es que huele a Antonio Resines. Al comprarla en un portal de segunda mano me avisaron de que olía a Antonio Resines, pero nunca imaginé que pudiera oler tanto a Antonio Resines. La experiencia de oler a Antonio Resines es demasiado intensa.

Gimnasio Fitness Healthy Exercise

Después de meses de espera, por fin ha abierto mi gimnasio. Gracias a eso, ahora ya puedo elegir libremente no ir en lugar de tener que fingir que no voy porque está cerrado. También agradezco la reapertura porque ahora puedo seguir pagando por el placer de no estar sudando en el gimnasio. Quedarme en casa comiendo patatillas y viendo la tele gratis se me hacía duro y me hacía sentir bastante mal.


La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Te puede interesar

Rubén

Todos los días a la hora de la siesta alguien me llama por teléfono y después, sin decir nada, me cuelga. Yo sé que se trata de Rubén, por mucho que su gente lo defienda alegando que lleva dos semanas en coma inducido. Me parece ya lo último que una persona finja estar en coma para arruinar la siesta de alguien impunemente. Sinceramente, las cotas de maldad de Rubén empiezan a asustarme hasta a mí.

Temas

Humor