plan seriéfilo

La fiebre de 'The crown': haz una ruta 'british' por Barcelona

No se veía tal avalancha de banderas de Reino Unido desde que ganaron en Eurovisión. Esta vez, por la llegada de Lady Di a 'The crown'. Prepárate para el maratón televisivo en esta ruta inglesa

Abel Cobos

’Fish and chips’ para llevar, el plato estrella de Fish & Chips (valga la redundancia) durante la Barcelona de las restricciones. 

’Fish and chips’ para llevar, el plato estrella de Fish & Chips (valga la redundancia) durante la Barcelona de las restricciones.  / Instagram

A pesar de lo largo que se nos ha hecho el 'brexit', todavía hay ganas de dramas británicos. O eso parece, viendo la expectación que está despertando 'The crown'. Este domingo, Netflix estrena su cuarta temporada, la más esperada: por fin aparecerán dos personajes clave de la historia de Reino Unido, la primera ministra Margaret Thatcher y la icónica Lady Di. La fiebre británica se ha apoderado de todos nosotros, así que, para celebrar este hito de la televisión europea, equípate con tus banderitas de la 'Union Jack' como si estuvieras en un bar de Londres durante Eurovisión y monta un maratón de visionado. Para preparar la velada, paséate por la ruta inglesa de Barcelona: desde 'fish and chips' hasta 'merchandising' de Diana de Gales, imprescindibles para acabar gritando “god save the queen”.

Para empezar, los aperitivos del evento. La gastronomía mediterránea no tiene nada que envidiar a la inglesa, todo hay que decirlo, pero aun así, hay delicatessen británicas que no pueden faltar en el estreno de 'The Crown'. Por ejemplo, en Pudding (Pau Claris, 90), donde, entre toda su oferta de pastelería, se esconden los típicos pasteles de carne anglosajones. O el Fish & Chips (con diversos locales por toda Barcelona), que no hace falta decir qué venden. Y postre, o, más bien, a media tarde, los dulces de Miss Perkins Tearoom (Rambla del Brasil, 24), un local dedicado al arte del té inglés de las cinco en punto. Por supuesto, con 'take away'.

Si eres más de cocinar en casa, tienes la opción de comprar en los supermercados británicos, esos en los que encontrarás los productos que llenan las listas de la compra del país, como las Walkers (las Lay’s inglesas, que tienen otro repertorio de sabores, como de crema agria), la salsa Worcestershire o unos haggis enlatados, ese plato típico escocés que consiste en asaduras de cordero con cebolla, harina y especias, embutidas dentro del estómago hervido del animal. Si con esto no te haces vegetariano, ni PETA lo logrará. Tienes dos tiendas para escoger, A taste of home (Roger de Llúria, 53) o British Corner Shop (solo online).

Y la etiqueta del evento, ropa 'made in Britain', por supuesto. UK Look (Ample, 27) es un local dedicado a la moda de las islas, con marcas autóctonas como Dr. MartensFred Perry o MadCap, entre otras. Una vez decidido el outfit, pásate por MuyBritish (Calaf, 31), una especie de Muji a lo británico, con todo tipo de objetos para el hogar y el día a día, pero de inspiración inglesa.

Por supuesto, en el maratón de 'The Crown' no puede faltar merchandising de su protagonista más esperada, Diana de Gales. En FNAC encontrarás el 'Funko POP!' de la princesa (esos típicos muñecos cabezones de coleccionista). Pero si eres un fan 'hardcore' y con eso no te basta, puedes conseguir su cara estampada en literalmente cualquier cosa. Camisetas, tazas, cuadros, cojines o fundas de móviles. Incluso en mascarillas: nada mejor para parar al coronavirus que alguien de la familia real. Lo encontrarás en RedBubble, una plataforma donde artistas independientes pueden comercializar sus diseños.

Una vez en casa, antes de darle al 'play' en Netflix, recuerda ponerlo en versión original. Sus acentos ingleses tan marcados harán que la experiencia sea mucho más auténtica. Pero si después de un capítulo te das cuenta de que tienes el inglés más oxidado que Ana Botella, ponle remedio. Por ejemplo, con los 'speed dating' para hacer amigos por todo el globo del grupo de MeetUp Barcelona Global English Chat. Son tres rondas de charlas de 30 minutos por Zoom con desconocidos. Seguro que sales con un nuevo amigo con quien tomar una “relaxing cup of café con leche”, aunque sea frente a la cámara.