CIUDAD ON

Cuando llueve dentro del cine

Es la primera sala 4DX de Catalunya. En los Cines Filmax Gran Via, las películas se viven como en un parque de atracciones. Se imponen las experiencias inmersivas en las butacas, más allá de congelarse a lo 'Frozen' con el aire acondicionado

Ana Sánchez

Sesión de ‘Alita: ángel de combate’ en 4DX en los Cines Filmax Gran Via. Aquí es una película movida dentro y fuera de la pantalla.  

Sesión de ‘Alita: ángel de combate’ en 4DX en los Cines Filmax Gran Via. Aquí es una película movida dentro y fuera de la pantalla.   / FERRAN NADEU

Se apagan las luces y aparece el nuevo universo apocalíptico de James Cameron. Año 2563: lo que queda es una ciudad distópica con cyborgs que pondrían los pelos de punta a Terminator. Y ahí en medio estás tú, con tus gafas 3D, agarrando el bol de palomitas como si fuera una madera flotante del Titanic. Estás más en tensión que en una tertulia con Inda. En este cine hay que mantener la guardia como si estuvieras dentro de la película.

Alita, la guerrera protagonista, se pone unos patines y de golpe tu butaca empieza a balancearse como si te fueras pitando detrás. Alita se lía a patadas con un robot y tú te pones a girar con ella en cada salto. Decir que aquí vibras con cada pelea sería demasiado literal. Vibras, tiemblas, notas golpes en la espalda. Podrás decir que es una película movida por propia experiencia. Te mueves más que Pocholo. La película se vive con intensidad de parque de atracciones. De hecho, solo te dejan entrar con bebidas embotelladas.

Ahora salta un cyborg por los aires y notas un latigazo en las piernas como si te alcanzaran los restos. ¿Pero qué…? Empieza a llover en la peli y comienzan a caerte gotitas de agua en la cabeza. Sientes golpes de viento, te llegan olores peliculeros, incluso la niebla traspasa la pantalla. Así que te entran sudores fríos cuando se acerca un malo con un soplete. Sí, también sientes calor en el cogote.

Cines Filmax Gran Via (centro comercial Gran Via 2). Aquí tienen la primera sala 4DX de Catalunya, la primera de España con efecto calor. En total, 21 efectos sincronizados con lo que pasa en pantalla: incluso si hay temporales con rayos.

Cine inmersivo

Hace tiempo que el 3D se quedó corto. Hasta el cine en 4 dimensiones del Gaudí Experiència y el Dididado. Ahora se buscan sesiones cada vez más envolventes, más allá de congelarse a lo Frozen con el aire acondicionado en verano. 

«Tú siempre estarás en primera fila», garantiza la compañía Spectacular! en su web. Hace años que organiza eventos de cine inmersivo. Esto es: más de cuatro horas de «intenso espectáculo» con un elenco de 30 personas –resumen– «para hacerte sentir que estás dentro de la película». Ya está abierto el registro para ir a Marte con su Desafío total desde una localización secreta de Madrid. 

Vodafone Yu también saca puntualmente películas de la pantalla por toda España. En Barcelona, llevaron a 200 personas vestidas de boda al mismo lugar donde se rodó [REC] 3: Génesis y soltaron a algún zombi de carne y hueso.    

LO+

Te metes en la película con todos los sentidos.

LO-

Agarrarás el bol de palomitas como si fuera una madera flotante del Titanic.

 Ya hay cine con macrokaraoke (Sing-Along, próximamente en Aribau Multicines) y con orquesta en directo (el quinto espectáculo de Reel Solutions será Un americano en París a finales de año). Los cines Yelmo de Madrid han abierto salas de lujo con mesitas auxiliares y botón de llamada a un camarero.

Y aún está por llegar el cine de Realidad Virtual: te pones unas gafas sobre una silla giratoria y ves una peli desde dentro. Amparo Valdivia, del centro Vive Virtual, adelantó hace un mes que espera implantar uno en breve. Ya hay microexperiencias para hacerse una idea en los arcades VR de Barcelona: se puede pedir una marina, por ejemplo, en la que te pasa rozando una ballena.

Llamaradas acaloradas

La sala 4DX de Barcelona se estrenó en noviembre pasado con visita de Bayona incluida. «La gran novedad es que se hace con películas de la cartelera», apunta Jaime Tarrazón, consejero delegado de los cines. Esta semana combinarán en 4DX la taquillera guerrera cyborg –Alita: ángel de combate– con el estreno de este viernes: Cómo entrenar a tu dragón 3, se espera que con llamaradas acaloradas. Las entradas cuestan 14,90 € (12,90 con programa de fidelización). 

«Espectacular», van resoplando los espectadores al salir del cine 4DX. «Dentro de un tiempo –vaticina uno–, si no vas a ver una película de este estilo se te quedará corto». Y no solo en el cine. «Un cliente –añade una pareja del público– nos ha pedido que lo incorporemos en una exposición». 

Temas Ciudad on