en familia

'Jo vaig amb mi', historia de amor por uno mismo

Paco Mir lleva al teatro la adaptación de una fábula sobre la autoestima escrita e ilustrada por Raquel Díaz Reguera que es un libro superventas

Eva Melús

Los actores de ’Jo vaig amb mi’.

Los actores de ’Jo vaig amb mi’.

Sol no lo sabe pero es fantástica. Sus amigos le sugieren que tal vez no debería ser tan... ella. Así, Martín, el chico que tanto le gusta, se enteraría de que ella existe. Sería un buen arranque para la típica historia chica-busca-chico. Pero 'Jo vaig amb mi' es una historia de amor... con uno mismo, la adaptación de Paco Mir (Tricicle) al teatro del superventas homónimo escrito e ilustrado por Raquel Díaz Reguera. «Me mire quien me mire, vaya donde vaya, yo siempre voy conmigo», sentencia la protagonista, que desde el domingo, 26, se instala en el Poliorama hasta el 15 de marzo. 

Jo vaig amb mi

Teatre Poliorama (Rambla dels Estudis, 115)
Horaris: Domingos a les 12.00 horas, del 26 de enero al 15 de marzo
Precio: de 7 a 13 €

Díaz Reguero puso cara y voz a una Sol con gafas, pecas, coletas y alas para volar igual que la nidada de pájaros de colores que viven en su cabeza. 'Yo voy conmigo' (Thule) ha sido reeditado diez veces en castellano y cuatro en catalán. Su invitación a quererse y no renunciar a aquello que nos hace únicos ha conquistado incluso al público adulto. 

La obra de teatro, recomendada en principio para un público de 6 a 12 años que coquetea con las dudas de la preadolescencia, respira el mismo espíritu. Mir adapta y dirige por segunda vez un relato de Díaz Reguera. La primera fue en el 2017, con 'Hi ha res més avorrit que ser una princesa rosa?', donde la pequeña Carlota mostraba su hartazgo ante la idea de besar sapos para convertirlos en príncipes y expresaba sus deseos de elegir su propio destino. 

Tres actores, ocho personajes

Tres actores de la compañía Bratislava interpretan los ocho personajes de Jo vaig amb mi. Anna Arena y Meritxell Termes, princesas en el primer tándem de Mir y Díaz Reguera, forman trío con Albert Ruiz. Tienen una gran experiencia en musicales. Esta obra no lo es, pero las canciones que Sol supuestamente improvisa con su ukelele tienen un peso importante. Mir ha recurrido a Jofre Bardagí, con quien trabajó en 'La plaça del Diamant', para recrear el espacio sonoro. 

La trama transcurre en el patio del colegio y la casa de la protagonista. Son -no es casual- dos frentes antagónicos donde acostumbra a tomar forma la autoestima. Para hacerlos reales, Mir ha confiado en Paula Bosch, la misma escenógrafa de 'Hi ha res més avorrit que ser una princesa rosa?'. 

Temas En familia