Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

moda

Ropa sin género: ni Víctor ni Victoria

Marcas de ropa como H&M, Maison Margiela y MCM crean líneas o colecciones 'genderless'

Núria Marrón

La cantante Billie Eilish, en una de las imágenes de la campaña de MCM.

La cantante Billie Eilish, en una de las imágenes de la campaña de MCM.

La edición norteamericana del 'Vogue' provocó tiempo atrás una de esos episodios que empiezan con suspiros y ojos en blanco y acaban con comunicado de disculpas cuando se le ocurrió acomodar en su portada a la modelo Gigi Hadid y a su entonces novio, Zayn Malik, diciendo chaladuras como que ellos tambien abrazaban la fluidez de género -ese desafío al andamiaje de normas que tradicionalmente han dividido lo masculino de lo femenino- porque ¿sabes? entre las cosas sin duda maravillosas que se intercambiaban también figuraba la ropa. 

Ay. Al escritor Jacob Tobia le faltó tiempo para lanzar una llamarada recordando que -a diferencia de aquella sesión en la que lo más rupturista era que ella llevaba chándal y él, un traje estampado con plumas de pavo real- la experiencia de quienes transgreden las normas de género "rara vez es tan divertida y glamurosa". Y por desgracia llevaba razón: las estadísticas recuerdan con tozudería que, por ejemplo, más de la mitad de los menores LGTBI sufren acoso escolar.

Hastío frente a estigmas milenarios

Aun así, está claro que hay un cambio cultural en marcha que también está cortocircuitando desde abajo la indumentaria. Un estudio reciente de la Universidad de California apuntaba a que casi el 30% de adolescentes entre 12 y 17 años no se sienten dentro de los parámetros de lo que toca en cuanto a sexualidad e identidades. Y es precisamente este hastío frente a estigmas milenarios -la androginia, por ejemplo, tiene una documentada historia en el inframundo de lo respetable- uno de los pálpitos que laten con fuerza en la calle y la pasarela, que sin duda ha mordido este hueso y de momento no piensa soltarlo.

La colección de este otoño de Maison Margiela es un tratado de moda ‘sin género’

Ahí están, por ejemplo, las líneas de H&M o las colecciones de Maison Margiela y de MCM, que ha colocado en lo alto de su paso a la cantante Billie Eilish, superfenómeno generacional que luce chándals peludos y suele decir que a ella los mandatos de género -que modelan desde cómo vestimos hasta lo que deseamos- le suenan a 'ancien régime'.

Aun así, habrá que ver qué recorrido tiene el proclamado 'genderless' sobre todo en la indumentaria masculina, donde, a pesar de la enmienda general que en su día lanzaron David Bowie o Boy George, todo lo que suena a femenino es aún tabú por aquella idea tan tóxica y extendida por la que ser hombre significa básicamente a) no ser gay y b) no ser mujer. 

Temas: Moda