La caja de resonancia

El Último de la Fila no vuelve: se divierte

A veces, la ansiedad por dar noticias grandiosas nos pierde: no, el grupo de Manolo García y Quimi Portet no planea regresar a la carretera, ni entregar canciones nuevas. Pero ‘Desbarajuste piramidal’, disco en el que regraba 24 clásicos, sugiere que la vieja química permanece

El Último de la Fila regraban sus éxitos en 'Desbarajuste piramidal'

“Manolo García y Quimi Portet, en las sesiones de grabación de su nuevo álbum, ‘Desbarajuste piramidal’”.

“Manolo García y Quimi Portet, en las sesiones de grabación de su nuevo álbum, ‘Desbarajuste piramidal’”. / Xavier Baliellas

Jordi Bianciotto

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Titulares exagerados o, cuando menos, equívocos, los de estos días: “Vuelve El Último de la Fila”. Bien, diccionario en mano, no se puede afirmar que la frase sea falsa: Manolo García y Quimi Portet publicarán el 1 de diciembre un disco, ‘Desbarajuste piramidal’ (doble CD, triple LP) bajo esa marca artística, y se trata de una grabación nueva, en la que recrean 24 canciones de su catálogo. Pero cuando decimos que un grupo “vuelve”, ya nos imaginamos una gira, pabellones o estadios llenos, quizá composiciones nuevas.

No es el caso. Podemos confirmar que no hay ‘tour’ ni mayor actividad planeada para El Último de la Fila. Manolo García acaba de empezar su propia gira, desquitándose de las suspensiones de un año atrás por causa médica, en un itinerario que le mantendrá ocupado en 2024 y que incluirá la reprogramación del concierto en el Palau Sant Jordi que iba a celebrarse el pasado invierno. Y Quimi Portet sigue con lo suyo, tal vez pensando en dar relevo a su último disco, ‘Festa major d’hivern’, que ya tiene cinco años.

A la prensa, a veces nos pierde la ansiedad por dar noticias grandiosas: deseamos desesperadamente que nos quieran (y que nos cliquen). Pero este reencuentro, aunque no sea lo que parece, es igualmente remarcable y se alinea con otros episodios reveladores de que sigue flotando la química entre ambas partes: el más sonado fue el fugaz ‘remake’ de Los Rápidos/Los Burros en 2016.

¿Por qué se han arremangado Manolo y Quimi para regrabar ahora ‘Lejos de las leyes de los hombres’ (elegida como ‘single’), ‘Insurrección’ o ‘El loco de la calle’? Porque les ha apetecido y porque nadie les obligaba a hacerlo. Se han encargado de tocar todos los instrumentos y, al parecer, se han divertido como niños grandes. Para los más perspicaces, no se advierten aquí señales de hacer “un Taylor Swift”, es decir, regrabar para refrescar derechos fonográficos. Las nuevas tomas no calcan las originales, sino que son adaptaciones distintas, con otros arreglos y dinámicas sonoras.

El Último de la Fila fue ese grupo que se disolvió sigilosamente, sin anunciar una última gira para reventar las taquillas, y que se ha negado a ceder sus canciones para fines publicitarios. Una banda que nunca quiso actuar en el Sant Jordi, aunque Manolo García sí se avino a hacerlo en solitario muchos años después. ¿Volverá algún día la pareja a juntarse para dar guerra en un escenario? Parece muy improbable, pero una de las prerrogativas legítimas de la condición humana es cambiar de opinión.