Crónica

Cuatro minutos de aplausos: el Orfeó Català hace historia en Berlín junto a la Filarmónica de Petrenko

Acontecimiento literario: un inédito de García Márquez cerrará su obra en el décimo aniversario de su muerte

Carreteras, ríos y corazones hambrientos. ¿Cuáles son las 10 mejores canciones de Springsteen?

Descubren la primera novela de Manuel Vázquez Montalbán

Concierto en Berlín del Orfeó Català

VÍDEO: digitalconcerthall.com

Marta Cervera

Marta Cervera

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Cuatro minutos de cálidos aplausos despidieron al Orfeó Català en el primero de los dos conciertos en Philarmonie, dentro de la temporada de la Filarmónica de Berlín, una orquesta top, un referente de la clásica que dirige el exigente maestro ruso Kirill Petrenko. Las 92 voces del coro catalán brillaron interpretando la 'Misa de la coronación' de Mozart, ante casi 2.400 personas. La formación amateur con vocación profesional cantó sin partitura, de memoria, muy segura y atenta a la más mínima indicación del magnífico Petrenko. El titular de la formación que ofreció una lectura más operística que espiritual con cambios de dinámica y contrastes para buscar intensidad y bellas texturas.

El coro catalán, en un concierto histórico con la Filarmónica de Berlín.

El coro catalán, en un concierto histórico con la Filarmónica de Berlín. / Stephan Rabold

Otra obra de Mozart, el motete 'Exultate, jubilate' Mozart abrió la velada con la soprano Louise Alder. A ella se unieron la contralto Wiebke Lehmkuhl, el bajo barítonoto Kresimir Strazanac y al tenor Linard Vrielink, que sustituyó a Mauro Peter en la interpretación de la 'Misa' que bordaron. Petrenko atacó algunos pasajes con un tempo acelerado que dinamizó una obra que contiene pasajes que evocan por momentos óperas como 'Las bodas de Fígaro'.

En la segunda parte una 'Sinfonía número 4 en re menor', de Robert Schumann, retó a la orquesta con un tempo rapidísmo que extrajo lo máximo de los músicos. El resultado fue una vibrante y magnífica versión que el público agradeció con un caluroso aplauso. Fue impresionante.

"Haber estado varios días ensayando y dedicándose solo a la música con Petrenko les ha permitido estar a tope"

— Pablo Larraz, director del Orfeó Català

El británico Simon Halsey, que ha liderado la transformación y proyección internacional del Orfeó Català en los últimos años y Pablo Larraz, actual director de la formación coral, no podían disimular su felicidad al final del concierto ante los aplausos recibidos. También algunos miembros del coro catalán estaban desbordados por la emoción. La experiencia les había transformado. Cantar Mozart ante el público berlinés con una de las mejores orquestas del mundo deja huella.

"Pocas veces les he visto así. Haber estado varios días en Berlín ensayando y dedicándose solo a la música con Petrenko les ha permitido estar a tope", confesó Larraz a El Periódico. No es habitual que un coro amateur se una a la Filarmónica de Berlín que generalmente acude a coros profesionales como el de la Radio de Berlín.

El Orfeó Català ha hecho historia con este concierto. No hay que olvidar que está integrado por personas que, más allá de su trabajo habitual, acude puntualmente cada martes y jueves por la noche, después de su jornada laboral, a ensayar en el Palau de la Música Catalana, sede de la formación. Cantan por amor al arte, por el placer de cantar y llevaban mucho tiempo preparando este concierto previsto para 2021 que la pandemia obligó a posponer.

El Orfeó Català ya había actuado en 2013 con la Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Simon Rattle en un concierto en el Palau de la Música pero nunca había tenido la oportunidad de trabajar tan intensamente con ella para preparar una gira de cuatro conciertos con dos programas diferentes.

Berlín-Barcelona-Madrid

Además de los dos conciertos en Berlín ofrecerán dos conciertos más en España. El primero será este lunes 1 de mayo en la Sagrada Familia donde interpretarán un programa que incluye también el 'Ave Verum' de Mozart y 'Gebet für die Ukraine' (Plegaria per Ucrania), una breve y emotiva obra 'a capella' del compositor ucranianio Valentin Silvestrov (1937).

El martes la orquesta alemana actuará sin el Orfeó Català en el Palau, dentro del ciclo Palau 100 en el que será la primera visita de Petrenko con la formación que capitanea desde el 2019-2020, con la 'Sinfonía núm 25' de Mozart y la 'Cuarta' de Schumann. Y el miércoles el Orfeó Català volverá a actuar con ellos en el Auditorio Nacional de Madrid. Las entradas están agotadas.

"A partir de ahora podemos igualar esta gesta pero no subir más alto"

— Joan Oller, director de la Fundació Orfeó-Palau

Si Lluís Millet y Amadeu Vives, impulsores de la asociación coral fundada en 1891, levantaran la cabeza estarían orgullosos. Y no solo por su acogida en Berlín en su primer concierto con Petrenko sino por la proyección internacional de la formación en los últimos años.

"A partir de ahora podemos igualar esta gesta pero no subir más alto", ha indicado Joan Oller, director de la Fundació Orfeó-Palau. En los últimos años el Orfeó Català ha trabajado con totems de la clásica con maestros como Daniel Barenboim, Gustavo Dudamel y Daniele Gatti.

En los últimos años el coro ha debutado en la Konzerthaus de Viena y en la Sala Gulbenkian de Lisboa. Ha actuado Londres en tres ocasiones, una de ellas en el Royal Festival Hall y dos en el Royal Albert Hall en los Proms. En 2018 protagonizó una gira por China. Su última salida antes de venir a Berlín fue hace un año para actuar con la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo, bajo la dirección de Gustavo Gimeno en el Théâtre des Champs Elysées de París y en la Philharmonie de Luxemburgo con la 'Messa di Gloria' de Puccini.