Cine

'AIR': Ben Affleck & Matt Damon, una estrecha amistad

Los dos actores se reencuentran en ‘AIR’, primera producción de la compañía que han creado juntos. En 1997 ganaron el Oscar al mejor guion por ‘El indomable Will Hunting’.

Crítica de 'AIR': cuando Nike 'creó' a Michael Jordan

Affleck Damon

Affleck Damon / REUTER -OSC88:OSCARS:LOS ANGELES,CALIFORNIA,23MAR98 - Ben Affleck (L) and Matt Damon celebrate with their Oscars after winning best screenplay written directly for the screen for their movie "Good Will Hunting", March 23 at the 70th Annual Academy Awards. The movie also won for best actor in a supporting role when Robin Williams won. mb/DIGITAL-DCS520/ Photo by Blake Sell

Quim Casas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En una lejana y olvidada producción independiente estadounidense de 1981, ‘The dark end of the street’, hizo su debut, con apenas nueve años, un niño llamado Ben Affleck. Matt Damon tenía entonces 11 años y no debutaría en el cine hasta 1988, con un pequeño papel en la comedia generacional ‘Mystic pizza’. Hasta 1997, cada uno siguió su trayectoria aprendiendo el oficio. Ninguna película destacable de Affleck –papeles poco relevantes en ‘Buffy, la cazavampiros’ y ‘Movida del 76’– hasta que conoce a Kevin Smith y protagoniza ‘Mallrats’ y ‘Persiguiendo a Amy’, y aún menos títulos recordados de Damon con la excepción de ‘Legitima defensa’, la adaptación de una novela de John Grisham realizada por Francis Ford Coppola en 1997.

Pero entre ambos empezaba a gestarse algo. Habían coincidido en el reparto de ‘Private school’, filme de 1992 protagonizado por el hoy oscarizado Brendan Fraser y centrado en el antisemitismo en una escuela privada de 1950. Repitieron en la citada ‘Persiguiendo a Amy’. Y escribieron y protagonizaron juntos ‘El indomable Will Hunting’ (1997), película entre ‘indie’ y ‘mainstream’ que les reportó el Oscar al mejor guion y el Oso de Plata a la mejor interpretación en Berlín para Damon. Dos jóvenes que no llegaban a los 30 años parecía que iban a comerse Hollywood y, por extensión, el mundo.

¿Qué ha ocurrido en estas dos décadas y media, las que separan el éxito de ‘El indomable Will Hunting’ del reencuentro de Affleck y Damon como productores e intérpretes de ‘AIR’, que es también el quinto largometraje de Affleck como director? La comparativa arrojaría luces en el caso de Damon y sombras en el de Affleck, especialmente a nivel personal.

¿Qué sabemos de la vida privada de Damon? Muy poco. Está casado con la argentina Luciana Barroso desde 2005 y son padres de tres hijos. ¿Y de Affleck? Ha entrado y salido de varios centros de rehabilitación, se divorció de Jennifer Garner –tiene tres hijos con ella–, vivió un tiempo con Ana de Armas y el pasado mes de julio se casó con Jennifer Lopez, con quien ya había formado pareja hace dos décadas.

Carreras de estrella

En estrictos términos cinematográficos, Damon ha escogido mejor, aunque la carrera de Affleck es muy interesante. Mientras este interpretaba personajes oscuros como el del actor George Reeves –quien dio vida al Superman televisivo de los años 50 y terminó suicidándose– en ‘Hollywoodland’, Damon se convertía en una de las estrellas del nuevo cine de espionaje y acción con los filmes de la saga Bourne. Affleck contraatacaba siendo un joven Jack Ryan en ‘Pánico nuclear’, mientras Damon ingresaba en el pack de George Clooney, Brad Pitt y Steven Soderbergh protagonizando otra exitosa serie, la inaugurada con ‘Ocean’s eleven (Hagan juego)’ en 2001.

Pese a intervenir en aparatosas producciones como ‘Armageddon’ y ‘Peal Harbor’, intentando ser el nuevo y díscolo galán de Hollywood, Affleck es más recordado hoy por su aciago tránsito por el cine de superhéroes. No fue el único culpable del desastre de ‘Daredevil’, donde encarnó al justiciero invidente, como tampoco es el peor Batman de la historia en las películas de Zack Snyder, aunque los fans de los cómics del hombre murciélago, los críticos y hasta los protagonistas de la teleserie ‘Big bang theory’ le consideran así. Muy involucrado en el universo cinematográfico DC, Affleck acabaría tirando la toalla y desvinculándose del Batman que finalmente protagonizó Robert Pattinson.

 Damon, quizá más paciente, fue labrándose mejor su destino: ‘Salvar al soldado Ryan’, ‘El talento de Mr. Ripley’, ‘Todos los caballos bellos’, ‘Pegado a ti’, ‘Infiltrados’, ‘Invictus’, ‘Green zone’, ‘Valor de ley’, ‘Contagio’, ‘Marte’, ‘El último duelo’ y la aún inédita ‘Oppenheimer’, entre otras, certifican una filmografía casi sin mácula.

La trayectoria de uno y otro resulta muy estimulante cuando se han dedicado a otros menesteres cinematográficos. Affleck se ha convertido en uno de los mejores adaptadores de las novelas policiacas de Dennis Lehane –‘Adiós pequeña, adiós’ y ‘Vivir de noche”– y tiene en la expeditiva ‘The town (Ciudad de ladrones)’ uno de sus mejores logros como director. Por su parte, Damon ha sido productor de películas excelentes como ‘Manchester frente al mar’, protagonizada por el hermano de Ben, Casey Affleck. Éxitos, fracasos, adicciones y estabilidades al margen, han seguido manteniendo su relación de amistad. ‘AIR’ es la primera producción de la empresa que acaban de crear juntos, Artists Equity.