Obituario

Muere Wilko Johnson, as de la guitarra y relámpago humano

El miembro fundador de Dr. Feelgood e intérprete del verdugo Ilyn Payne en 'Juego de tronos' fallece a los 75 años

Wilko Johnson, en su actuación en el Teatro Apolo, en 2016.

Wilko Johnson, en su actuación en el Teatro Apolo, en 2016. / Ferran Sendra

4
Se lee en minutos
Ramón Vendrell
Ramón Vendrell

Periodista

Especialista en pop antiguo, tebeos, libros, rarezas y juventud

Escribe desde Barcelona

ver +

El guitarrista, cantante y compositor Wilko Johnson, lo más parecido a un relámpago humano que ha pisado un escenario debido a su tempestuosa manera de tocar y a sus anfetamínicos movimientos, falleció el lunes a los 75 años en su casa de Westcliff On Sea, al este de Londres, informó este miércoles su familia en un mensaje en Facebook.

A Johnson, nacido John Peter Wilkinson, le fue diagnosticado un cáncer de páncreas terminal en enero de 2013. El músico rechazó la quimioterapia y se sometió a una operación radical que duró once horas y en la que se le extirpó un tumor, extendido a otros órganos, de tres kilos, dijo. Contra todo pronóstico, 'resucitó'. En 2014, cuando aún no sabía que disfrutaría de una larga prórroga vital, publicó en comandita con Roger Daltrey, el cantante de The Who, el elepé 'Going back home', al que seguiría en 2018 'Blow your mind', su último álbum. En Barcelona pudimos ver en dos ocasiones al Johnson renacido, en el Teatro Apolo en 2016 y en la Sala Apolo en 2019, y en ambas se obró, como siempre, el prodigio eléctrico.

Precursores del punk

Johnson fue miembro fundador de Dr. Feelgood, grupo de Canvey Island que a mediados de la década de 1970 prefiguró el motín punk con su rhythm and blues afilado y directo a la mandíbula. Completaban la alineación original de la banda estandarte del pub rock el no menos carismático cantante Lee Brilleaux (fallecido en 1994), John 'The Big Figure' Martin (batería) y John B. Sparks (bajo); mucho cuidado con esos tipos.

Johnson grabó con Dr. Feelgood los discos 'Down by the jetty' (1975), 'Malpractice' (1975), 'Stupidity' (1976; en directo y número uno en las listas de éxitos británicas), 'Be seeing you' (1977) y 'Sneakin' suspicion' (1977), los tres primeros muy buenos y los dos últimos buenos. Su sustituto en el conjunto fue Gypie Mayo.

El guitarrista tocaba (siempre una Fender Telecaster) sin púa y a la vez rítmica y solista, encadenando acordes casi percutivos, 'riffs' y solos, una técnica que depuró imitando a su admirado Mick Green, de Johnny Kidd & The Pirates, aunque también tenía su estilo algo de Bo Diddley. En los discazos de finales de los 70 de The Pirates, ya sin Johnny Kidd, salta a la vista la similitud entre el estilo de Green y el de Johnson.

En directo parecía Johnson un hombre electrocutado, con sus compulsivos estiramientos de cuello, una versión erguida y adelante y atrás del 'paso del pato' de Chuck Berry con la que remarcaba su conexión umbilical con el amplificador, y el uso puntual del instrumento a modo de ametralladora.

En una fiesta del PSUC

Tras formar los efímeros Solid Senders, en 1980 Johnson se incorporó a Ian Dury & The Blockheads, tremenda formación con la que se le pudo ver, cuero negro de arriba abajo, en la fiesta del PSUC de 1981, en Montjuïc. En la edición anterior de la Festa del Treball actuaron The Ramones. Había en la cúpula del PSUC alguien que se enteraba de música popular moderna.

En los Blockheads conoció Johnson a Norman Watt-Roy, bajista que sería su mano derecha en la larga singladura de The Wilko Johnson Band, trío que completaba el batería Salvatore Ramundo (hasta 1999) y que siempre resultaba excitante en directo, no tanto en disco.

Noticias relacionadas

En el epé 'Bottle up and go!' (1983) se juntó con el cantante y armonicista Lew Lewis (fallecido en 2021), sujeto tan o más 'espídico' que Johnson, aunque en el caso de Lewis también fuera del escenario. Ambos fueron personajes clave de la extraordinaria escena pub rock de Canvey Island y Southend-on-Sea, poblaciones obreras situadas en el estuario del Támesis, en los 70, de la que también salieron Eddie and the Hot Rods y The Kursaal Flyers, embrión de The Records.

Johnson interpretó al verdugo Ilyn Payne, la Justicia del Rey, en cuatro episodios de 'Juego de tronos'. Los productores de la serie de HBO le ofrecieron el papel después de verle en 'Oil City confidential' (2009), documental de Julian Temple que por fin hacía justicia a la grandeza y el impacto de Dr. Feelgood. "Me dijeron que querían un personaje realmente siniestro que fuera por allí lanzando miradas asesinas a la gente antes de matarla -recordó Johnson-. Eso me lo ponía fácil. Lanzar miradas asesinas a la gente es lo que hago todo el tiempo, es como mi segunda naturaleza". Hay indicios de que era un encanto de persona.