20 aniversario

El In-Edit 2022 viaja de Jamaica a Beirut y de Stockhausen a Tequila

  • El festival de cine documental musical presenta la suculenta programación de su vigésima edición, que se celebrará en los cines Aribau de Barcelona entre el 27 de octubre y el 6 de noviembre

Una imagen de ’Sirens’, documental sobre un grupo femenino de thrash metal libanés.

Una imagen de ’Sirens’, documental sobre un grupo femenino de thrash metal libanés. / In-Edit

3
Se lee en minutos
Rafael Tapounet
Rafael Tapounet

Periodista

Especialista en música, cine, libros, fútbol, críquet y subculturas

Escribe desde Barcelona

ver +

De Jamaica a Beirut, de la cinta de casete a la inteligencia artificial y de Stockhausen a Tequila. El festival In-Edit alcanza su vigésima edición y lo celebra con una generosa programación –más de 50 títulos- que explora, un año más, el universo del cine documental musical en toda su fascinante variedad. Fastuosas superproducciones y películas grabadas con una ‘tablet’ conviven en un cartel en el que Joaquín Sabina y Coque Malla alternan con una malograda estrella del llamado ‘Souncloud rap’ y con una madre y un hijo estonios que facturan canciones de funk sintético subidas de tono. Historias de estrellas deslumbrantes y perdedores ignotos que podrán ser degustadas en pantalla grande entre el 27 de octubre y el 6 de noviembre en los cines Aribau de Barcelona.

Asegura Toni López Querol, máximo responsable artístico del festival, que el documental musical, como tantos otros sectores de producción cultural, “está pasando momentos difíciles”. Un periodo de crisis que se traduce, apunta, en un descenso de la producción “pero no en una rebaja de la calidad”. Y esgrime, a modo de argumento, el “buenísimo nivel” de las películas que integran este año la programación del In-Edit.

Julien Temple, en el jurado

Son, como ha quedado dicho, más de 50, y no hay espacio aquí para reseñarlas todas. Pero vale la pena destacar algunas de las cintas más prometedoras de un cartel que sin duda esconde tesoros detrás de las referencias de apariencia menos llamativa. Empezando por los 15 documentales de la sección oficial que se disputarán los premios que otorgará un jurado compuesto por figuras tan relevantes como el cineasta Julien Temple y los músicos Matthew Herbert y Alizzz.

En la división internacional de ese apartado brillan títulos como ‘DIO: Dreamers never die’, un filme de Don Argott y Demian Fenton que repasa los más de 50 años de carrera del cantante Ronnie James Dio; ‘Anonymous Club’, de Danny Cohen, un retrato íntimo de la cantautora indie-rock australiana Courtney Barnett; ‘I get knocked out’, una peculiar aproximación a los recuerdos y las ansiedades del excantante de Chumbawamba Dunstan Bruce (que él mismo codirige junto a Sophie Robinson); ‘Look at me: XXXTentacion’, de Sabbah Folayan, sobre una joven estrella del llamado ‘Soundcloud rap’ que vivió una vida de violencia, marginalidad y adicciones y murió asesinado, y ‘Light: Stockhausen’s Legacy’, de Oeke Hoogendijk, una incursión en la complejísima figura del compositor vanguardista alemán.

De Sabina a 'Thriller'

La producción nacional a concurso viene marcada por la inclusión de dos películas que se han presentado estos días en el festival de San Sebastián: ‘Sintiéndolo mucho’, el retrato de Joaquín Sabina que firma Fernando León de Aranoa, y ‘Tequila: sexo, drogas y rock & roll’, de Álvaro Longoria, que repasa la historia del quinteto hispanoargentino. Junto a ellas, artefactos más inclasificables, como ‘El káiser de la Atlántida’, de Sebastián Alfie, película que recupera la historia de la composición de una ópera bufa en el campo de concentración de Terezin en 1943; ‘Sonic Fantasy’, de Marcos Cabotá, que relata cómo en 1982 el ingeniero de sonido Bruce Swedien fue requerido por Michael Jackson y Quincy Jones para salvar las sesiones de ‘Thriller’, y ‘No callarem’, de Claudia Arribas, Violeta Octavio y Carlos Juan Martínez, un alegato por la libertad de expresión que examina los casos de raperos condenados a penas de prisión en España.

El rapero encarcelado Pablo Hasel, en una imagen de 'No callarem'.

/ In-Edit

Noticias relacionadas

Fuera de concurso hay mucho más, claro. Filmes sobre Leonard Cohen, King Crimson, Irmin Schmidt (cofundador de CAN), Omara Portuondo, Thelonious Monk, Ennio Morricone, Sinéad O’Connor, Creedence Clearwater Revival, Els Surfing Sirles, el grupo femenino de thrash metal beirutí Slave to Sirens, la banda de punk-rock sudafricana National Wake (un combo multirracial en el Johannesburgo del apartheid), la desaparecida sala de conciertos barcelonesa Rocksound y el colorido universo del italodisco. Entre otros.

Y para rematar el pantagruélico festín, el festival rescata en su vigésimo aniversario ocho títulos fundamentales del género, del clásico ‘Jazz on a summer’s day’, de 1959, al hipnótico ‘Summer of Soul’, de 2021. Algunos han pasado por la muestra en ediciones anteriores y otros, no, pero todos pertenecen, de algún modo, a la órbita espiritual del In-Edit. Historias de música y vida en pantalla grande.