Concierto

Max Richter emociona en el Palau de la Música de Barcelona

Max Richter tocando el piano durante su concierto en el Palau de la Música.

Max Richter tocando el piano durante su concierto en el Palau de la Música. / A BOFILL

2
Se lee en minutos
Carol Álvarez
Carol Álvarez

Subdirectora de El Periódico de Catalunya

Escribe desde Barcelona

ver +

El público de Barcelona despidió este miércoles con una gran ovación la actuación del compositor y pianista Max Richter en el Palau de la Música, donde interpretó un repertorio intimista, muy orientado a las inquietudes de estos tiempos de incertidumbre y violencia.  ‘Infra’ y ‘The blue notebooks’, los dos trabajos que sonaron durante el concierto, son de los más personales del artista alemán, y fueron concebidos como respuesta a la agitación que provocaron los atentados de Londres de 2005 y la contestación global que acompañó la guerra de Irak. 

Richter arrancó el concierto incorporado al ciclo ‘Palau Fronteres’ con las composiciones de ‘Infra’, un álbum editado en 2010 y que tiene una capa extra literaria, ya que se inspira en los poemas de ‘La Tierra Baldía’ de T.S. Eliot y fue concebido para acompañar un ballet.

 Actuó acompañado por un quinteto de cuerda compuesto por Louisa Fuller y Natalia Boner en el violín; Nick Barr en la violeta e Ian Burdge y Chris Worsey en el violonchelo, a los que en la segunda parte, la que dedicó a desgranar títulos de su ya emblemático ‘The blue notebooks’, se sumó la voz narradora de Sarah Suttcliffe. Chris Ekers, vinculado a la Royal Opera House, acompañó nuevamente al músico como ingeniero de sonido. 

La música de Richter, que bascula entre la clásica y la electrónica más minimalista, ha llegado al mainstream gracias al impacto de su huella en series de televisión como ‘The leftovers’, ‘Taboo’ y ‘La amiga estupenda’, pero también por su participación en la banda sonora de ‘The arrival’, del llorado Johan Johannson, donde se llevó el título principal con la conocida ‘On the nature of daylight’, justamente, que forma parte del álbum interpretado en el Palau de la Música.

Noticias relacionadas

Ni las muchas toses derivadas de la última ola de covid ni el nerviosismo de los fans, que se levantaban de sus asientos para disparar fotos con el móvil e inmortalizar el momento. rompieron la magia de una actuación altamente emocional de Richter. Unas 2.000 personas llenaron el aforo, y lograron con sus aplausos que se alargara la velada unos minutos más, los que duró la interpretación última del tema ‘Dream 19’, que forma parte de un proyecto que indaga en las sensaciones que se viven entre el sueño y la vigilia y que además de tomar forma con el álbum ‘Sleep’ también cuenta con una película rodada a partir de un experimento que llevó a cabo, con asistentes a los que acompañaba en el sueño durante 8 horas, antes de que la pandemia arruinara también la programación cultural en todo el mundo. 

El Palau de la Música destaca que Richter es "uno de los compositores más destacados del postminimalismo", y también se ha convertido en un referente de cómo difundir la música experimental entre el gran público.