Ambicioso proyecto

Humanhood estrena 'Infinite', danza cósmica en el Mercat

La compañía de Júlia Robert y Rudi Cole despliega en el Mercat de les Flors su magia con un espectáculo protagonizado por ocho bailarines

Un momento de ’Infinite’, de la compañía Humanhood.

Un momento de ’Infinite’, de la compañía Humanhood. / Tom Visser

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Infinito es aquello que no tiene límite, que no se puede abarcar. La compañía de danza anglocatalana Humanhood, que empezó su singladura en 2016 con 'Zero', intenta alcanzarlo en su nueva propuesta, 'Infinite'. Este jueves se estrena en el Mercat de les Flors, donde permanecerá hasta el domingo antes de iniciar una larga gira. Ocho destacados bailarines -nunca habían trabajado con tantos- protagonizan esta potente coproducción internacional en la que participa el Mercat: Rudi Cole, Mai Yun-Chi, Peter Butler, Piers Sanders, Romee van de Meent, Soulyun Park , Teige Bisnought, Tzu-Yi Tseng. Esta vez Júlia Robert, bailarina y coreógrafa de Sitges que fundó la compañía con su colega británico Rudi Cole, se ha centrado en la vertiente creativa. "Necesitaba no estar dentro de la creación. Me considero una pastora de energía y sentí que debía enfocarme en transmitirla al equipo y a la dramaturgia con una mirada externa", explica. Aunque no bailará en Barcelona, no descarta hacerlo más adelante.

"Nos interesan las energías internas que nos mueven"

'Infinite' es fruto de una investigación entre el movimiento coreográfico y el de las artes marciales y también una reflexión sobre aquello que nos conecta. La figura del círculo vuelve a ser importante, como lo fue en 'Torus', el anterior espectáculo de la compañía. Pero hay mucho más. "Nos interesan las energías internas que nos mueven, tanto las que nos conectan con lo más tribal, que tienen mucho ritmo interno, como los movimientos más fluidos y orgánicos de la naturaleza", señala Robert. A diferencia de sus anteriores piezas, subraya, "esta vez somos más explícitos en la manera de guiar al público".

Trascender

Humanhood quiere trascender, ir más allá del cuerpo, del movimiento y del sonido para comunicar de manera profunda con el espectador. "Dante decía que el amor mueve el sol y las estrellas. Hemos de reconocer qué nos mueve a nosotros, ese algo que cada uno lleva dentro". Su intención es conectar la energía interna de los espectadores con la de los intérpretes a través de "una danza cósmica y virtuosa" en una coreografía con formas geométricas sagradas. "Todos los movimientos son muy precisos y potentes". En un momento determinado, añade, "pedimos al espectador que cierre los ojos para sentir nuestras energías".

Un momento de 'Infinite'.

/ Tom Visser

Mantienen ese punto meditativo que lleva al espectador a estar alerta y consciente. La banda sonora, algo chamánica, juega un papel vital. La música del escocés Iain Armstrong, en cuyo diseño han participado también Robert y Cole, incluye desde el sonido de un instrumento que utilizan tribus aborígenes para convocar a los espíritus hasta la voz de la cantante australiana Deya Dova. "Es una artista que graba en directo sus canciones en lugares donde se cruzan las energías de la Tierra. Su voz contribuye a la experiencia porque genera mucho espacio".

Nuevo centro

Noticias relacionadas

Hasta la fecha, esta es la creación que Humanhood más ha trabajado en Catalunya, especialmente en el Graner de Barcelona (también han residido dos semanas en Animal a l'esquena, el centro de la compañía Mal Pelo en Celrà). Robert y Cole viven entre Barcelona y Birmingham pero les ha gustado tanto la experiencia en Celrà que planean crear un centro similar cerca de Olot.

Han comprobado que los bailarines prefieren trabajar aquí que en Inglaterra. "Les encanta venir a Barcelona y a mí, que soy de Sitges, también -apunta Robert-. Pero en Inglaterra hay mucho más apoyo para las artes y al fin y al cabo lo que todos buscamos es brillar en el arte y en los teatros de todo el mundo". En este sentido, 'Infinite' lo tiene de fábula pues le espera una gira importante. No será infinita pero abarcará varios países y continentes. Recalará entre otros en la Biennal de Venecia y en el Sadler's Wells de Londres.