Industria potente

El cine español resucita con proyección internacional tras la pandemia

  • El Oso de Oro de la Berlinale para Carla Simón y las nominaciones para la próxima ceremonia de los Oscar y en las salas augura una recuperación del sector

Javier Bardem, Penélope Cruz, Pedro Almodóvar, Isaki Lacuesta y Carla Simón.

Javier Bardem, Penélope Cruz, Pedro Almodóvar, Isaki Lacuesta y Carla Simón.

6
Se lee en minutos
Quim Casas

¿Vive el cine español un momento dulce? ¿Y afecta a todo el tejido industrial y artístico? Porque hay cintas más comerciales, independientes, apuestas radicales bendecidas por los festivales, cine social y comedia, de terror y de intriga, firmes candidatas a los Goya, nombres que se cuelan en la fiesta de los Oscar y algunas, no muchas, diseñadas para reventar la taquilla, como las de Santiago Segura.

Contemplado el panorama globalmente se ve una cierta sensación de cambio, pero siempre con reservas. Viniendo de donde venimos (pandemia, confinamiento, toques de queda, restricciones de aforo, proyectos caídos, la competencia firme de las plataformas y títulos que esperan impacientes la fecha de estreno, caso de ‘Malnazidos’, presentada en Sitges del 2020 y aún inédita en salas), la situación parece más benigna de lo que podríamos haber augurado hace unos meses.

Recuperación

Varios son los elementos que hacen pensar en esta recuperación artístico-industrial. Hacía décadas que un festival del prestigio del de Berlín no tenía en su sección oficial a concurso dos películas españolas, ambas dirigidas por cineastas catalanes, Carla Simón e Isaki Lacuesta. Ella ha ganado el Oso de Oro de la Berlinale con su segundo largometraje, ‘Alcarràs’. Él, ha concursado con su filme sobre el trauma posterior a los atentados terroristas en París de noviembre de 2015, ‘Un año, una noche’.

Carla Simón, con el Oso de Oro por 'Alcarràs'

/ REUTERS

La película de Lacuesta la distribuye la empresa BTeam Pictures, que también ha llevado a las salas títulos producidos por la misma compañía como ‘Las niñas’, de Paloma Palomero, la mejor película en el festival de Málaga y en los premios Goya de 2020. BTeam lleva igualmente un tercer título en la Berlinale, en la sección Panorama, ‘Cinco lobitos’, opera prima de Alauda Ruiz de Azua.

"El hecho de que se hayan seleccionado tres películas españolas en Berlín es un reflejo del buen momento por el que está pasando el cine español, ya que, de forma intermitente, solo ha habido presencia de cine español en secciones paralelas del festival", cuentan desde BTeam."“Desde hace más de 40 años no se repetía tanta presencia española en este certamen".

La ruta

La participación en Cannes (donde el año pasado estuvo ‘Libertad’ de Clara Roquer, una de las claras candidatas a los Goya de este año), Berlín, San Sebastián, Locarno o Venecia, es importante para la buena carrera internacional de cualquier película. "'Las niñas', por ejemplo, se presentó en 2020 en la sección Generation de Berlín y después ganó en Málaga", comentan los responsables de BTeam. Y antes, el debut de Simón, ‘Estiu 1993’, hizo la misma ruta con tanto o más éxito aún: mejor ópera prima en Berlín, mejor película en Málaga y mejor dirección novel en los Goya. Teniendo en cuenta que siendo, en teoría, un filme minoritario, el de Simón tuvo una recaudación 1.200.00 de euros, lo que refrenda su valioso papel como cine de autor y propuesta industrial.

Sorprende que este momento de crisis sea uno de los de mayor creatividad en el cine español en cuanto a calidad y variedad

José Luis Rebordinos

Del festival de San Sebastián del pasado año surgieron dos de las películas de mayor resonancia y buena andadura en las salas, ‘El buen patrón’ (dos millones y medio de recaudación y 20 nominaciones en los Goya) y ‘Maixabel’, así como un documental de características inusuales (‘Quién lo impide’) y un potente filme de género de terror, ‘La abuela’, dirigido por Paco Plaza con guion de Carlos Vermut. Ya están prácticamente completadas para este año películas de cineastas importantes como el mismo Vermut (‘Mantícora’), Rodrigo Sorogoyén (‘As vestas’), Jaime Rosales (‘Girasoles silvestres’), Alberto Rodríguez (‘Modelo 77’), Fernando Franco (‘La consagración de la primavera’), Pilar Palomero (‘La maternal’) o Paco León (‘Rainbow’). Sobre el papel, una buena cosecha en tiempos aún de restricciones y de salas que no se llenan.

Luz propia

La presencia española en festivales internacionales no ha cesado. ‘Cerdita’, una curiosa película de terror, gore, secuestros, acoso escolar, adolescencia y España vaciada, brilló con luz propia en el reciente Sundance, el certamen más ‘indie’ de todo el planeta. "Sorprende que este momento de crisis sea uno de los de mayor creatividad en el cine español en cuanto a calidad y variedad", comenta José Luis Rebordinos, director del festival de San Sebastián. "La presencia de este año en certámenes internacionales, además de Berlín y Sundance, va a ser muy importante. Coincide con producciones pequeñas, pero de enorme interés. En los 12 años que llevó como director del festival, no había visto tantas cosas sugerentes como en la pasada edición y la que estamos preparando".

Para rematar, el compositor Alberto Iglesias -por ‘Madres paralelas’- y el director Alberto Mielgo -por su corto de animación ‘El limpiaparabrisas’- acompañarán a Penélope Cruz y Javier Bardem -aunque este sea por su trabajo en una producción estadounidense, ‘Ser los Ricardo’- en otro de los grandes escaparates al mundo, la ceremonia de los Oscar.

Estamos en un momento muy singular en el sector audiovisual, donde al mismo tiempo se viven ilusiones e inquietudes

Juan Antonio Vigar

Málaga es el festival del cine español, y su director, Juan Antonio Vigar, reflexiona sobre la situación actual: "Estamos en un momento muy singular en el sector audiovisual, donde al mismo tiempo se viven ilusiones e inquietudes. No estamos asistiendo a un simple cambio, sino a una auténtica ‘revolución’ como consecuencia de la irrupción del digital, las plataformas en VOD, la frontera entre formatos y el cambio de tendencias en los espectadores hacia un mayor consumo de cine en casa impulsado exponencialmente por la pandemia". No se discute la calidad, pero, además, para Vigar, “en lo relativo a la producción, los mimbres industriales son ahora más sólidos y diversos, favoreciendo un mayor empleo, incrementando la oferta y planteando alianzas más eficientes”.

Modelo

Noticias relacionadas

Queda, por supuesto, definir el nuevo modelo de negocio para los próximos años, alterado por el consumo en plataformas. Esperanzados, pero sin alzar las campanas al vuelo. Recordemos que en 2021 hubo 41 millones de espectadores en los cines españoles, una cifra muy inferior a los 105 millones de 2019. Del total de 251 millones de euros recaudados el pasado año, la taquilla en cuanto a filmes españoles fue inferior a los 40 millones, tres menos que en 2020 (con 7,3 millones de espectadores consumiendo cine español). En 2019, sin covid-19 en el horizonte, se llegó a recaudar para el cine de aquí la estimable cifra de 94 millones de euros (16 millones de espectadores). Y quedan algo más lejos las cifras de 2018, con casi 104 millones de euros recaudados para el cine español, con ‘Campeones’ encabezando la lista.

De momento seguimos lejos del récord histórico, los 125,7 millones de euros del año 2014, aunque casi la mitad se los llevó ‘Ocho apellidos vascos’. "Se trata de dejar de pensar en ‘cómo vendemos lo que tenemos’ para empezar a pensar en ‘qué nos quieren comprar’. Esto orientará a la producción y servirá de guía a la exhibición", concluye el director del certamen malagueño