Temporada Alta

Niño de Elche e Israel Galván se retan en Girona

  • El cantaor y el bailaor más originales e inconformistas del flamenco exploran nuevos terrenos con 'Mellizo doble', un espectáculo minimalista sin fronteras

El Niño de Elche (izquierda) con Israel Galván en un momento de ’Mellizo doble’.  

El Niño de Elche (izquierda) con Israel Galván en un momento de ’Mellizo doble’.   / REINER PFISTERER

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Francisco Contreras, más conocido como Niño de Elche, e Israel Galván son almas gemelas. Su manera de entender el flamenco como un arte de raíz, radical y libre le ha hecho colaborar juntos en más de una ocasión. Este sábado presentan en el Temporada Alta 'Mellizo doble', un espectáculo diferente que reinterpreta la tradición con una propuesta minimalista de arte sin fronteras. No necesitan acompañamiento alguno. El cantaor y el bailaor más atrevidos exploran nuevos territorios del cante y el baile con total libertad. Ellos, que ya han dejado ver los destellos de su increíble conexión en espectáculos como 'Coplas mecánicas', visto en el Sónar y el Festival Grec de 2018, montarán en qué punto se hallan ahora en el Teatre Municipal de Girona.

Ambos son viejos conocidos del festival pero no habían coincidido en escena en Girona, donde estrenan el espectáculo en Catalunya. "Teníamos ganas de volver a ese clima del tablao antiguo pero con nuestro lenguaje, utilizando todo el cuerpo. Tenemos nuestro propio lenguaje. No nos disfrazamos", afirma Galván. "Es el flamenco más esencial y más radical porque tanto Isra como yo partimos de la raíz flamenca aunque los flamencos ni se percaten. Muchos dicen que lo nuestro es vanguardia. Para nosotros es clásico. Es una paradoja", añade Contreras. Su última propuesta es tan esencial como sorprendente pero en el fondo hacen lo de siempre, lo que más les gusta: jugar y experimentar.

"Isra es mi referente. Me gustaría cantar como él baila"

Niño de Elche

Aunque no hay lazos de sangre entre ambos, pero sienten que se conocen de toda la vida. "Somos hermanos, aunque a veces él es mi padre", dice Niño de Elche. "Somos el hijo, el uno del otro, nos cuidamos y nos desdoblamos. También somos el espejo del otro. Isra es mi referente. Me gustaría cantar como él baila. Puede parecer raro pero no lo es porque está lleno de sonido".

Noticias relacionadas

"Yo siento que lo nuestro es un paso a dos en el que ambos bailamos, dialogamos"

Israel Galván

Para ambos lo importante es dejar salir aquello que llevan dentro. "Para nosotros el flamenco es divertido, jocoso. Es un espacio de liberación para jugar, para improvisar", dice el versátil cantaor, amante de la poesía. "Yo siento que lo nuestro es un paso a dos en el que ambos bailamos, dialogamos". También suenan como si fueran instrumentos. "Cantar no es todo lo que sale de la boca. Isra puede cantar con un dedo", indica Paco. Guitarra, cajón y otros instrumentos que no se estudian en el Conservatorio como el hierro, la tierra y las piedras sirven para elaborar un sonido que para ellos es tan o más flamenco que el de las castañuelas. A la hora de ensayar, tampoco siguen el patrón establecido. Prefieren ver qué surge. Ese es el reto de 'Mellizo doble', donde todo debe fluir a partir de la conexión entre dos artistas que han revolucionado el flamenco.

Temas

Flamenco