Teatro

Crítica de 'T'estimo si he begut': más comedia que musical

  • La unión de tres compañías tan prestigiosas como T de Teatre, Dagoll Dagom y La Brutal queda en 'T'estimo si he begut' por debajo de las previsiones, aunque se gana en el Poliorama el aplauso de un público entusiasta

El equipo interpretativo de ’T’estimo hi he begut’, en el bingo montado en el Poliorama.

El equipo interpretativo de ’T’estimo hi he begut’, en el bingo montado en el Poliorama.

2
Se lee en minutos
José Carlos Sorribes
José Carlos Sorribes

Periodista

ver +

La unión de un trío como T de Teatre, Dagoll Dagom y La Brutal parte, sin duda, con mucho terreno ganado. Porque el amplísimo y reconocido recorrido de las dos primeras compañías no admite dudas, y la irrupción en los últimos años de la que comandan Julio Manrique y David Selvas ha sido imparable. Por ello la comedia musical que firman en el Poliorama, 'T’estimo si he begut', contaba con todo a favor casi antes de que se levantara el telón. Con el añadido, además, de otro gancho: el libro de relatos y cuentos de Empar Moliner que da título al montaje. Pues, al final, sí pero no tanto. La obra despierta el aplauso en el Poliorama, aunque no acaba de alcanzar la excelencia que cabía esperar de protagonistas tan relevantes.

Obedece probablemente este hecho a una cuestión de vaivenes, en este caso de más a menos, porque no todos los relatos de Moliner se plasman en el escenario por igual. De la decena de relatos del libro que aparecen en escena, los hay que sí despiertan la risa como el que alude a la historieta de esos nombres tan comunes como Óscar López o Marta Vila. Pero hay otros que chirrían, como el de la pareja con un hijo víctima del 'bullying'. Tiene fuerza dramática, por supuesto, pero no encaja en un montaje que hace de la bufonada su eje principal.

Un bingo como mercadillo de vidas diversas

Para buscar la carcajada funciona la fórmula de los 'sketches' a la hora de adaptar los cuentos de Moliner. Enmarcarlos bajo el recurso de un bingo como mercadillo de vidas diversas y dispersas empieza bien, pero acaba siendo reiterativo. Y hablar de comedia musical con 'T’estimo si he begut', por otra parte, se justifica sobre todo con la primera etiqueta pero no tanto con la segunda. Pero sí queda más que justificado por la presencia de la estupenda Mercè Martínez, que domina ambos registros y que pone toda su fuerza vocal a la música de Andreu Gallén y a la canción que da el título al montaje. El resto acompaña con decoro a la voz solista cuanto toca cantar o hacer coros.

Las integrantes de T de Teatre, mientras, vuelven a dejar su solvencia, experiencia y engrasada complementariedad. Carme Pla, Marta Pérez, Àgata Roca (a quien suple Rosa Gàmiz en algunas funciones) y Mamen Duch son un seguro y arrastran a un público fiel. A su lado, Ernest Villegas y Marc Rodríguez, intérpretes habituales de La Brutal, también se sienten cómodos en un registro cómico, sobre todo en el caso de de Villegas, que no es un habitual del género.

Pese a sus desajustes textuales hay algo digamos que pegadizo en 'T’estimo si he begut'. Acaba por imponerse y provoca la ovación de un público entusiasta y de generoso aplauso. En el año del regreso de los grandes musicales a la cartelera, también busca su sitio una propuesta de menor factura como la de T de Teatre, Dagoll Dagom y La Brutal.

Noticias relacionadas

'T'estimo si he begut'

Autora: Empar Moliner

Dirección: David Selvas

Música original y dirección musical: Andreu Gallén

Intérpretes: Mamen Duch, Mercè Martínez, Marta Pérez, Carme Pla, Àgata Roca/Rosa Gàmiz, Marc Rodríguez y Ernest Villegas