Exposición

El universo mágico de Magritte ilumina el Thyssen

  • La temporada de grandes exposiciones se abre con una de las muestras más esperadas: la de René Magritte en el Thyssen en la que podemos sumergirnos en el imaginario del autor a través de 95 obras en la que se trastocan los límites de la realidad.

Magritte, más allá del maestro surrealista, en el Museo Thyssen. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

René Magritte (1898-1967) continúa siendo uno de los pintores más indescifrables y fascinantes de la historia del arte contemporáneo. Su universo está lleno de paradojas, de volúmenes distorsionados, de simbolismos, de imágenes que nos trasladan a universos imaginarios tan etéreos como tangibles, casi como si nos introdujéramos en una película de ciencia ficción en la que se trastoca la realidad para ofrecer una interpretación deformada, pero plausible, del mundo en el que vivimos. 

Magritte era una especie de mago que parecía conocer secretos inaprensibles para el resto de los mortales. Y todo ese conocimiento tan surrealista como conceptual, lo plasmó en imágenes icónicas que forman parte del imaginario colectivo en las que, por encima de todo, late el misterio y la extrañeza sublimada. 

Ahora, el Museo Thyssen nos acerca a la obra del artista belga a través de la exposición 'La máquina Magritte', que podrá verse en Madrid del 14 de septiembre hasta el 30 de enero y que después viajará al CaixaForum de Barcelona, del 24 de febrero al 5 de junio de 2022. En ella, se exponen 95 pinturas (también una instalación con fotografías y películas caseras), entre las que se encuentran obras tan representativas de su estilo como 'La traición de las imágenes', ‘El principio del placer’ o 'Los valores personales'. En todas ellas, se pone de manifiesto su reflexión en torno los límites de la percepción y la realidad a través del engaño. Entre las ausencias más notorias, la de 'Los amantes', propiedad del MoMA, 'Golconda' o 'El hijo del hombre' (que inspiró a The Beatles para crear su sello discográfico). El Reina Sofía ha contribuido con las dos piezas que posee en su colección, 'El secreto del cortejo' y ‘Cascabeles rosas, cielos a jirones' y la Fundación Telefónica, con 'La bella sociedad'.

Detalle de la obra de Magritte ''La lámpara filosófica'

/ José Luis Roca

Pospuesta por la pandemia

Guillermo Solana, director artístico del museo y comisario de la muestra, ha reconocido que pensaba que esta nunca llegaría a ver la luz, ya que tuvo que posponerse en pasado otoño a causa de la pandemia. La ha titulado 'La máquina Magritte' para subrayar el componente repetitivo y combinatorio de aquellos temas obsesivos que vuelven una y otra vez con innumerables variaciones, como demuestran las 17 versiones que llegó a realizar de 'El imperio de las luces'. 

“Lo más fácil sería definirlo como un artista entregado al delirio y al absurdo, pero su naturaleza era extremadamente rigurosa y metódica. Vuelve sobre ciertos motivos para buscar permutaciones haciendo evolucionar sus ideas”, ha declarado Solanas en la rueda de prensa de presentación de una exposición que está dividida en siete secciones: Los poderes del mago, Imagen y palabra, Figura y fondo, Cuadro y ventana, Rostro y máscara, Mimetismo y Megalomanía. 

Detalle de la obra de Magritte 'Tentativa de lo imposible'

/ José Luis Roca

Noticias relacionadas

El recorrido temático es, al mismo tiempo, también cronológico, correspondiendo la primera sala con sus inicios, de manera que podemos ir siguiendo su evolución creativa hasta desembocar en territorios más figurativos. Aunque lo interesante es poder comprobar en cada una de las secciones, cómo se ponen en diálogo los conceptos que se iniciaron en los años treinta y fueron mutando hasta los sesenta, como ocurre en ‘Los escalones del verano’ y ‘Delirios de grandeza’. 

Magritte ha sido una fuerte influencia dentro de la cultura popular y encontramos referencias directas en películas como 'Mi novia es un zombie' (que reproduce el cuadro de 'Los amantes'), 'El exorcista', con la mítica llegada del padre Merrin a la casa iluminada por una farola, que remite a la serie ‘El imperio de las luces’ o la escalera que sube Jim Carrey en 'El show de Truman', que alude a ‘Arquitectura de claro de luna’.