Entrevista

Carmen Farala: "El drag está relegado a la noche porque no se le da cabida en el día"

  • Tras 9 episodios, la sevillana, de 31 años, se imponía a sus contrincantes como ganadora de la primera edición de ‘Drag Race España’, la versión nacional del imperio creado por Rupaul

Carmen Farala

Carmen Farala

4
Se lee en minutos
Antonio Porras

"Tenemos chica nueva en la oficina, se llama Farala y es divina", corea la canción de un popular anuncio de perfume de los 80 a la que la drag queen Carmen Farala, de 31 años, debe su nombre. Y ella, tal y como ha demostrado a su paso por ‘Drag Race España’, también es divina.

¿Se esperaba ganar el programa?

Sabía que tenía posibilidades de ganar y que me había esforzado mucho, pero hasta el último momento no sabes lo que busca el jurado así que yo iba preparada para todo.

Ha admitido que nunca había visto el formato original.

Al saber que iba a entrar me vi algún episodio, como el del Snatch Game, para ver en qué consistía, pero nunca lo había visto.

¿Ha sido tan duro como esperaba?

Sí. Cada programa se grababa en dos días pero las jornadas de rodaje eran largas y, en nuestro mundo, todo se vive tan intenso que parece una semana entera.

El drag es un gremio en el que si no nos apoyamos entre nosotras o nos ponemos trabas, vamos mal

La suya es la temporada mejor valorada en IMDB mundialmente

Creo que el éxito viene de que prime el trabajo y el compañerismo. A veces se ve el drag como algo con mucha rivalidad, pero hemos demostrado que se puede ser buena drag y compañera. Es un gremio que si no nos apoyamos entre nosotras, vamos mal.

Su fuerte en el concurso era la costura. ¿Dónde aprendió?

Lo hice de forma autodidacta. Me hacía varios vestidos con ‘reveal’ por episodio así que con eso estaba segura, me preocupaban más los retos de comedia.

¿No es Carmen una chica graciosa?

Mi drag siempre ha sido algo muy visual, estéticamente bello, y me daba miedo a perder ese halo de divinidad si me ponía a hacer comedia. Pero el programa me ha enseñado que se puede ser divina y divertida a la vez. 

Llegó a Madrid para dedicarse a la moda

Fui con 18 años pero la vida allí es muy cara y no pude estudiar lo que quería. Carmen me ha permitido mostrar lo que sé y me gustaría seguir formándome en moda. En el futuro me gustaría explorar la posibilidad de vender mis diseños.

¿Cuándo decidió dedicarse al drag?

Llegué a Madrid y me compré mi primera peluca. Había tres fechas clave: el orgullo, carnaval y Halloween, que es donde comencé a desarrollar el personaje de Carmen. Siempre he tenido esa esencia de Miss, pero el proceso de creación fue largo.

¿Por qué drag?

Es un mundo muy divertido y, como te escudas en tu personaje, te permite trabajar facetas que en tu día a día te da vergüenza.

Háblenos de esos primeros pinitos

Fue con mi grupo ‘Hermanas Farala’, íbamos a discotecas heterosexuales por ver sus reacciones y ahí fuimos desarrollando nuestra marca. En 2013 llegamos a la noche gay, nos presentamos con un personaje tan construido y fuerte que impactó mucho. A la semana teníamos nuestro primer bolo.

Se asocian estereotipos turbios al drag, pero somos unas currantas y es una forma muy honesta de ganarse un dinero

¿Cómo lo vivió su entorno?

Fui integrando el mundo del drag de forma muy natural y ellos lo veían como al que le gusta el fútbol y va a ver un partido, así que siempre me han apoyado mucho. Es una forma más de ganar dinero y de forma muy honrada: haciendo reír a la gente, pero hay muchos estereotipos.

¿Como cuáles?

Temas turbios como la noche o las drogas. El drag está relegado a la noche porque no se le da cabida durante el día. No es necesario verlo en un bar borracho, sino que estamos demostrando con la gira actual que se pueden llenar teatros, como un musical.

Últimamente hay debate sobre si el drag es político

El simple hecho de salir a la calle con peluca ya es revindicar porque la gente ve que es algo natural, que no pasa nada ni hay que tener vergüenza. Ahora que tengo más influencia quiero usarla para apoyar aún más esta lucha de todos.

¿Era necesario algo como Drag Race en nuestra televisión?

Sí. Para que la gente viera lo que hay más allá de un show y ver que es un trabajo más, que somos unas currantas. También para unir puentes entre el colectivo LGTB y el mundo hetero, de disfrutar juntos algo y que cale un mensaje en la sociedad.

Entiendo que es un formato arriesgado, pero emitir 'Drag Race' en abierto podría haber hecho mucho bien

Aún así Atresmedia lo emitió en privado

Considero que debería haberse emitido en abierto porque ha hecho mucho bien, pero podría haber hecho más. Entiendo que es un formato arriesgado y para una primera temporada era difícil, pero espero que más adelante se tenga la oportunidad de presentarlo en prime time.

¿Qué le espera a Farala?

Ahora estoy centrada en la gira del programa: ‘El Hotel de las Reinas’. Me centro en el presente, en lo que hago.

Noticias relacionadas

Hay rumores de una temporada de concursantes internacionales

Me tendría que poner las pilas con el inglés *ríe* Pero la experiencia ha sido increíble. Si mañana me dicen de entrar, yo tengo la maleta preparada y llevar el nombre de tu país es muy guay.

Temas

Drag Race