Crítica de cine

'Ama': la maternidad también duele

  • La catalana Júlia de Paz Solvas firma una poderosa y rabiosa ópera prima en la que cuestionan muchos tabús en torno a la maternidad y que cuenta con la revelación interpretativa de Tamara Casellas.

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Ama’.

1
Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

'Ama' ★★★

Dirección Júlia de Paz Solvas

Intérpretes Tamara Casellas, Leire Marín, Estefanía De los Santos, Manuel de Blas, Ana Turpin, Chema del Barco

Año  2021

Estreno 16 de julio de 2021

¿Quién enseña a las mujeres a ser madres? ¿Por qué se las juzga constantemente frente a lo que la sociedad espera de ellas? Son algunas de las potentes preguntas que se plantea la ópera prima de la catalana Júlia de Paz Solvas, que se erige como una potente e incómoda mirada hacia las contradicciones que implica la maternidad en nuestros días

Noticias relacionadas

En 'Ama', acompañaremos a una mujer, Pepa (una deslumbrante Tamara Casellas) a través de un recorrido tortuoso junto a su hija en paralelo a los vínculos inestables que se establecen entre ellas. La pequeña necesita a su madre, pero ella no sabe como cuidarla y escapa de manera kamikaze de sus responsabilidades. Lo tiene todo en contra, la falta de recursos económicos, la marginación social, el desarraigo emocional y el tan temible peso de la culpa (heredado a través de generaciones de mujeres), que se convertirán en un yugo opresor a la hora de encontrar una mínima luz al final del túnel. 

En 'Ama' hay mucha rabia y desesperación. Es una película que se ve con un nudo en el estómago constante. Pero su viaje resulta revelador a la hora de reflexionar en torno a los prejuicios y los tabús a los que estamos sometidos las mujeres. Júlia de Paz Solvas tiene el coraje suficiente como para poner al espectador contra la espada y la pared, y demuestra un carácter indómito a la hora de firma una primera película valiente que se mira en el cine desgarrado de los hermanos Dardenne y Andrea Arnold. En ese realismo sucio que duele y remueve.