Crítica de cine

Crítica de 'Miss Marx': retrato borroso

La figura de la hija menor de Karl Marx merece una película mucho más complicada y radical que la que dirige Susanna Nicchiarelli

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Miss Marx’.

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

'Miss Marx'

Dirección:  Susanna Nicchiarelli

Año: 2020

Estreno:  9 de julio de 2021

 ★★

Noticias relacionadas

La hija menor de Karl Marx, Eleanor, permanece ninguneada por la historia pese a que fue una mujer revolucionaria que lideró manifestaciones y protestas, luchó sin descanso para dar un uso práctico a las ideas de su padre -sufragio universal, condiciones laborales dignas para la clase obrera, educación igualitaria- desde una óptica feminista; al mismo tiempo, durante los últimos 15 años de su vida fue víctima de un hombre parásito que la engañaba y abusaba de ella. La suya es una figura complicada y radical, y por tanto merece una película mucho más complicada y radical que 'Miss Marx'. 

Mientras repasa el periodo de su biografía que va desde la muerte de su padre hasta su propio suicidio a los 43 años, y con el fin de dejar clara la relevancia que sus luchas siguen teniendo hoy día, la directora Susanna Nicchiarelli trata de distanciarse de las convenciones del 'biopic' de época. Sin embargo, el puñado de adornos que aplica a la narración -un par de montajes a ritmo de anacrónica música punk, alguna ruptura de la cuarta pared aquí y allá, una sonrojante secuencia de baile- no logran eximirla del acartonamiento, la rigidez y el tipo de actitud enciclopédica a la hora de suministrar información que dan mala reputación al género. Romola Garai, es cierto, ofrece una interpretación penetrante y llena de matices en la piel de la heroína, pero no es suficiente.