Arte

El 'otro' 'Guernica' y las obras de 25 creadoras, alicientes de un ARCO en pandemia

La feria de arte contemporáneo de Madrid reúne desde este miércoles y hasta el domingo a más de 1.500 artistas y a 130 galerías de 26 países

Detalle del ’Guernica’ de Ibarrola, en el estand de José de la Mano en ARCO.

Detalle del ’Guernica’ de Ibarrola, en el estand de José de la Mano en ARCO. / JOSÉ DE LA MANO

3
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Entre 1.500 y 1.800 artistas y 130 galerías de 26 países participan desde este miércoles hasta el 11 de julio en la feria ARCOmadrid 2021 que se celebra en Ifema, en una 40ª edición que intentará marcar un punto de inflexión para relanzar y reactivar el mercado del arte contemporáneo tras la pandemia.

Entre los alicientes, los 25 espacios que dentro de la iniciativa Proyectos de Artista exhibirán en solitario obras solo de mujeres para darles mayor visibilidad y protagonismo a las creadoras, y el monumental 'Guernica' de Agustín Ibarrola, homenaje al original picassiano que guarda una historia de cuatro décadas de olvido y que podrá verse en el estand de la galería José de la Mano.

En unos pabellones de pasillos más amplios y con menos recovecos, con un aforo reducido al 50% y con todas las medidas de seguridad necesarias a causa del coronavirus, entre ellas un sistema de aire que permite renovarlo tres veces cada hora, se reunirán presencialmente un máximo de 8.000 asistentes. "La esencia de la feria es la misma, lo que cambia es la escala. Será más pequeña pero con un nivel de calidad altísimo", resumía durante la presentación la directora de ARCO, Maribel López, que el año pasado salvó la edición por celebrarse solo dos semanas antes del confinamiento.

71 galerías de 130 son extranjeras

De las 130 galerías participantes, algo más de la mitad que en 2020 (cuando fueron 209), 71 son extranjeras. "Las galerías lo han pasado francamente mal, pero no han cerrado, son pequeñas empresas con un compromiso muy fuerte, tengo admiración absoluta hacia ellas", reconocía López.

El 'Guernica' de Ibarrola, ya instalado en el estand de la galería José de la Mano en ARCO.

/ JOSÉ DE LA MANO

En el programa general -los grandes nombres- participan veteranos como Helga de Alvear, Elvira González, Fernandez-Braso, Elba Benítez, la Galería Marlborough o Juana de Aizpuru, pero estarán Perrotin, Chantal Crousel o Lelong. Entre los grandes ausentes figura Hauser and Wirth, galería que abrirá este verano en Menorca un museo en la Isla del Rey. "Ha sido un proceso largo -admitía la directora de la feria-. Algunas galerías vieron clarísimo que vendrían desde el principio, otras no y otras se decidieron en el proceso".

Con la asistencia confirmada de 220 coleccionistas internacionales (frente a los 300 de 2020) y la presencia en Proyectos de Artista de obras de creadoras como Isabel Villar, Johanna Calle, Dominique González-Foster, Jessica Stockholder, Mari Chordá, Mar Ramón Soriano, Maja Bajevic o Fernanda Fragateiro, los organizadores saben sin embargo que no hay que pensar en términos de la edición de 2019 en cuanto a visitantes, cuando pasaron por la feria 100.000 personas.

El 'otro Guernica'

Una de las piezas que podrá verse, en el estand de la galería José de la Mano, es el ‘Guernica’ del maestro vasco Ibarrola, que ha estado desaparecida y olvidada durante 40 años. La pieza fue realizada en 1977 con la idea de reivindicar el traslado del cuadro original de Picasso desde el MoMA de Nueva York a un futuro museo en la localidad vizcaína bombardeada en 1937, durante la Guerra Civil, por la Legión Cóndor, aliada de los sublevados. Fue expuesta en diversas ocasiones antes de quedar arrinconada en el estudio de Ibarrola. Eso, hasta que el galerista madrileño descubrió en 2020 el mural, de 10 metros por dos de altura y compuesto por 10 paneles, en una foto de un antiguo catálogo. Tras preguntar a la familia de Ibarrola le contaron su historia y le mostraron la obra, almacenada en el caserío que el artista usó como estudio en Gametxo, en Vizcaya.

Noticias relacionadas

Ibarrola, junto a un grupo de creadores e intelectuales vascos, pretendía crear un museo en torno a la emblemática obra junto a otras piezas de artistas contemporáneos. Para él, el ‘Guernica’ de Picasso se convirtió casi en una obsesión y de ahí surgió su mural-homenaje, que se presentó por primera vez en 1977 en la Sala Gris de Bilbao. Sin embargo, ambas obras nunca llegarían a coincidir, pues la del malagueño se trasladó en 1992 al recién estrenado Museo Reina Sofía de Madrid. 

En el estand de José de la Mano, el ‘Guernica’ de Ibarrola estará acompañado de diez xilografías de los años 70 con composiciones inspiradas en la obra de Picasso. 

Temas

Arte ARCO