INDUSTRIA EDITORIAL

Penguin Random House comprará los sellos Molino, Serres y La Magrana a RBA

La adquisiciones reforzarán los sectores infantil, juventil y catalán en el macrogrupo editorial

Fachada de la sede de Penguin Random House en Barcelona.

Fachada de la sede de Penguin Random House en Barcelona.

Se lee en minutos
Elena Hevia
Elena Hevia

Periodista

ver +

Hace ya tiempo que RBA estudiaba la venta de algunos de sus sellos y este jueves se acaba de confirmar el acuerdo con el grupo Penguin Random House de sus sellos de infantil y juvenil, Molino y Serres, y el catalán La Magrana, que en los últimos cinco años, ha tenido una producción más bien discreta.  

Con esta venta, anunciada tanto por RBA como por Penguin, el antaño poderoso grupo RBA, el tercero tras Planeta y Penguin Random House, pierde el activo de libros de gran facturación como ‘Los juegos del hambre, de Suzanne Collins o ‘Divergente’ de Verónica Roth, así como el popular ‘Diario de Gregg’ de Jeff Kinney. Sin olvidar, la antigua y renovada edición de Enyd Blyton, con mucho menos tirón comercial. Para Penguin –que sigue muy de cerca los pasos en la competencia de facturación a Planeta- supone reforzar su presencia en el área infantil y juvenil.

Aunque RBA ha decidido mantener su catálogo dedicado a la serie negra (un género en el que cultivó un gran prestigio gracias a la labor de Anik Lapointe y obtuvo una gran visibilidad gracias a su premio internacional) y aprovechará buena parte de su extraordinario fondo editorial en sus colecciones de bolsillo, parece más interesada en la no ficción y en la divulgación, donde sigue contando con el brillantísimo Bill Bryson. RBA, en la actualidad propiedad del empresario Ricardo Rodrigo y de Jordi Martí, como socio minoritario, parece haberse replegado a sus orígenes ya que su imperio se forjó gracias a las revistas y los fascículos, un modelo que logró importar a todo el mundo y que tiene su mejor ejemplo en la edición en español de ‘National Geographic’. Otro de los sellos que mantiene es el prestigioso Gredos, especializado en clásicos.

Con este acuerdo, cuyos términos de transacción no se harán públicos, se espera materializar la venta cuando se hayan cumplido los requisitos jurídicos y administrativos.  

La editorial Molino fue fundada en Barcelona por Pablo del Molino Mateus en 1933 con el propósito de ofrecer literatura accesible para el gran público. En junio de 2004 fue adquirida por el Grupo RBA. Por su parte, en 1995 Poppy Grijalbo y Juan Grijalbo, su padre, fundaron la editorial Serres, que ha estado siempre orientada al público infantil. La Magrana se fundó en 1975. Sus impulsores fueron Francesc Vidal, Jaume Fuster, Jordi Moners y Carles-Jordi Guardiola. Pronto se convirtió en una editorial de referencia en lengua catalana. En 2003 fue adquirida por RBA.

Consolidación en lengua catalana

La compra de La Magrana por parte de Penguin Random House Grupo Editorial afianza la apuesta del grupo por la edición en lengua catalana, que comenzó con la recuperación de Rosa dels Vents en 2002, sello fundado por Josep Janés en 1936, y la reciente incorporación de La Campana, sello que pusieron en marcha en 1985 el escritor Josep María Espinàs e Isabel Martí. Según Penguin, La Magrana mantendrá su identidad e independencia editorial y seguirá publicando autores catalanes y traducidos al catalán. En su amplio catálogo destacan autores como Marta Rojals, Mark Haddon, Philip Roth o Roald Dahl, entre otros.

Núria Cabutí, CEO de Penguin Random House Grupo Editorial, ha asegurado que con la adquisición de los sellos Molino, Serres y La Magrana refuerzan su apuesta tanto en castellano como en catalán: "Nos sentimos orgullosos de que Ricardo Rodrigo haya pensado en nosotros para depositar parte de su legado editorial”.

Noticias relacionadas

Buena sintonía

Por su parte, Ricardo Rodrigo, presidente del Grupo RBA, se ha remontado a antiguas colaboraciones con el grupo comprador: “Desde hace muchos años mantenemos una estrecha y cordial relación con el grupo Bertelsmann, con quien ya en la década de los 90 lanzamos la revista y los libros de 'National Geographic' en Alemania, Francia, Holanda y Polonia". El acuerdo, según RBA permitirá concentrarse en afianzar su posición en áreas como la divulgación cultural y científica, bienestar personal, salud y entretenimiento".