Los discos de la semana

Crítica de ‘Curso de levitación intensivo’: Bunbury, rock redentor para el día después

  • El cantante zaragozano proyecta sus visiones posapocalípticas en su segundo disco en seis meses

  • Los nuevos álbumes de Four Tet, Agustí Fernández, Rels B y Cabaret Voltaire, también reseñados

Bunbury, el pasado mayo. 

Bunbury, el pasado mayo.  / JOSE GIRL

Se lee en minutos

Jordi Bianciotto, Ignasi Fortuny, Juan Manuel Freire y Roger Roca

'Curso de levitación intensivo’

Bunbury

Ocesa-Warner

Rock

★★★★

La pandemia ha ralentizado el modus operandi de muchos artistas, paralizándolo incluso, mientras que ha espoleado a otros a ser más creativos y resueltos, y a publicar más material del que tocaba: ahí están los dobletes discográficos de Bad Bunny y Taylor Swift, y ahora, el de Bunbury, que entrega este ‘Curso de levitación intensivo’ solo seis meses después de su anterior obra, ‘Posible’. Álbum surgido de las sombras del confinamiento, con vistas a un mundo posapocalíptico, del que se alzan canciones esbeltas, hechas de rock musculoso y electrónica.

Bunbury había hablado de ‘Posible’ como de la culminación de una trilogía (tras ‘Palosanto’, 2013, y ‘Expectativas’, 2017) encaminada a desarrollar un sonido contemporáneo alejado de las categorías estilísticas de etapas anteriores, ya fueran los impulsos fronterizos o el cabaret latino. Ahora, este ‘curso’ bien puede considerarse una extensión de ese ciclo de álbumes, o quizá una obra bisagra. La perspectiva del tiempo lo dirá. Respecto a ‘Posible’, la foto se ha movido solo muy sutilmente: hay un rearme de las tramas frías de sintetizador filo-industriales, si bien la complexión de las canciones es más física, con el bajo y la batería bombeando con fuerza. Los saxos han llegado para quedarse, con la entrada en escena del trío británico The Comet is Coming, trazando incluso insinuaciones jazzísticas. 

Nuevo orden, miedo y alienación

El cambio es más notorio en materia de textos, donde persiste la oscuridad de ‘Posible’, pero no tanto en torno a cavilaciones íntimas, sino mirando al paisaje covid-19 y más allá. Las canciones fueron compuestas en su mayor parte en tiempo pandémico, y los títulos hablan por sí solos: ‘N. O. M.’, apuntando al “nuevo orden mundial”, que “sabe lo que hace”, apuntalándose en un medio tiempo de invasivo rock cibernético; ‘El día de mañana’, sobre la gestión del miedo, envuelta en una intranquila nebulosa sónica, o ‘Tsunami’, donde un Bunbury enfurecido habla en nombre de un poder superior que nos aliena (“el tiempo pasa y cada vez / agachas más la cabeza”). Más airadas son, si cabe, ‘Malditos charlatanes’, gravitando en torno un crescendo majestuoso, y ‘La gran estafa’, constatación de la soledad en medio del caos, coronada por un frugal saxo de tonos siniestros, en una sintonía cercana al Bowie de ‘Blackstar’.

En ese paisaje enrarecido manda pese a todo una idea de belleza que Bunbury hace avanzar entre las ruinas y el pánico, y que estalla con nitidez en ‘El precio que hay que pagar’, el tema elegido (a posteriori) como ‘single’.

Disco surgido de lo imprevisto, turbio y hermoso, airea demonios y presentimientos que ya podían leerse entre líneas en sus últimos trabajos, y puede cotizar entre las obras álgidas del aragonés, proponiendo no tanto una inmersión en los infiernos como una mirada despierta al día después.

OTRAS NOVEDADES

‘Parallel’

Four Tet

Text Records

Electrónica

★★★

¿Qué hiciste tú en 2020? Algunos se han visto bloqueados por la pandemia, pero no Kieran Hebden, alias Four Tet, quien ha sorprendido publicando un par de álbumes por sorpresa, y eso después de haber lanzado ya 'Sixteen oceans' en marzo. En honor a la verdad, solo 'Parallel' se compone de material nuevo: una larga suite contemplativa y cósmica (27 minutos) a la que siguen cortes más orientados al beat, como la maravilla techno 'Parallel 4', prima hermana de 'Baby'. – Juan Manuel Freire

'Selfie'

Agustí Fernández

Sirulita

Improvisación

★★★★

Parece increíble que todo lo que ocurre en este ‘autorretrato’ salga de un piano tocado en vivo. Pero así es. El veterano improvisador Agustí Fernández se mete literalmente en las entrañas del instrumento -en su forma de tocar, las teclas son lo de menos- para arrancarle al piano sonidos que parecen de otro mundo. Y con esos sonidos y una agilidad fuera de serie para encadenar ideas, construye una música que cambia sin parar, de una belleza extraña pero hipnótica. Un viaje sobrecogedor. - Roger Roca

'La isla LP'

Rels B

Sony

Afrobeats

★★★★

El rapero mallorquín se sale de la línea que le ha llevado al éxito con un disco heterogéneo claramente inspirado en el sonido afro, pero también del latino. Rels B ha compuesto su trabajo más musical, que ha llevado a un terreno que encaja a la perfección con un artista siempre melódico y cercano al r&b. Y, al mismo tiempo, un álbum delicado y maduro que nace de momentos personales complicados. También con la pandemia como agravante. Se muestra vulnerable, sincero y comparte lo que le atormenta de la fama sin victimismos. - Ignasi Fortuny

Te puede interesar

‘Shadow of fear’

Cabaret Voltaire

Mute-Pias

Electrónica

★★★

Nada mejor que una buena pandemia para que Cabaret Voltaire se sienta llamado a volver a la acción. Este es su primer álbum en 26 años, y aunque del trío clásico solo queda Richard H. Kirk, resurge ahí su electrónica minimalista industrial, su música de baile posnuclear y sus ‘collages’ de ‘samples’ de pesadilla con pistas de house y dub. El influyente artefacto de Sheffield, endurecido y sin dar tregua, como si tampoco ahora pudiera permitir que la realidad sea más intimidante que su música. - J. B.