29 nov 2020

Ir a contenido

CRÍTICA

El Liceu estrena en YouTube 'Sis solos soles'

Las seis minióperas deberían haberse presentado el 1 de noviembre en diferentes espacios del Gran Teatre

Pablo Meléndez-Haddad

Maria Dolors Aldea y José Antonio Domené en un momento de ’Per precaució’.

Maria Dolors Aldea y José Antonio Domené en un momento de ’Per precaució’.

Con la programación liceísta pausada a causa de las restricciones a las que obliga la pandemia, el Liceu optó por estrenar el domingo, pregrabados y gratis en su canal de YouTube, los seis monodramas que conforman el proyecto 'Sis solos soles'. La iniciativa, un nuevo impulso a la creación lírica actual de Òpera de Butxaca i Nova Creació (ÒBNC), era un encargo a seis compositores y a otros tantos libretistas de seis en las que se revisan diferentes momentos en la vida de la mujer. Las obras contaron con la dirección musical de Francesc Prat y la dirección de escena, en diferentes ámbitos del Gran Teatre, de Marc Rosich, responsable artístico de ÒBNC. Así pudo ver la luz un proyecto cancelado a pocos días del estreno previsto el pasado 1 de noviembre, uno de los pocos espectáculos con intérpretes del país del curso liceísta. 

El 'streaming' optó por la emisión de cada miniópera de manera independiente; el espectador puede verlas (accesibles hasta el domingo 22) por orden numérico o aleatoriamente. Se añoraron los subtítulos, ya que más de un libreto resultó ininteligible. La cámara al hombro tipo Dogma 95 y los encuadres casi improvisados no contribuyen al mejor visionado, pero sí a dotar a cada obra de un lenguaje austero y directo. En muchos momentos, eso sí, la iluminación dejó claro que necesitaba un apoyo expreso para la cámara.

Sabiduría y delicadeza

De este estreno absoluto destacó especialmente la atmosférica 'Per precaució', de Raquel García-Tomás y libreto de Victòria Szpunberg, todo un homenaje a la casi octogenaria soprano Maria Dolors Aldea, quien, con sabiduría y delicadeza, sabe bordar su personaje. José Antonio Domené, desde el arpa, crea los ambientes necesarios en esta obra de la flamante ganadora del premio Nacional de Música.

También se incluía las óperas 'Darrer missatge' de Mario García Cortizo y libreto de Rosich con la voz blanca de Elena Tarrats y la percusión de Mario García Cortizo en un ambiente actual y kitsch; 'Cállate', de Francesc Prat y texto de Oriol Pla, con una ininteligible mezzo Lídia Vinyes-Curtis; 'No és res urgent', de Agustí Charles y libreto de Marc Rosich, con mucho de 'La voix humaine' de Poulenc/Cocteau a cargo de unos espectaculares María Hinojosa (soprano) y Marc Charles en el violín; 'Dànae recorda', de Joan Magrané y libreto de Helena Tornero, con el dominio de la soprano Elena Copons y el violín de Judit Bardolet; y 'Voraç bellesa' de Lucas Peire y texto de Cristina Cordero, en la que Marta Fiol impuso su vis cómica junto al violonchelo de Àlex Rodríguez Flaqué.