29 oct 2020

Ir a contenido

UN FENÓMENO DE VENTAS

Cinco claves para tomarle la temperatura a la fiebre Ferrante

La publicación de 'La vida mentirosa de los adultos' vuelve a poner de relieve la atracción de la literatura de la misteriosa autora italiana

Elena Hevia

Un fotograma de la serie de HBO ’La amiga estupenda’, basada en la novela de Elena Ferrante. 

Un fotograma de la serie de HBO ’La amiga estupenda’, basada en la novela de Elena Ferrante. 

Aviso: este no es un artículo que pretenda añadir ningún dato al ya tan traído y llevado misterio Elena Ferrante, la escritora italiana que más vende en el mundo, la más adorada por sus lectoras -sí, mayoritariamente lo son- y que, sin embargo, o quizá precisamente por eso, esconde su identidad. Y es que ser popular es algo que siempre despierta suspicacias, por eso buenas parte de la crítica italiana arruga la nariz ante su nombre. 

Ferrante, es sabido, podría ser la traductora Anita Raja, como apuntó un periodista en el 2016, pero no ha habido confirmación. Así que lo mejor es aceptar el juego tal y como lo presenta la autora (si es que se trata realmente de una mujer, una sospecha que la adoración de sus lectoras considera anatema): lo que importa de verdad no es su rostro, ni los detalles de su vida, ni las promociones de sus libros. Lo que importa es su literatura desnuda de todo lo que no sea el propio texto. Este otoño ha llegado a las librerías el nuevo libro de Elena Ferrante, 'La vida mentirosa de los adultos' (Lumen / La campana) que cumple el reto de publicarse tras la aclamada tetralogía ‘Dos amigas’ y lleva la promesa implícita de ser el inicio de una nueva serie. A eso hay que sumar la  serie de HBO, 'La amiga estupenda', que pone rostros a los personajes de Lenù y Lila.

Apuntamos aquí cinco claves para entrar o profundizar en los libros de Ferrante.

La mujer no nace se hace

Si hay un argumento que es central en la tetralogía protagonizada por Lenú y Lila y va camino de serlo en la última novela, ese es el del crecimiento físico y mental de sus protagonistas, siempre mujeres, a lo largo de los años. Desde la infancia, donde los afectos parecen estar más claros, hasta convertirse en mujeres fuertes y decididas. Es evidente que la voluntad explícita de la autora no es feminista, esto es, reivindicativa, pero en Estados Unidos donde ha tenido una recepción apabullante las lecturas en esa clave se han multiplicado. Para su editora María Fasce, merece la pena detenerse en el tratamiento del sexo de la autora, muy alejado de los estereotipos sentimentales: “Sus mujeres son capaces de reírse del impacto romántico que tienen en los hombres mientras contemplan divertidas, por ejemplo, la conmoción que supone tocarle una rodilla a un chico”. Y de la misma manera, sus mujeres tampoco son el reflejo de una maternidad idílica. “Tener un hijo -o más bien, una hija- es como ingresar en una cárcel para ellas”, explica Fasce recordando como en ‘Un mal nombre’, Lila asegura que los embarazos obedecen a un complot de los hombres para someter a las mujeres.  ¿Maternidades complejas? No hay más que leer las muy sombrías ‘La hija oscura’ y ‘Los días del abandono’, dos libros que precedieron a 'La amiga estupenda'.

"Para las mujeres de Ferrante la maternidad puede ser una cárcel" 

María Fasce 

Editora de la autora en Lumen 

Nápoles, ciudad sin ley 

Explica Ferrante en una de esas entrevistas que concede rara vez por correo electrónico: “Durante mucho tiempo viví la ciudad en la que crecí como un lugar donde en todo momento me sentía en peligro. Huí de allí en cuanto pude". El exotismo neorrealista napolitano, funcionó muy bien en Estados Unidos, donde lectores como Jonathan Franzen o Hillary Clinton fueron algunos de los principales valedores en aque aquel mercado que acuñó el slogan la ‘Fiebre Ferrante'. Nápoles ha sido concebida por la autora como un lugar donde no hay fronteras entre la legalidad y la ilegalidad, lo que necesariamente moldea la vida de sus personajes. Para su antigua editora, la italiana Silvia Querini, en ‘La vida mentirosa de los adultos’, que relata el amargo despertar a la hipocresía social de la niña protagonista, un personaje como el de la tía Vittoria “es difícil que se dé en ninguna otra parte de Italia”.

La amistad (entre mujeres)

La relación de amistad entre mujeres siempre está a un paso de convertirse en una tóxica rivalidad. Este tema, en el que no esperen un abrazo de reconciliación final de amigas ‘forever’, es la columna vertebral de la tetralogía. Zadie Smith, otra de sus grandes admiradoras, comenta que en sus novelas “la amistad femenina es muy peculiar y muy rica, y está llena de matices. La envidia es un componente muy fuerte en ella, porque en el sistema capitalista las que estamos más atrapadas somos las mujeres. Consumimos más que los hombres, y eso hace que estemos continuamente comparándonos y valorando quién tiene más o menos».

"En sus novelas la mentira es consustancial a lo que se narra" 

Silvia Querini 

Antigua editora de Ferrante 

El misterio como acicate

¿Ferrante escribe ‘thrillers’? Claro que no, pero se vale de lo oculto, del misterio, para echar a rodar sus historias. Los lectores harán bien en no confiar en lo que les cuentan las narradoras que deforman la realidad según su punto de vista. Además, la habilidosa autora, reserva una pequeña sorpresa casi en cada capítulo. Dice Querini: “En las novelas de Ferrante, la mentira, en el sentido que le da Nietzsche –la verdad no existe- es consustancial a lo que se narra”. Y su traductora al castellano Celia Filipetto asegura que la autora es “una experta en ausencias y desapariciones”.

"De joven, Ferrante leía novelitas, dramones de amoríos y traiciones, que le causaron emociones indelebles"

Celia Filipetto  

Traductora de la escritora italiana 

La fórmula del éxito

¿Por qué gusta tanto Ferrante? No es en absoluto una estilista, y sí una narradora de historias que se vale de estrategias antiguas y solventes. Su traductora apunta a la utilización de capítulos cortos, “con una prosa que avanza veloz, implacable”. Y añade: “De esta manera, quedamos literalmente atrapados en la historia”.

Para Filipetto una de las claves de su escritura la encontramos en su libro ensayístico 'La frantumaglia'. En un pasaje la autora italiana comenta que de joven “leía novelitas, dramones de amoríos y traiciones, que le causaron unas emociones indelebles, y reivindica que hay que poner a trabajar ese sótano de la escritura, porque el ansia del relato creció también ahí, no solo en los clásicos”. En fin, ahí está la fórmula para crear un buen 'page-turner', esos libros que te obligan a seguir leyendo porque quieres saber más de esa historia. Pero no todo el mundo sabe hacerlo como Ferrante.