21 oct 2020

Ir a contenido

FOTOPERIODISMO

Homenaje a la mirada generosa de Joan Guerrero

El veterano fotógrafo expone un resumen de su trabajo en 'La visió del 'Vell Guerrer'', en el IEFC, hasta el 20 de noviembre

La muestra se enmarca en el octava edición del festival de fotografía analógica Revela't, que este año tiene como hilo conductor el concepto de 'humanidad'

Mònica Tudela

Charla del fotógrafo Joan Guerrero en el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya. / Yvelisse Teixeira / VÍDEO: IEFC / EDICIÓN: M. TUDELA

El fotógrafo Joan Guerrero (Tarifa, 1940) comenta siempre que “primero es la persona y luego la fotografía”, que hay que conectar con la gente que se va a retratar, ser uno más de ellos y mirarlos con respeto, para poder tomar la mejor imagen. Tras más de 60 años aplicando esta forma de trabajar a sus fotografías, estos días expone una muestra de su obra en ‘La visió del 'Vell Guerrer’', que puede verse en el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya (IEFC).

La exposición forma parte de la octava edición del Festival Revela’t, dedicado a la fotografía analógica, y que este año tiene como hilo conductor el concepto de ‘humanidad’, una palabra con la que Guerrero encaja a la perfección. La muestra incluye fotos de la larguísima trayectoria de Joan Guerrero en el mundo de la fotografía: una visión de la época franquista, escenas urbanas, retratos, instantáneas de Tarifa (donde se inició en la fotografía), la vida en su querida Santa Coloma –en la que aterrizó en los años 60 del siglo XX-- y sus viajes por Latinoamérica, entre otras fotos.

Exposición de Joan Guerrero en el Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya. / YVELISSE TEIXEIRA

Generoso, sensible, amante de la belleza de la imagen, Guerrero también defiende el poder de la fotografía como instrumento de cambio y reflexión: “Es una herramienta para cambiar y acercarnos a la gente que sufre”, comenta.  De todas estas cosas habló el fotógrafo en la inauguración de ‘La visió del ‘Vell Guerrer'’, un acto que se celebró con limitación de aforo, debido al coronavirus, pero que pudo verse en directo en el Instagram de la escuela.

Con un “’gracias a la vida y a la gente, que me ha dado tanto’, como canta Violeta Parra”, empezó Joan Guerrero su charla. “Me he encontrado a lo largo de mi carrera con historias que valen más que las fotografías, mucho más”, dijo el fotógrafo. “Hay que saber escuchar”, añadió. De ahí su interés por anteponer siempre a las personas a la hora de hacer fotos.

Palabra e imagen

Guerrero, referente del fotoperiodismo, defendió la fructífera alianza entre palabra e imagen para contar de forma adecuada una historia. “La imagen, si tiene palabra, puede andar. Otras imágenes, con palabras, también pueden correr. Si no llevan descripción, las fotos cojean”, dijo.

En su charla, Joan Guerrero tuvo un recuerdo especial para Tarifa, el lugar en el que nació “a solo 14 kilómetros de África”. “Allí me enamoré de la fotografía en blanco y negro y descubrí que sentía pasión por la imagen”, dijo.

Su querida Santa Coloma

También hubo mención, cómo no, a Santa Coloma de Gramenet, el lugar de Catalunya que le acogió y le vio crecer como persona y como profesional. “En Santa Coloma aprendí a contar la historia de un pueblo. He escrito la historia de mi pueblo, Santa Coloma, con luz, aunque suene cursi decir esto”. Y ahí queda esa historia con imágenes, “para los que no quieren recordar y para los que quieren volver al pasado”. “La foto es un Pepito grillo que nos dice: ‘¡eh! Mirad lo que éramos y mirad lo que ahora somos’", sentencia.

La exposición ‘La visió del ‘Vell Guerrer'’ puede verse hasta el 20 de noviembre en el IEFC, en el recinto de l’Escola Industrial de Barcelona.

Joan Guerrero ha colaborado con numerosos diarios, entre ellos EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, es miembro fundador de Catalunya Mirades Solidàries y ha recibido distintos premios, entre ellos la Medalla d’Or al Mèrit Artístic del Ayuntamiento de Barcelona o el Premi Singladura, otorgado por Òmnium Cultural.

Temas Fotografía