RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA

El ilustrador Arnal Ballester, Premi Maria Rius

La tercera edición del premio reconoce a título póstumo a Carme Peris con la categoría de honor

Arnal Ballester, en su estudio. 

Arnal Ballester, en su estudio.  / LAIE / LA CAIXA D'EINES

Se lee en minutos

La larga trayectoria del ilustrador Arnal Ballester ha sido reconocida este jueves con el Premi Maria Rius de ilustración en una edición que ha contado con una categoría de honor para homenajear a la desaparecida Carme Peris.

El jurado de esta tercera edición del premio, que coorganizan las librerías Laie y La Caixa d’Eines, ha destacado de Ballester (Barcelona, 1955) su "constante compromiso por la dignificación de la profesión, ya sea en la tarea docente y en la asociativa, y por la repercusión nacional e internacional de su obra".

Su obra, apunta la organización, se caracteriza por la extensa gama de registros gráficos, que desde su origen en el ámbito del cómic hasta sus últimas producciones, alcanza soportes como el cartelismo, la animación audiovisual y otras obras de experimentación.

 

Una de las ilustraciones de Arnal Ballester publicadas en EL PERIÓDICO. / ARNAL BALLESTER

Ballester, que fue Premio Nacional de Ilustración en el 2008 y Premio de la Crítica Serra d’Or 1995 e Ilustrador del año en la feria de Bolonia 1993, es también, desde 1989, profesor de narración visual en la Escuela Massana y ha colaborado en numerosas revistas y medios de prensa, entre ellos EL PERIÓDICO.  

Entre sus más de 50 libros ilustrados figuran títulos como ‘Bestiarara’ o ‘Los artísticos casos de Fricandó’.Roser Bausà ha recogido el galardón póstumo de su madre, Carme Peris (Barcelona, 1941-2018), una ilustradora sobre la que el jurado ha recordado su “largo e intenso compromiso en el ámbito de la ilustración para niños y por su generosa dedicación al mundo del libro infantil en catalán".

Te puede interesar

Ilustración de Carme Peris / carme peris

Peris, que recibió galardones como el Apel•les Mestres o el de la Crítica Serra D’Or, había donado antes de morir un fondo de más de 4.000 piezas, entre ellas dibujos originales, acuarelas, litografías y grabados, a la Biblioteca de Catalunya.

Temas

Ilustración