23 oct 2020

Ir a contenido

Escándalo en el Teatro Real de Madrid por la falta de distancia de seguridad entre butacas

Las protestas y abucheos de una parte del público han forzado a suspender la función de 'Un Ballo in maschera'

El Periódico

Protestas en el Teatro Real de Madrid por la falta de distancia de seguridad entre butacas. / VÍDEO: EFE

Escándalo en el Teatro Real de Madrid.  Las protestas y abucheos de un sector del público por la falta de distancia de seguridad entre butacas en las zonas más baratas del teatro ha forzado la suspensión de la  ópera 'Un Ballo in maschera". 

A gritos de "¡fuera, fuera! o "¡suspensión!", los abonados de la zona de butacas Paraíso han impedido que la función empezara a la hora prevista (20:00 horas). Se quejaban de que en esta zona no se guardaba la distancia de seguridad y que el aforo en esta parte del teatro (la más superior y lateral) superaba lo permitido, cuando en otras zonas, según testimonios de algunos asistentes a través de las redes sociales, "había dos butacas de separación entre espectadores".

Ante la trifulca montada, el Real anunciaba por megafonía que "los que no quisieran quedarse o no estuvieran de acuerdo con la recolocación podían acudir a las taquillas para la devolución del importe de las entradas".

Entre tanto, la orquesta tocó la obertura de la ópera. Sin embargo, las protestas y abucheos han seguido, lo que ha obligado al maestro Nicola Luissoti a bajar del podio y detener la representación.

50 minutos de espera y dos intentos fallidos

Después de 50 minutos de espera y tras dos intentos de retomar la función, al final la dirección del teatro ha decidido suspender definitivamente la representación ante las incesantes protestas.

En redes sociales algunos de los espectadores han compartido imágenes y denuncias de lo sucedido.

Debido a la situación generada, la Policía Municipal de Madrid ha tenido que acudir al lugar, donde han comprobado que el aforo era el adecuado a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria, según han informado a Efe fuentes policiales.

El Real asegura que cumplía el aforo

Por su parte, el Teatro Real ha salido al paso de las críticas al anunciar que para la función de esta tarde se habían vendido 905 entradas, menos del 50% del aforo. En un comunicado, la dirección ha defendido que cumplía con "todas las normas vigentes" de aforo y ha achacado a un "grupo minoritario" de personas la suspensión de la obra por sus quejas, pese a que gran parte de esos espectadores, dice, fueron reubicados. La dirección del Real abrirá una investigación para averiguar las causas de la protesta del "gallinero".

La ópera 'Un Ballo in maschera', con la que abría la temporada 20/21 en el Real fue estrenada el viernes con la presencia de los Reyes.