21 sep 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El Teatre La Gleva cede su escenario este mes a Jango Edwards

El legendario 'clown' dedica cada viernes a repasar su vida y obra con sus amigos como invitados

Igualmente recupera durante la semana otros espectáculos como Festival of Fools o el Cabaret Cabrón

Eduardo de Vicente

Jango Edwards posa en la entrada del Teatre La Gleva.

Jango Edwards posa en la entrada del Teatre La Gleva. / ROBERT RAMOS

Hablar de Jango Edwards significa hablar de una leyenda viviente. Un artista norteamericano que renovó la figura del clown provocando miles de carcajadas y alguna que otra polémica por su afán de innovación, uno de esos nombres imprescindibles a la hora de analizar la evolución de este género. Estos días el Teatre La Gleva le ha cedido su escenario para que haga con él lo que quiera y el cómico le ha tomado la palabra y se ha montado un festival para repasar su vida y sus espectáculos y recurriendo, como dirían los Beatles, a una pequeña ayuda de sus amigos. Se titula Jango Edwards, man, myth and legend y cada día es diferente.

Una imagen de la primera representación de Jango Series. / LA GLEVA

La cita principal de esta serie de actuaciones tiene lugar los viernes con las denominadas Jango Series. En ellas se rodea de personas que han sido importantes en su trayectoria, de amigos artistas que pasarán un rato por el teatro para compartir sus vivencias con él. Hoy compartirá bromas con las payasas Pepa Plana y Claudia Cantone. El próximo viernes se reunirá con el director Mario Gas y el periodista y productor Albert de la Torre con el título The logic of the ill logic. En Hakuna matata (viernes 18) tendrá como invitados a Leo Bassi, Johnny Melville y el coreógrafo Roberto Olivan, mientras que sus compañeros en la gala final viernes 25 serán Tortell Poltrona y Andreu Buenafuente. El aforo para estas Jango Series está limitado a 35 personas, pero también pueden seguirse en streaming por tan solo 8 euros.

Edwards, en su clásico personaje del bebedor de cerveza, junto a Cristi Garbo. / LA GLEVA

Repasando la vida de un loco maravilloso

Como ya hemos avanzado, cada espectáculo será diferente, pero el del viernes sigue unas líneas maestras que, más o menos, se repetirán. El artista aprovechará la presencia de sus amigos para hacer un resumen de su trayectoria. La sesión inaugural, junto a Cristi Garbo, nos puede dar una idea de por dónde van los tiros. Antes de empezar, el público espera la aparición de los artistas mientras suena la banda sonora de Alguien voló sobre el nido del cuco, toda una declaración de intenciones ya que estamos a punto de descubrir a un loco… maravilloso.

El 'clown' ocupará el escenario de la Gleva durante todo el mes. / ROBERT RAMOS

A la izquierda del escenario podemos ver una cama y un perchero con algunas de las prendas que utilizará posteriormente. También hay una mesa repleta de fotos, una pantalla donde se proyectan imágenes y vídeos y, a la derecha, un piano con su imprescindible botella de whisky. Edwards habla en inglés mientras su pareja intenta traducir lo que va explicando y arranca mostrando su capacidad para la mímica mientras suena la versión que hizo Noa de La vida es bella y asegura que aunque es norteamericano, su corazón es catalán. Se pone al piano para cantar One for my baby and one more for the road pero no puede evitar introducir algunos chistes.

Jango Edwards demuestra su dominio de la mímica. / LA GLEVA

Del teatro a la televisión

Empieza su repaso explicando que lleva 45 años viviendo en Europa sin papeles porque los clowns son libres. Cuenta que vivió la época de los hippies y las drogas, que era adicto al sexo y decidió abandonar su país y el capitalismo por su odio a las guerras. Recuerda el Festival of Fools que organizó en el año 1975 y que fue la base de su carrera y donde conoció a otros grandes payasos. Nos descubre que todos nacemos clowns pero que la vida nos hace ir perdiendo esa capacidad de divertirnos. 


  

Sus parlamentos son atropellados, da la impresión de que los está improvisando en ese mismo momento y que si no se frena un poco, el espectáculo se eternizará por su incontinencia verbal, como les pasa a muchos genios. En la pantalla se proyecta un divertido sketch que grabó para el programa Buenafuente en el que hacía el indio en la ceremonia de los Goya fijándose, únicamente, en los zapatos de los invitados. Memorable. Y, a continuación, rememora uno de sus números clásicos el del personaje del bebedor de cerveza (provocando el pánico de las primeras filas) y sus juegos de mímica con su miembro viril.

El actor repasa algunos de sus personajes más populares. / LA GLEVA

Entre Ronald McDonald y Jerry Lee Lewis

Mientras suena Send in the clowns confiesa que su propósito en la vida es ayudar a los demás sacándoles una sonrisa, que aunque tenga 70 años por dentro solo tiene 6, y reflexiona sobre el mundo actual. Hace números y descubre que ha hecho más de 250 personajes y quiere recordarnos algunos bien sea mediante fotografías como vídeos, entre ellos el payaso de las hamburguesas, Ronald McDonald, que interpretó en varios anuncios de los 80, o el de un suicida que, cuando está a punto de lograr su propósito, descubre que su amada ha vuelto con él.


  

En el tramo final pone a prueba la capacidad de sus espectadores para convertirse en mimos con la excusa del famoso Great balls of fire de Jerry Lee Lewis y muestra un vídeo con uno de sus números más famosos en el que aparecía completamente desnudo escondiendo su pene. Un reportaje en francés sobre su carrera y un último consejo al público, que utilice su arma de construcción masiva, la sonrisa (Smile), cerraron este nostálgico espectáculo en el que, en futuras ocasiones, asegura que se acabará en la cama con sus invitados.


  

Otros espectáculos y un documental

Además de estas funciones del viernes, los martes y miércoles celebra su Festival of Fools, que pretende recuperar el espíritu de aquellas sesiones en las que se reunían los grandes clowns, siempre con nuevos invitados. Los sábados y domingos estarán dedicados al Cabaret Cabrón, en el que compartirá el escenario con otros payasos y algunos alumnos en un espectáculo repleto de improvisaciones y sorpresas. Por último, destacar que todo este material será grabado y formará parte de un futuro documental, como ocurrió recientemente con las representaciones de Ángel Pavlovsky, para el que ya están reuniendo numeroso material de archivo. Un gran homenaje a un gran payaso, y es que, aunque no lo parezca, hacer reír es una tarea muy seria.


   

        item
   

   

       

Jango Edwards: man, myth and legend'

Lugar: Teatre La Gleva (La Gleva, 19).

Fechas: hasta el 27 de septiembre.

Precio: de 16 a 20 euros.

Más información: www.laglevateatre.com