23 sep 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Vuelven las mágicas sesiones nocturnas de Cinema Lliure a la Platja

Este año proyectan la catalana 'Els dies que vindran', 'Solo nos queda bailar' y 'El despertar de las hormigas'

Podrán verse en Barcelona, Tossa y Palamós e incluyen el filme familiar, 'La famosa invasión de los osos en Sicilia'

Eduardo de Vicente

Imagen de una edición anterior. Este año el espacio es otro y el aforo será limitado.

Imagen de una edición anterior. Este año el espacio es otro y el aforo será limitado.

Una de las propuestas más atractivas del verano son los ciclos de cine al aire libre. Ver una buena película en una noche estrellada es todo un lujo y la mejor manera de olvidarse del calor. Pero si, además, la sesión tiene lugar frente a la playa, el clima está casi garantizado y el ambiente es inmejorable. De todo ello se dieron cuenta hace unos años los organizadores del ciclo Cinema Lliure a la Platja, que escogen cuidadosamente varios títulos para proyectarlos en las costas catalanas gratuitamente. Se trata de filmes independientes de gran interés en VOSE que irán precedidos por cortometrajes seleccionados por el prestigioso festival Filmets de Badalona. En esta edición especial, que empieza hoy, se han seleccionado cuatro películas y se velará en todo momento por la higiene y garantizar la distancia social por lo que, en Barcelona, el aforo es limitado y requiere reserva previa. Ya es de noche, llega el momento… empieza la sesión.

Una de las escenas del filme transcurre, casualmente, en la playa barcelonesa. / AVALON

Un embarazo real y de ficción

La cinta inaugural será una de las mejores películas españolas del año, la catalana Els dies que vindran, que se puede ver hoy en Tossa de Mar (día 5) y mañana en un espacio habilitado junto al CEM, el complejo deportivo municipal de la Mar Bella barcelonesa. Es la tercera película del realizador Carlos Marqués-Marcet (10.000 km., Tierra firme) que vuelve a estar interpretada por su actor fetiche, David Verdaguer y su pareja en la vida real, María Rodríguez Soto y que juega con la realidad y la ficción. Fue la ganadora indiscutible del Festival de Málaga donde obtuvo los premios a la mejor película, director y actriz y, aunque la mayor parte es hablada en catalán, el castellano también se alterna en muchas escenas con naturalidad.


  

Ambos interpretan a un abogado y una periodista que van a tener un bebé, se verán sometidos a múltiples elecciones y también su relación deberá pasar la prueba. La idea del filme surgió cuando los actores supieron que iban a tener un bebé y accedieron a documentar su experiencia real pero metiéndose en la piel de dos personajes de ficción para poder mantener las distancias. Resulta muy fresca y espontánea y quienes hayan sido padres podrán recordar las dudas y anécdotas de aquel momento. Es una celebración de la vida concebida como un pequeño milagro y los cambios de todo tipo que provoca en las vidas de los afectados.

El filme georgiano habla de la relación entre dos bailarines. / AVALON

La homosexualidad y el baile

La siguiente propuesta es la georgiana Solo nos queda bailar firmada por el sueco Levan Akin (El círculo) y protagonizada por actores en su mayoría debutantes ya que no solo debían interpretar sino también bailar. Se presentó con éxito en la Quincena de Realizadores del festival de Cannes, fue la escogida por el país coproductor (Suecia) para representarlo en los Oscar y se paseó con premio por los certámenes de Valladolid (mejor actor) y Sevilla (gran premio del público). Se presenta el día 9 en Palamós y el día 11 en el citado espacio de la playa barcelonesa.


  

El protagonista es un joven bailarín que lleva muchos años trabajando en el Ballet Nacional de Georgia, especializado en danzas tradicionales, y emparejado profesionalmente con una chica que también todos dan por hecho que es su pareja sentimental. El muchacho recibe frecuentes reprimendas porque su estilo resulta poco masculino, lo que le causa múltiples problemas. Su situación empeora cuando se incorpora a la compañía otro artista al que admirará y que despertará su deseo. Teniendo en cuenta el conservadurismo de la sociedad en la que vive, el problema está servido. El filme incluye excelentes escenas de danza rodadas e interpretadas con vigor y energía.

La protagonista es una joven costarricense asfixiada por su vida diaria. / ELAMEDIA

El machismo en Costa Rica

Echaremos ahora un vistazo a la desconocida filmografía costarricense con una película pequeñita, pero hecha con el corazón, que no merece pasar desapercibida, El despertar de las hormigas, un filme que intenta visibilizar los problemas de la mujer a partir de la experiencia de su protagonista, Isabel (Daniella Valenciano). Se trata del debut en el largometraje de la directora Antonella Sudassassi, que quiere destapar los micromachismos y sumisión a la que se ven obligadas. La película forma parte de un proyecto multimedia que consta inicialmente de tres partes donde, a través de distintos personajes e historias de mujeres en diferentes etapas de la vida, busca cuestionar los roles de género y llevar el tema de la sexualidad femenina al centro de la discusión. Está integrado por un cortometraje de ficción (niñez), un largometraje de ficción (juventud, esta película) y un largometraje documental (madurez, actualmente en desarrollo). Este interesante y muy realista drama se ha paseado con muy buenas críticas por festivales como el de Berlín y Málaga pese a su reducido presupuesto. Podrá verse en Barcelona (día 13) y Palamós (día 16).


  

La protagonista es Isabel, una joven casada y con dos hijas que trabaja como costurera haciendo vestidos para sus vecinas. Su marido tiene una situación laboral inestable y sus dificultades económicas son muchas. Él insiste en que quiere tener un hijo, sobre todo con la esperanza de que sea un varón, pero ella no desea más cargas sobre sus espaldas. Está ocupada con su labor y las tareas domésticas y no tiene tiempo para más. Su esposo no es mala persona, pero no sabe ni siquiera dónde están los platos en su propia casa y no es consciente de la estresante vida que soporta su pareja.

Un fotograma de esta ingeniosa cinta de animación. / LA AVENTURA AUDIOVISUAL

Una cinta animada, pero no solo infantil

La última propuesta es la más sorprendente, La famosa invasión de los osos en Sicilia, que es una película animada pero que no es solo infantil aunque lo pueda parecer, ya que tiene una estructura de cuento pero también su lectura adulta. Está basada en la novela de Dino Buzzati, también autor del texto en el que se inspiró el filme El desierto de los tártaros, ha sido dirigida por el italiano Lorenzo Mattotti y fue considerada la mejor película de animación en los premios César franceses. Se proyecta en Tossa (día 19, doblada), Barcelona (día 20, VOSE) y Palamós (día 23, doblada).


  

La historia arranca cuando Tonio, el hijo del rey Oson es capturado por unos cazadores en las montañas sicilianas. El duro invierno está a punto de llegarn por lo que el monarca decide invadir el reino de los hombres pero también descubrirán que no están hechos para vivir en ese mundo. La trama es una parábola sobre la colonización, la apropiación cultural que supone y denuncia la utilización despótica del poder. Una fábula sobre el colonialismo con una animación tan sencilla como eficaz.


  

Los mejores cortos del año

Finalmente citar los cortometrajes escogidos, casi todos de animación. La excepción es Mar, con dos conocidas actrices como la también cantante Paula Jornet y Diana Gómez sobre una chica que participa en un concurso radiofónico. La húngara Boxi: Levelek cuenta las aventuras de un perro y un niño de cartulina que cobran vida en el mundo de un chaval; la holandesa A double life es una comedia sobre un conflicto matrimonial y la francesa Hybrids es un documental sobre cómo la vida marina se adapta a la contaminación. Un mes para disfrutar de un cine diferente en un entorno ideal.


   

        item
   

   

       

'Cinema Lliure a la Platja'

Lugar: CEM La Mar Bella (Barcelona) y playas de Tossa de Mar y Palamós.

Días: ver programación.

Precio:  entrada libre (en Barcelona, imprescindible reserva previa).

Más información: cinemalliure.com/platja