06 jul 2020

Ir a contenido

PADECÍA PARKINSON

Muere a los 88 años el sobrio y distinguido Ian Holm

Encarnó a Bilbo Bolsón en 'El señor de los anillos', al androide Ash en 'Alien' y fue nominado al Oscar por 'Carros de fuego'

Quim Casas

El actor encarnando a Bilbo Bolsón en ’El señor de los anillos’.

El actor encarnando a Bilbo Bolsón en ’El señor de los anillos’.

Las dos interpretaciones más populares de sir Ian Holm se enmarcan en el género fantástico. Sin duda se le recuerda como el tripulante-androide de 'Alien, el octavo pasajero' y por su composición de Bilbo Bolsom en cuatro de las seis películas dedicadas por Peter Jackson a las sagas de 'El señor de los anillos' y 'El hóbbit'. Pero en la dilatada trayectoria del actor británico, fallecido este viernes a los 88 años en Londres, enfermo de Parkinson, hay trabajos mucho más definitorios que dan la medida exacta de su excelencia interpretativa.

Ian Holm, con Sigourney Weaver y Yaphet Kotto, en 'Alien, el octavo pasajero'.

Por ejemplo su cometido en 'El dulce porvenir', drama realizado por el armenio-canadiense Atom Egoyan en 1997, en el que Holm encarna a un abogado que debe entrevistarse con los padres de todos los niños de una localidad que han perecido en un accidente de autobús. No creo que ese año hubiera una interpretación masculina mejor, más severa y matizada, pero Holm ni fue nominado al Oscar -lo había sido en la categoría de actor de reparto por 'Carros de fuego'- ni ganó el premio al mejor actor en el festival de Cannes, donde la cinta se alzó con el Gran Premio del Jurado.

Holm comenzó su andadura por la televisión y el cine a finales de los años 50, e intervino en papeles secundarios en títulos como 'El hombre de Kiev', ambientado en la Rusia zarista y la purga de judíos, o la comedia musical y parodia bélica '¡Oh, qué guerra tan bonita!', dirigida por otro sir, Richard Attenborough.

Ian Holm, en 'El dulce porvenir'.

Tras trabajar con casi todos los directores británicos de aquellos años, caso de Attenborough, Hugh Hudson o Richard Lester, para quien compuso un vil rey John en la crepuscular 'Robin y Marian', e intervenir en series internacionales de prestigio como 'Jesús de Nazareth' de Franco Zeffirelli y la famosa 'Holocausto', donde dio vida a Himmler sin ninguna estridencia, Holm sería escogido por Ridley Scott para encarnar a uno de los tripulantes de la nave Nostromo. Una de las grandes sorpresas del filme recaía en su personaje cuando, en pleno acoso de la criatura multiforme diseñada por H. R. Giger, descubríamos que era en realidad un robot que controlaba todos los entresijos de la nave y su misión.

Al lado de la criatura dentada y con cabeza gigante y larga cola era imposible destacar pero, a partir de 'Alien, el octavo pasajero', Holm ya se hizo un hueco importante en el cine británico y estadounidense. Acometió un disparatado Napoleón en la fantasiosa 'Los héroes del tiempo' de Terry Gilliam, repitió con este director en la seminal 'Brazil', trabajó con Woody Allen en 'Otra mujer', encarnó al inquietante doctor Murnau en 'Kafka, la verdad oculta', apareció en la desquiciada 'El almuerzo desnudo' y demostró su querencia por Shakespeare a las órdenes de Zeffirelli y Kenneth Branagh. Un talento puro que se había despedido del cine con Bilbo Bolsom tras ponerle voz al chef Skinner en 'Ratatouille'.

Varias personalidades del mundo del cine se despidieron de él a través de redes sociales, como el director español Juan Antonio Bayona, quien ha calificado al actor de "inolvidable" en algunos de sus roles.

Temas Cine