10 jul 2020

Ir a contenido

CULTURA DE CUARENTENA

15 salvavidas culturales que recordaremos de la era del confinamiento

Ya en pleno avance de la desescalada, recordamos algunos milagros musicales, cinematográficos, televisivos, teatrales o artísticos que, por 'streaming', nos hicieron la vida más fácil en estos días extraños

Los Rolling Stone, en el concierto ’on line’ ’One world: Together at home’

Los Rolling Stone, en el concierto ’on line’ ’One world: Together at home’ / REUTERS (X80001)

Cuando, en el futuro, echemos la vista atrás para recordemos estos meses de confinamiento, seguramente nos asaltarán muchas imágenes de confusión y abotargamiento, pero quizá también volveremos a ver las imágenes que nos salvaron, a escuchar las canciones que nos hablaron, o a jugar el juego que nos hizo soñar con una isla propia. Una vez más, la cultura nos ha hecho un poco más libres, aunque tuviéramos que consumirla encerrados en casa, básicamente a través del 'streaming', una opción cada vez más asentada como prioritaria y que no se desvanecerá ni mucho menos con la nueva normalidad. Ahora que la desescalada avanza a paso firme, es buen momento de recordar 15 clásicos 'on line' de estos días extraños de cuarentena. 

La serie 'Devs' (5 de marzo)

Empezó a verse el 5 de marzo, algo más de una semana antes del primer estado de alarma, pero fue durante el confinamiento cuando se hizo pequeño fenómeno sorpresa gracias al boca-oreja. Todos necesitábamos menos realidad y más ciencia ficción en aquellos días, y el maestro del género Alex Garland nos la trajo en bandeja de plata: 'Devs' era una combinación irresistible de conceptos lejanos y emociones cercanas, una inmersión solo aparentemente fría en las fauces de la pérdida. A través de la cosmología del multiverso, Garland nos hacía valorar todo lo que teníamos, algo que podíamos olvidar en estas circunstancias. 


El 'Hamlet' del #LliurealSofà (14 de marzo)

El Lliure fue de los primeros teatros catalanes en ponerse las pilas y ofrecer programación 'on line' a través de su canal de Youtube. #LliurealSofà despertó el máximo interés con su primer título, la aclamada producción de 'Hamlet' protagonizada por Pol López que agotó localidades en su día. Aunque la calidad de la filmación dejaba que desear -nada que ver con las del Nathional Theater de Londres- consiguió 10.649 visualizaciones, siendo la más vista por delante de 'Dues dones que ballen' (9.913), 'L’ànec salvatge' (8.079) y 'El temps que estiguem junts' (7.096), los otros 'hits' del Lliure durante la pandemia.  


La serie 'The mandalorian' (20 de marzo)

Esto ya era pura evasión, algo también muy necesario. Y además ideal era para ver en familia. Poco importaba si eras un niño o un adulto, ibas a querer traspasar la pantalla para abrazar a Baby Yoda. Pero 'The mandalorian' no es solo el festival de monerías de una criatura adorable, sino un wéstern espacial realmente potente, con elegantes 'set pieces' de acción y dos últimos episodios que, unidos, dan pie a la mejor película de 'La guerra de las galaxias' desde 'Rogue One'. Su creador, Jon Favreau, ha sabido devolver la ilusión en torno a un universo que empezaba a ser sobreexplotado sin especial inspiración. ¡Y qué música de Ludwig Göransson! 


El videojuego 'Animal crossing: New horizons' (20 de marzo)

El mismo día, 20 de marzo, llegaron a nuestro país 'The mandalorian' y este juego salvador para Nintendo Switch y Nintendo Switch Lite. Por entonces, sobre todo con cosas así a mano, parecía que el confinamiento iba a estar chupado. Luego vimos que no, que no iba a ser fácil ni corto, pero las jornadas de personalización de nuestra isla desierta hicieron el encierro algo más llevadero. Además, si otros amigos tenían el juego, podías hacer las maletas virtualmente e ir a visitar otros paraísos. 


El megaconcierto 'One World: Together at home' (17 de abril)

Este especial musical organizado por Global Citizen y comisariado por Lady Gaga solo mereció aplausos: por el mucho dinero que recaudó para la OMS (al día siguiente, el 18 de abril, se anunciaron compromisos por valor de casi 117 millones de euros), sobre todo, pero también por los momentos de entretenimiento que nos brindó durante ocho horas. Charlie Watts, de The Rolling Stones, tocó la batería sin batería. Elton John cantó 'I'm till tanding' en lugar de 'I'm still standing'. Eddie Vedder nos enseñó su armonio del siglo XIX. Por todo esto y mucho más, gracias, Gaga. 


La docuserie 'El último baile' (19 de abril)

A falta de retransmisiones deportivas (al menos hasta el arranque de la Bundesliga), la docuserie sobre los Chicago Bulls de Jordan (y Pippen y Rodman y los demás) se convirtió en Todo El Deporte. Tampoco lo dejemos en funcional placebo, no. Estamos hablando de numeroso metraje inédito, filmado en cine, de algunos de los mejores atletas de la historia; eso combinado con entrevistas actuales que podían ser descargas de dinamita. Pasarán a la historia esas imágenes de Jordan mirando un iPad y reaccionando a las perlas de otros sobre él. Historia deportiva, e historia de la tele, sin más.  


Las 'performances' 'Artists in quarantine' (23 de abril)

Inspirada en la acción de la artista croata Sanja Ivekovic en 1979, cuando, durante una visita del mariscal Tito a Zagreb, llevó a cabo una ‘performance’ en el balcón de su casa que incluía leer, tomar whisky y simular que se masturbaba, la confederación de museos L'Internacionale (que engloba a instituciones como el Macba o el Reina Sofía) invitó a 16 artistas a reflexionar sobre la pandemia y la expresión artística desde el espacio doméstico. Entre el 21 de abril y el 7 de mayo, los artistas compartieron sus contribuciones a través de Instagram.


El Sant Jordi raro y confinado (23 de abril)

Las imágenes de las Rambles de Barcelona desérticas, sin gente ni puestos de libros y rosas, ponían la piel de gallina. Eran la visión del vacío del  fin del mundo. La pandemia, sí, reventó el habitual brillo colorista de la 'diada', que hubo de saltar de la calle a internet. Pero editores, libreros y autores echaron el resto en Instagram, Twitter, Youtube o  Facebook para mantenerse en contacto con los lectores a trevés de animosos chats y charlas virtuales. Más allá del inevitable abatimiento, la llama de Sant Jordi siguió viva ese 23 de abril raro y confinado. 


La gala lírica 'Met At-Home' (25 de abril)

El escenario neoyorquino reunió en una gala emitida por la web del coliseo y que recaudaba fondos para el propio teatro a algunos de los mejores y más mediáticos intérpretes del panorama lírico internacional. En riguroso directo, y realizando una proeza técnica admirable, participaron desde sus hogares repartidos por medio mundo, con conexiones desde América, Europa y Asia, estrellas de la magnitud de Kaufmann, Alagna, Terfel, Fleming o la mismísima Netrebko, entre más de 40. Después del 'streaming', el vídeo estuvo colgado 24 horas en la web del Met sobrepasando el millón de visionados.  


El BNE, en el Día Internacional de la Danza (29 de abril)

El Ballet Nacional de España sorprendía a los balletómanos de todo el mundo el frustrado Día Internacional de la Danza con un vídeo realizado con los miembros de la compañía confinados en sus casas. Sobre una casi irreconocible Asturias (Leyenda) de la Suite española de Albéniz versionada por la coreana Youn Sun Nah, medio centenar de bailarines –incluyendo a su director, Rubén Olmo– dan vida en sucesivos solos a una coreografía energética, llena de pasión y con duende, en el que la modernidad se da la mano con la tradición. 


La edición online de D'A (30 de abril)

El bendito 20 de marzo saltaba la noticia: el D'A Film Festival de Barcelona desafiaba a la pandemia y se celebraría en las fechas previstas (del 30 de abril al 10 de mayo), solo que en Filmin. Se mantuvo un 70% de la programación prevista y el público no solo barcelonés, sino también del resto del estado, pudo disfrutar de obras de Herzog, Desplechin, (Kiyoshi) Kurosawa, Hausner o un nombre bastante nuevo a tener en cuenta, el islandés Hlynur Pálmason, ganador del certamen con 'Un blanco, blanco día'. Pudimos también seguir comprobando el estado de salud del 'otro cine español'. Nadie D'A más. 


La película 'Bacurau' (14 de mayo)

Debía haberse estrenado en cines, pero la pandemia la llevó al 'streaming'. En los últimos años han proliferado las películas brasileñas que reinterpretan el género fantástico y de terror. Bacurau es una de ellas. Dirigida por Kleber Mendonça Filho y Juliano Darnelles, parece a ratos un relato de la caza del hombre por el hombre; en otros momentos se acerca a John Carpenter; juega la baza del realismo mágico igual que la aventura lisérgica, siendo a la vez un wéstern distópico y una crítica furibunda al Brasil de Bolsonaro. 


El disco de Charli XCX (15 de mayo)

Todos hemos intentado sacar nuestro lado creativo durante el confinamiento. Unos han rematado esforzados bodegones. Otros han escrito diarios de confinamiento que nadie querrá leer. Luego está una de las grandes del pop moderno, Charli XCX, capaz de marcarse un álbum lleno de hits en tiempo récord. 'how i'm feeling now', lanzado el 15 de mayo, es el mejor suvenir de una era. 


El videoclip de Owen Pallett (22 de mayo)

Durante estas semanas hemos intentado, también, mantener la compostura, no llorar demasiado, por el bien de los nuestros y de todos. Pero el 22 de mayo llegó el músico de pop neoclásico Owen Pallett y descargó sobre nosotros, sin previo aviso, el vídeo de 'A bloody morning', especie de poema visual sobre la cuarentena. Con la pieza de Vincente René-Lortie y Brittney Canda solo se puede llorar desesperadamente.


La película 'Dragged across concrete' (29 de mayo)

Ideológicamente conservador pero cinematográficamente pletórico. Así podríamos describir, a grandes rasgos, a S. Craig Zahler, cuyo tercer filme, interpetado por Mel Gibson y Vince Vaugh, es un policiaco expeditivo, estiloso, tenso y violento, una serie B muy personal en sintonía con el cine de Quentin Tarantino. Ironía, buenos diálogos, situaciones límite y cámara a la altura de los personajes en un filme del 2018 recuperado por el 'streaming' que nadie había estrenado en salas.


Selección y textos, por Juan Manuel Freire, Julián García, Marta Cervera, Quim Casas, Pablo Meléndez-Haddad y Mauricio Bernal.