04 jul 2020

Ir a contenido

REAPARICIÓN

Jarabe de Palo sorprende con su disco 'buenrollista'

Pau Donés lanza sin previo aviso el álbum 'Tragas o escupes', donde recupera el rock latino de sus inicios en un cancionero lleno de mensajes positivos con claves autobiográficas

Jordi Bianciotto

’Eso que tú me das’, lo último de Jarabe de Palo.

Pau Donés nos habló en este diario el pasado diciembre del nuevo álbum de Jarabe de Palo que tenía en la cabeza, con fechas de grabación y edición indefinidas, y canciones “de ‘buenrollismo’ a tope”, en las que regresaría al rock latino de sus inicios. Y el disco ya es una realidad: ‘Tragas o escupes’, así se titula, iba a salir en septiembre, pero vio la luz por sorpresa este lunes por la noche, con 11 canciones nuevas encabezadas por el sencillo ‘Eso que tú me das’.

Esta canción cuenta con un video que Donés ha grabado con sus músicos (y con una bailarina que no es su hija Sara, como se ha comentado en las redes, sino una figurante) en la azotea de su casa en Barcelona, y la letra está dedicada a quienes le han transmitido buenas vibraciones en la vida sin esperar nada a cambio. “Por todo lo que recibí / estar aquí vale la pena / Gracias a ti seguí / remando contra la marea”, canta en esta pieza luminosa en la que se hace notar el tacto del ukelele.

Homenaje a los sanitarios

‘Tragas o escupes’ da título a una de las canciones, dueto con La Shica, la más cubana del conjunto, con estrofas que deslizan cierto desafío vital: “Yo lo tengo claro, no me callo, ni trago, ni paso por el aro”, rapea ella arropada por exuberantes metales. El álbum incluye la canción cuya letra recitó en primicia en su concierto de diciembre en Luz de Gas, ‘Los ángeles visten de blanco’, su homenaje a los profesionales de la sanidad, “la gente generosa”, dijo entonces, que “viste de blanco” y que no tiene alas, ni lazos, ni rizos dorados”. Donés combate el cáncer de colon desde el 2015.

Las canciones funden mensajes fácilmente legibles en clave autobiográfica, como la que abre el disco, ‘Vuelvo’, donde nos habla de la singladura de Jarabe de Palo (“Fueron 20 años que no cambiaría por nada / todo lo que había soñado, convertido en realidad”) y anuncia su regreso tras el año de desconexión vivido con su hija en Los Ángeles. “Llegó la hora de por fin volver a casa”, añade la letra, que presagia nuevos retos. “Porque pisar un escenario es lo único que pienso”. Esta pieza la adelantó Donés hace unas semanas en un vídeo en el que aparecía cantándola con la guitarra en el balcón de su casa.

Agarrados al 'carpe diem'

Otro de los nuevos temas, ‘Misteriosamente vivo’, celebra su estado de plenitud vital (“Me siento bien conmigo mismo / Nada tengo por hacer / No tengo líos”), mientras que ‘La vida es el momento’ alude a la fugacidad de la existencia y al ‘carpe diem’: “Ya pasó el presente como un rayo, ya pasó”. Y el disco se cierra con el toque de romanticismo de ‘Besos en el ascensor’, medio tiempo envolvente con imágenes suspendidas en el tiempo: “Enredados en el túnel del amor hasta perder el sentido”.

Es el clímax emotivo de un álbum que trae el primer conjunto de canciones nuevas de Jarabe de Palo en seis años, desde la publicación de ‘Somos’ (2014). Un disco que se acoge a la "tendencia a la improvisación" que siempre ha caracterizado tanto al grupo como a su sello, Tronco Records, explica Donés en la nota de prensa. Esta vez, dadas las excepcionales circunstancias derivadas de la pandemia, añade, "no ha habido más remedio".