01 jun 2020

Ir a contenido

PRÓXIMA TEMPORADA

La música clásica desafía al coronavirus en Catalunya

Los ciclos de BCN Clàssics y de la Orquesta Camera Musicae muestran interesantes programaciones para el curso 2020-21 pese a la pandemia mienteas Ibercamera presenta cartel sin concretar fechas

Marta Cervera

Daniel Barenboim, en Oviedo, dentro de su gira de homenaje de Debussy

Daniel Barenboim, en Oviedo, dentro de su gira de homenaje de Debussy / EFE / ALBERTO MORANTE

La clásica seguirá sonando pese a la amenaza del covid-19. Al igual que el Palau de la Música, que ya presentó sus ciclos para la próxima temporada en pleno confinamiento, también BCN Clàssics apuesta por una potente programación que prima grandes solistas por encima de los conjuntos en otoño-invierno, con pianistas como Evgeni Kissin y Daniel Barenboim, mientras deja para primavera-verano a destacadas orquestas: la Sinfónica de Radio Viena interpretará la 'Sinfonía Leningrado' de Shostakóvich y la del Concertgebouw, obras de Brahms y Schumann con la efervescente pianista Yuja Wang.

La Orquesta Camera Musicae también desafía la amenaza de la pandemia invitando la próxima temporada a primeras figuras como la pianista portuguesa Maria João Pires y el violonchelista letón Mischa Maiski para conmemorar por todo lo alto el 15º aniversario de la formación tarraconense.

Por su parte, Ibercamera  ha anunciado su intención de seguir adelante pese al covid-19, pero su director Josep Maria Prat solo ha dado a conocer el cartel sin poner fechas ni entradas a la venta, a la espera de saber cómo y cúando podrán volver a realizarse conciertos. "La idea es presentar la temporada en junio", ha destacado. El Auditori, centro público donde más conciertos se realizan al año en Barcelona, también presentará a principios del mes próximo su temporada. Para entonces deberían estar más claras las pautas de cómo organizar a los intérpretes y al público para evitar contagios. Esta semana el Inaem (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música) ha puesto en marcha dos mesas de trabajo con representantes del mundo del teatro, la danza, la música y el circo para determinar los protocolos para la desescalada en teatros y auditorios. Aunque todos quieren recuperar la normalidad cuanto antes, nadie quiere correr riesgos.

Más solistas y menos orquestas en BCN Clàssics

Muchos programadores miran a Asia. "Los primeros países en padecer y superar el coronavirus ya están recuperando la actividad", dice Llorens Caballero, responsable de BCN Clássics. Su temporada cuenta con dos recitales de piano y un concierto protagonizado por la orquesta de cámara Los Virtuosos de Moscú. Del 1 de diciembre al 9 de marzo no programan nada. Además de las orquestas ya citadas,el resto de la temporada se completa con música de cámara a cargo del célebre violonchelisa Yo-Yo Ma y la pianista Katrhryn Scott, con obras de Falla, Messiaen, Janacek entre otras, y un recital del pianista Arcadi Volodos dedicado a Brahms y Schubert. "China y Corea del Sur van dos meses por delante nuestro en la organización de conciertos. Allí los solistas actúan con el 50% del aforo de la sala. Estamos estudiando fórmulas para acomodar al público con la distancia reglamentaria entre los espectadores", explica Caballero. Una opción que baraja es ofrecer conciertos de 60 minutos y ofrecer dos pases con un descanso más largo de lo habitual.

BCN Clàssics, que ha devuleto el dinero de los conciertos anulados esta temporada por la pandemia, está satisfecha con la venta de entradas para el próximo curso. "Hay ganas de asistir a conciertos y los músicos también necesitan el contacto con el público". Caballero sabe que la seguridad será un factor clave pero no imagina a una sinfónica o un coro con los músicos a metro y medio de distancia entre ellos. Imposible escuchar una sinfonía de Mahler en estas circunstancias. Veremos qué pasa este próximo mes de junio, cuando algunas salas españolas reabran. "Es importante recuperar los hábitos pero hay que volver a las salas de conciertos con garantías."

Precaución en Ibercamera

"Podemos explicar quien vendrá aunque esperamos anunciar las fechas definitivas y los precios cuando sepamos más acerca de cómo serán los conciertos en el futuro", ha asegurado Josep Maria Prat, alma de Ibercamera. El Palau de la Música y la orquesta OCM sí que han puesto a la venta sus temporadas.  

Sobre el papel, el curso 2020-21 de Ibercamera contará con primeras espadas de la clásica interpretando grandes obras del repertorio en el Palau y el Auditori. Si las medidas anticoronavirus lo permiten el público podrá disfrutar con batutas como  János Kovács, Teodor Currentzis y Valery Gergiev, formaciones como la Sinfónica de Tokio, la Orquesta de cámara de Viena, la Orquesta Sinfónica de Stuttgart, la Filarmónica de Munich, la Staatskapelle de Weimar y  la Orquesta de la Radio de Hungría. También contará con pianistas de la talla de Maurizio Pollini y Daniil Trifonov y violinistas como Fumiaki Miura y Janine Jansen. “Todos tienen comprometida su actuación y quieren venir”, ha señalado Prat. De momento él prefiere esperar a ver cómo evoluciona la pandemia antes de poner a la venta entradas y abonos para disfrutar de obras como ‘La Creación’ de Haydn, la ‘Sexta Sinfonía ’ y ‘La canción de la Tierra’, de Mahler, el ‘Concierto para violín’ de Sibelius, la ‘Sinfonía núm. 29’ de Mozart, o la ‘Quinta’ de Chaikovski. 

Más allá de la situación en las fronteras y la posibilidad de volar, en tiempos de coronavirus, la última palabra en cuanto a la realización de conciertos en Catalunya la tienen las autoridades sanitarias, la 'conselleria' de Cultura y del ayuntamiento de Barcelona. “Ellos dirán cuándo se podrán reabrir las salas y en qué condiciones se podrán hacer los conciertos”, apunta Prat, que espera superar la incertidumbre actual para poner a la venta sus conciertos.  

Camera Musicae va a más con Pires, Maiski y Pogorelich 

La Orquesta Camera Musicae (OCM) que dirige Tomàs Grau y cuyo ciclo en el Palau de la Música de Barcelona se ha afianzado, celebrará su 15 aniversario con artitas como los pianistas Maria João Pires, Ivo Pogorelich, el violonchelista Mischa Maiski y la violinista Midori. También destacan baturas como Andrea Marcon, Salvador Mas y Simon Halsey. Este último, especialista en música coral,  dirigirá 'La Pasión según San Mateo' con las voces del Orfeó Català y del  Cor Infantil del Orfeó Català con una la OCM ampliada con solistas de la Filarmónica de Berlín. "El concierto conmemorará el centenario del estreno de la obra de Bach en España", destacó Grau.

El director espera que su trabajo junto a primeras figuras contribuya a "dar mayor proyección internacional a nuestro trabajo". Las entradas se ha puesto a la venta pese a la incertidumbre actual que rodea la celebración de conciertos y espectáculos. "La gente puede sentarse más separada en un auditorio pero los músicos deben ensayar y tocar juntos", afirma Grau con ganas de tirar adelante.  "Tendremos que hacer test antes de los ensayos para evitar contagios". La OCM empezará fuerte: abrirán temporada a finales de septiembre con la la 'Novena' de Beethoven culminando la integral sinfónica iniciada hace varios años. Además de dicho concierto Grau también dirigirá, entre otras, la 'Trágica' de Schubert y la 'Consagración de la primavera', de Stravinski, obra rompedora en su época convertida en referente de la música sinfónica de principios del siglo XX. 

Ahora solo falta que el coronavirus deje de ser una amenaza para el ser humano y la cultura para poder disfrutar de nuevo de la música clásica en directo.