28 may 2020

Ir a contenido

FENÓMENO MUSICAL DEL CONFINAMIENTO

Stay Homas: "Cada día nos levantamos pensando en canciones"

El grupo surgido en una terraza del Eixample, del que Michael Bublé adaptó una canción, ficha por una multinacional y lanza su primer 'single' oficial al tiempo que anuncia álbum para otoño

Jordi Bianciotto

 Klaus Stroink, Guillem Bultò y Rai Benet, en la terraza de su domicilio. 

 Klaus Stroink, Guillem Bultò y Rai Benet, en la terraza de su domicilio.  / EFE / ANDREU DALMAU

Todo comenzó como una broma, aseguran, pero en cuestión de semanas se convirtió en un ‘leitmotiv’ motivador cotidiano. “Cada día nos levantamos pensando en canciones y haciendo listas de ideas sobre las que montar un tema”, revela Guillem Bultó, una de las tres patas sobre las que se asienta Stay Homas, ese grupo con apenas dos meses de historia, surgido en la terraza de un piso de la barcelonesa calle Balmes, proyectado al mundo por Michael Bublé y fichado por una multinacional.

No dan crédito a lo que les está sucediendo. “Era impensable que con una guitarrita y un cubo de fregar pudiéramos despertar el interés de una gran discográfica. Cuando nos lo propusieron, nuestra reacción fue: ¿cómo? ¿sí? ¿seguro?”, confiesa Bultó, trombonista de Doctor Prats e informalísimo percusionista de un trío que ha demostrado que no hace falta ir a grabar un disco a Nueva York con el productor ‘top’ del momento para caer en gracia y llegar al público. Completan el cuadro dos miembros de Búhos, el trompetista y cantante Klaus Stroink y el guitarrista-bajista Rai Benet.

Sin ruido de coches

Parte de la gracia de sus 27 ‘confination songs’ (así las llaman) y sus correspondientes videos está en su radical acabado casero: grabaciones con sonido y audio de teléfono móvil y plano único. Pero su primer ‘single’ oficial, lanzado por Sony Music, está cocinado con más medios. Se trata de la regrabación de uno de sus primeros temas, el muy definitorio ‘Stay homa’. Registrado ahora dentro de casa, “sin sonido de coches e insonorizando las paredes con mantas y cojines”, revelan. Menudo lujo. “Y hay otros instrumentos: un djembé de recuerdo de un viaje, un tambor brasileño, una espátula de barbacoa, una botella de cristal, un ukelele de relleno y una trompeta que aparece al final”.

En ‘Stay homa’ está sintetizado el espíritu del grupo: canción con desenfadado ritmo de reggae, encaminada a atender las indicaciones de la administración en la era covid-19 y a celebrar lo que tenemos, incluida la soledad. “Igual la gente está muy rayada y esta perspectiva de ‘it’s OK to be alone’ (‘está bien estar solo’) invita a pensar que no estamos tan mal”, estima Guillem Bultó. “¿Si somos un grupo que da esperanza? Queremos pensar que sí”.

Con fines benéficos

Su otro ‘hit’ es ‘Gotta be patient’, el tema que Michael Bublé colgó en su muro de Facebook y que procedió a grabar con sus amigos de Barenaked Ladies y la cantante mexicana Sofía Reyes para una gala benéfica canadiense. “No hemos tenido contacto con él: nos buscó en las redes y la cuestión pasó de mánager a mánager. Le estamos muy agradecidos”, ratifica Bultó. Y su último golpe de efecto es la colaboración con Pablo Alborán, que contó con ellos para una nueva versión de ‘Cuando estés aquí’ con destino a Unicef.

Pero los duetos son corrientes en el mundo de Stay Homas, ya que se las han apañado para contar en sus canciones con artistas como Manu Chao, Judit Neddermann, Macaco, Sílvia Pérez Cruz, María José Llergo, El Kanka... Todos han respondido con rapidez a su llamada. “Y eso que levamos un ritmo bastante frenético”, apunta Klaus Stroink. “El plan siempre es: ‘te paso la canción, mañana debes tener tu parte y nos pasas el video y lo grabamos ya’. Todo muy intenso”.

Pensando en la desescalada

Rozan la media de una canción publicada cada dos días, siempre cruzando géneros y ritmos, de la música jamaicana a la bossa nova y el doo-wop. “Me gusta tener un proyecto en el que vale todo”, indica Bultó. Y ahora meditan cómo hacer evolucionar su discurso en tiempos de desescalada. “Estamos pensando en otras temáticas y enfoques que puedan encajar con el confinamiento y a la vez con situaciones más genéricas”.

Suspiran por ofrecer conciertos. ¿Incluso ante audiencias muy reducidas, dictadas por las restricciones? “Tocar en un bar para 80 personas, rentable seguro que no es, pero igual lo haríamos solo por no quedarnos en casa con los brazos cruzados”. Muchos interrogantes flotan en el horizonte, incluyendo la futurible actividad de dos bandas poderosas en el circuito catalán de fiestas mayores como son Búhos y Doctor Prats. “Y aún no sabemos si todo esto que hemos hecho será en vano”, reflexiona Bultó, que se pregunta “si después del confinamiento la gente se olvidará de Stay Homas”. Pero para dejar claro que lo suyo va en serio, el grupo anuncia álbum para otoño. Lo más importante: “nos divertimos haciendo canciones”.