28 may 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

El mundo de la clásica ofrece conciertos solidarios en el Global Hope Festival

Esta semana actuarán pianistas, flautistas, violonchelistas, dúos y un cuarteto de ópera

El proyecto, nacido en Barcelona, pretende recaudar fondos para la Organización Mundial de la Salud

Eduardo de Vicente

La orquesta de cámara milanesa ha participado en el evento.

La orquesta de cámara milanesa ha participado en el evento. / CAMERISTI DELLA SCALA

Los artistas de todo el mundo hace ya días que están compartiendo un poco de su talento para ayudarnos a sobrellevar con algo más de cultura y entretenimiento esta temporada. La gente de la clásica no podía ser menos y por eso se ha puesto en marcha desde Barcelona el Global Hope Festival, una iniciativa en la que diversos músicos ofrecen conciertos en directo a través de sus cuentas de Instagram o Facebook o en el de la organización. Este evento está destinado a recoger fondos destinados a la lucha que está llevando a cabo la Organización Mundial de la Salud. La idea pretende conectar a los ciudadanos del mundo a través de la música clásica y hacer que, por un rato, olvidemos los problemas. 

 

Este certamen ha tenido una acogida muy positiva y ha conseguido que pasaran por el mismo artistas de la talla del violinista Xiaoming Wang, el iraní Abdollah Abdi, el contratenor barcelonés Víctor Jiménez Díaz, la mezzosoprano Marina Viotti, la guitarrista vasca Andrea González Caballero, el trompetista Paul Merkelo, la pianista Zarina Shimanskaya, la orquesta de cámara del Teatro de la Scala de Milán (Cameristi della Scala) o el violinista y director de orquesta Emmanuele Baldini. Pero las sorpresas aún no han acabado y nos tienen preparados nuevos conciertos para que nos relajemos esta semana.

El violinista Emmanuelle Baldini ha sido uno de los invitados. / FERNANDO RUZ

El piano abre la semana

Hoy podemos descubrir al pianista franco-armenio Vardan Mamikonian (15 h.), que ha destacado interpretando piezas de Chopin, Rachmaninoff, Prokofiev, Mozart, Brahms, Liszt y Ravel con una poderosa y elegante técnica y una extraordinaria musicalidad. Precisamente sobre algunos de sus compositores favoritos versará su recital, en el que repasará el cuarto movimiento del Piano Concerto nº 1 de Liszt y el opus 10 del Etude nº 12 de Chopin.


  

Mañana miércoles será el turno de la pianista ucraniana Yevheniya Lysohor (18 h.), es maestra del Conservatorio de Cremona y aborda un amplio repertorio, desde Bach al siglo XX, con especial atención al periodo romántico. Interpretará las Estampas de Debussy, una balada de Chopin y piezas del compositor contemporáneo italiano Francesco Fiore además de rendir tributo a Mykola Lysenko, un autor de su país.


  

Un recital de flauta y un dúo

Para el jueves nos tienen preparada a la flautista italiana Luna Vigni (15 h.). Pese a su juventud, tan solo cuenta 22 años, ya ha estado en diversas formaciones de orquesta de cámara, ha sido solista en orquestas como la Svizzera de Lugano o la ArteViva milanesa y ha ofrecido conciertos en solitario. Su precocidad la ha llevado igualmente a obtener múltiples premios internacionales. Para esta ocasión ha escogido un solo de flauta de Claude Debussy, Syrinx, y Jade, un fragmento de las Tres piezas breves de Pierre-Octave Ferroud. 


  

Los protagonistas del viernes serán dos alemanes: el violinista Nicolas Koeckert y su esposa, la pianista y violonchelista Johanna Mair (horario por determinar), que actuarán desde el Museo Nacional de Baviera. Koeckert fue el primer alemán galardonado en el concurso Tchaikovsky de Moscú y ha trabajado con directores como Lawrence Foster o Collin Davis y con orquestas de la talla de la Royal Philarmonic de Londres o la Bavarian Radio Symphony, mientras que ella está terminando su máster en piano y cello. Su concierto constará de tres piezas: el Passacaglia sobre un tema de Haendel, de Johan Halvorsen; Czardas, de Monti y el Banjo and fiddle de William Kroll.

Koeckert y Mair actuarán desde el Museo Nacional de Baviera.

Más flauta y un cuarteto de ópera para acabar

La flauta será nuevamente el instrumento primordial del sábado a cargo del cacereño Francisco López (19 h.) que es flauta principal de la orquesta de Oslo y solista de la OBC y ha sido invitado a colaborar con otras prestigiosas formaciones de Australia, Suecia, Noruega, Alemania o la del Gran Teatre del Liceu. Pero también es compositor y ha creado piezas como El bailaero de las gitanas, para flauta y orquesta, o el solo Mangata (Reflejos de la luna en el Jerte), que formará parte de su recital. Igualmente interpretará otras obras breves como la Fantasía nº 3 en si menor de Telemann, el citado Syrinx de Debussy y Mononoke-hime, a partir de la banda sonora creada por Joe Hisaishi para la película La princesa Mononoke y acabará con una adaptación propia de la Canción del fuego fatuo, de Manuel de Falla.


  

La programación semanal acabará el domingo (15 h.) con una reunión de prestigiosas estrellas: el tenor ucraniano Vassily Solovdkky, la joven soprano Silia Valente, el barítono Daniele Caputo y la mezzosoprano Eleonora Filipponi, todos estos últimos, italianos. Este cuarteto se unirá para interpretar una pieza de la ópera Rigoletto de Giuseppe Verdi. Ya se han apuntado a este evento nuevos invitados que participarán en las próximas semanas y cuyo día de actuación aún está por determinar como el violonchelista estadounidense Chris Rorrer, la joven violinista surcoreana Anna Jeaun Lee, el violonchelista alemán Benedict Kloeckner, el dúo de violín y acordeón formado por los polacos Iwo & Karolina, la soprano Anima Edirs y el tenor Pene Pati y el Trio Goldberg con Liza Kerop. Una serie de conciertos solidarios de gran calidad para entusiasmarse por la música clásica y tener esperanza en el futuro, como nos quieren transmitir.

Liza Kerop y el trío Goldberg actuarán próximamente.