30 sep 2020

Ir a contenido

PARTICIPÓ EN 200 PRODUCCIONES

La sobriedad total de Brian Dennehy

El actor, fallecido a los 81 años, destacó en 'Best Seller' y brilló en 'F/X, efectos mortales'

Quim Casas

Brian Dennehy, en un fotograma de la película ’FX, efectos mortales’.

Brian Dennehy, en un fotograma de la película ’FX, efectos mortales’.

Aquí nunca le vimos en el teatro, que a decir de todo el mundo era su medio natural, ganando dos premios Tony por sus interpretaciones en 'La muerte de un viajante' y 'Largo viaje hacia la noche', y en cine nunca fue lo que se considera una estrella. Pero tanto en sus papeles protagonistas como en los secundarios, Brian Dennehy brilló con un estilo propio, siempre sobrio, libre para todos los géneros y sin rehuir, como en el caso de su interpretación en el filme de Peter Greenaway 'El vientre del arquitecto' (1987), las experiencias extremas.

Nacido en la localidad de Bridgepot, Connecticut, en 1938, Dennehy falleció el miércoles de causas naturales. Tenía 81 años, había debutado en 1977 –en un episodio de la serie Kojak, la del policía Telly Savalas y sus chupachups–, intervino en casi 200 producciones entre cine y televisión, llegó a dirigir seis telefilmes, nunca fue nominado al Oscar y obtuvo un Globo de Oro en 2001 por la versión televisiva de 'Muerte de un viajante'.

El arquitecto

Hasta aquí la fría estadística de un excelente actor al que no se le hizo merecida justicia. El barroco Greenaway basó buena parte de 'El vientre del arquitecto' en la interpretación de Dennehy, en el cometido de un arquitecto estadounidense que llega a Roma y empieza a tener extraños dolores de estómago vinculados a las sospechas de que su esposa tiene una aventura con otro arquitecto.

Fue una de sus pocas salidas del cine estadounidense. Se le puede recordar en papeles pequeños en películas de éxito como 'F.I.S.T. símbolo de fuerza' (1978) y 'Acorralado' (1982), ambas con Sylvester Stallone. Funcionó bien en el cine de espías –'Gorky Park' (1983)–, el wéstern –'Silverado' (1985)–, la comedia fantástica –'Cocoon' (1985)– o el drama criminal –'Presunto inocente (1990).

Efectos especiales

Donde brilló fue en 'F/X, efectos mortales' (1986), su continuación, 'F/X2, ilusiones mortales' (1991), y 'Best Seller' (1987). En ambas compartía protagonismo con otro personaje fuerte al estilo de las 'buddy movie' que causaron furor en los 80 y 90.

En los dos F/X fue Bryan Brown, como el experto en efectos especiales contratado para simular asesinatos; Dennehy es el teniente de policía que le ayuda en sus acciones. Mejor fue aún su cometido en 'Best Seller': Dennehy borda el papel de un detective y escritor que entra en contacto con un asesino a sueldo (James Woods), que empieza a contarle sus actividades.

A partir de la década del 2000 sus trabajos resultaron menos meritorios: apareció ocasionalmente en series de prestigio como 'El ala oeste de la Casa Blanca' y puso voz al personaje del ratón Django en 'Ratatouille'.