30 sep 2020

Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Coffee & Kareem': típica mezcla de géneros

Más allá de algún gag bien llevado y la comicidad de Ed Helms, la comedia un tanto burda se impone sobre la acción dicharachera

Quim Casas

Un fotograma de ’Coffee & Kareem’

Un fotograma de ’Coffee & Kareem’

item

Coffee & Kareem ★★

Dirección: Michael Dowse

Reparto: Taraji P. Henson, Ed Helms, Terrence Little Gardenhigh, Betty Gilpin, Jesse Hutch

Título original:  'Coffee & Kareem'

País: Estados Unidos

Duración: 88 minutos

Año: 2020

Género: Comedia policial

Estreno: 3 de abril del 2020

De todos los géneros con los que se ha aliado la comedia, el policíaco es, junto al cine de terror, el que ha generado una mayor producción. 'Coffee & Kareem' se suma a esta tradición de mezclar una peripecia criminal con constantes elementos de humor. Sin ser una 'buddy movie' –que en el terreno del 'thriller' cómico ha llegado a unir a un actor, Tom Hanks, con un perro: 'Socios y sabuesos'–, tiene algo de las películas de acción con pareja masculina protagonista.

Aquí es un atolondrado agente de policía blanco de Detroit, James Coffee, que acaba desentrañando una trama criminal junto a un extravertido adolescente de raza negra, Kareem. La relación entre ellos no empieza bien, ya que Kareem odia a Coffee porque mantiene relaciones con su madre y quiere contratar a un sicario para que le pegue una paliza. Las cosas se tuercen, los dos personajes masculinos se hermanan y el crimen organizado de Detroit se resiente.

Más allá de algún gag bien llevado, la comicidad de Ed Helms (uno de los actores de 'Resacón en Las Vegas') y las autocitas ya casi obligatorias a la propia plataforma que paga el filme, Netflix, en 'Coffee & Kareem' la comedia un tanto burda se impone sobre la acción dicharachera.