07 abr 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Lu Rois: "De esto hay que salir con la mejor versión de uno mismo"

La cantante y pianista de Sabadell publica 'Microcosmos', un disco inspirado en la "experiencia silenciada de la maternidad" que estrena este viernes con un concierto en Instagram

Jordi Bianciotto

Lu Rois, en una imagen promocional.

Lu Rois, en una imagen promocional. / MÓNICA BERMAR

Lu Rois ha hecho un disco alrededor de sus sensaciones en torno a la maternidad y que nos habla de superar miedos y traumas ancestrales. Obra de canciones cálidas, de ensueño, con electrónica, guitarras cristalinas y su voz de hada salida del otro lado del espejo, cocinada junto a dos productores de confianza, Santi Careta y Laia Vallès. ‘Microcosmos’ ve la luz este viernes, día en que lo estrenará en un pequeño concierto en ‘streaming’ a través de Instagram (19.00 horas).

En su disco anterior, ‘Clarobscur’ (2017), se intuía una presencia inquietante: “la fosca”, la llamaba. En este álbum parece haber quedado atrás. ¿Qué ha ocurrido?

Aquella oscuridad tenía que ver con la tristeza que me ha invadido durante toda mi vida. Pero ahora, con la maternidad, tienes menos tiempo para la mirada introspectiva, y esa parte de mí se ha desvanecido. ‘Microcosmos’ refleja la transformación que he vivido con la maternidad. Me he alejado del sonido del piano, de las cuerdas y de lo acústico, para darle una sonoridad más sintética, volátil y etérea. Y tratando de que las letras reflejaron a un yo más universal.

¿Este es un disco pensado para que lo escuchen particularmente las jóvenes madres?

Creo que ellas lo podrán entender muy bien. Me gustaría que llegase a las madres, y a los proyectos de madre, y a los padres y a los entornos familiares, para comprender y abrazar la maternidad y todo lo que se siente en soledad. Tengo la sensación de estar dando voz a una experiencia muy silenciada, la maternidad y el proceso posparto. La música pueda dar altavoz a muchas emociones que a veces pensamos que solo siente una misma, y dar un descanso a quien se encuentre en esa situación.

"Se idealiza la imagen de la madre como figura protectora, siempre en su sitio, y no siempre es así"

‘Microcosmos’ ve la luz en un mundo un poco distinto del previsto.

Este confinamiento es una bofetada en la cara, pero tengo la esperanza de que todo el mundo salga de esto con la mejor versión de uno mismo y tras una cura de humildad. Este proceso es similar al del posparto: de repente, cambian los ‘tempos’, como cuando se te acaba la baja de maternidad y no estás preparada ni física ni emocionalmente para volver al trabajo, y cae tu estatus económico.

Un ritmo de reguetón se cuela en ‘Andrómeda’, pieza en la que intervienen Los Sara Fontán, es decir, Sara Fontán (violín) y Edu Pou, de Za! (batería). ¿Cómo se le ocurrió jugar con un patrón tan alejado?

Este tema conecta con mis fantasmas, pero dándoles una visión nueva. La maternidad me ha ayudado a desprenderme de la toxicidad, de los vínculos que me herían, y uno de ellos es el que tengo, o no tengo, con mi madre, que me ha perseguido siempre y que ha alimentado una especie de culpa. Se idealiza la imagen de la madre como figura protectora, siempre en su sitio, y no siempre es así. Desde mi primer disco hablo de esa especie de fantasma. Y en ‘Andrómeda’ encontré el modo de enfrentarme a él, pensando en lo que quería transmitir a mi hijo y cerrando el vínculo con mi madre. Algo por lo cual te sientes juzgada: romper ese vínculo es un tabú. Era muy tempestuoso, pero necesité sacarlo todo y convertirlo en algo distinto. Reconduje los mismos arpegios de piano y me salió este ritmillo. Para ahuyentar los fantasmas desde la fiesta y la alegría.

Habla de cosas muy personales.

Exponerlo me produce mucha vergüenza, pero lo bonito es que cada cual se lo haga suyo. He intentado trabajar con el lenguaje de manera que una historia pueda ser entendida desde prismas distintos.

La presentación del disco sigue estando prevista para el 14 de mayo en el CAT. Antes, este viernes, ofrecerá un concierto en ‘streaming’ a través de Instagram.

Como de todo esto tenemos que salir haciendo piña, ha surgido este concierto en ‘streaming’ en el que he invitado a Werens, artista de grafiti; Maria Montserrat, que dibujará; Elisabeth Ollé, que bailará, y David Fernàndez, que recitará un poema de Erri de Luca. La fecha del CAT, de momento, sigue ahí. Cuando sale un disco tienes un ansia por compartirlo, y esta vez me he quedado a medio camino. Pero quizá ahora será más posible escuchar el álbum con atención.

Temas Música