29 nov 2020

Ir a contenido

DEL ESCENARIO A LAS PANTALLAS

Cultura de cuarentena: el encierro dispara los conciertos en 'streaming'

Iniciativas como Cuarentena Fest, Yo Me Quedo En Casa, Esperanzah a Casa y Mi Casa Es Festival combaten el apagón de la música en directo

Jordi Bianciotto

Joan Pons, cabecilla de El Petit de Cal Eril.

Joan Pons, cabecilla de El Petit de Cal Eril.

La liquidación de los conciertos ha estimulado la creatividad en el mundillo musical. No queda otra. Y surgen iniciativas para trasladar la experiencia del concierto al consumo individual frente a la pantalla: actuaciones como las que proponen, todas con carácter gratuito, el Cuarentena Fest (Festival de Música en Streaming en Tiempos Difíciles), Yo Me Quedo En Casa, Esperanzah a Casa y Mi Casa es Festival, encaminadas a lanzar el mensaje de que, pese a todos los pesares, la música no se para.

El Cuarentena Fest despliega en su web, a partir de este lunes y hasta el 27 de marzo, un programa de 52 pequeños conciertos (entre 20 y 30 minutos), artistas todos ellos de la escena pop independiente, con nombres como El Petit de Cal Eril, The Crab Apples, Pavvla, Papa Topo, Cariño, Evripidis and his Tragedies, Apartamentos Acapulco o Kids From Mars. Como casi todo en estos días, ha sido una iniciativa exprés que cristalizó en un plis plas: el pasado jueves, antes de que se dictara el confinamiento total, ya estaba el cartel cerrado. “Fue un poco visionario, sí. Corrió la voz y todo fue muy rápido, con muchos grupos que dijeron que sí”, indica Meri Lane, de Luup Records, organizadora de este evento digital junto con Snap! Clap! Club, Ground Control Management y Calima.

Música “curativa”

Un festival en ‘streaming’ en el que los músicos tocan encerrados en casa para un público igualmente confinado. Actuaciones que deben ser en solitario, aunque se estudia que algunos grupos puedan consumar su directo a varias bandas, con sus integrantes tocando cada uno en su correspondiente lugar de encierro. Con todo ello se desea transmitir que la música sigue viva, con sus “cualidades curativas”, destaca Meri Lane, que resalta la oportunidad que supone el festival para “propuestas chulas que no llegan al gran público”.  

Aunque los conciertos del Cuarentena Fest son gratuitos, la web ofrece la posibilidad de hacer una donación a la causa, a partir de tres euros, de modo que la recaudación final “se reparta a partes iguales entre los artistas”. La iniciativa no cuenta con publicidad, aunque ha recibido propuestas. “Medios digitales de perfil muy ‘millennial’ y muy Z nos han planteado hacer una cobertura del festival añadiendo su logo, pero les hemos dicho que no, porque creemos que no corresponde en este caso”, señala Meri Lane, para quien el Cuarentena Fest tiene su “parte romántica”.

Actuaciones, charlas y magia

Otra iniciativa que ha arrancado con fuerza es el festival Yo Me Quedo En Casaque, tras estrenarse este fin de semana con artistas como Rozalén, Vega, Alfred García y Marwan, anuncia una inmediata segunda edición a partir del viernes con nombres por desvelar. Conciertos transmitidos por Instagram, como los que propone un festival asentado y de carne y hueso, Esperanzah, de El Prat de Llobregat, aliándose con el ciclo En-Canta-Dos: una veintena de eventos (conciertos, sobre todo; también charlas, poesía y hasta magia), a partir de este lunes y hasta el día 29, en una programación calificada de “solidaria, inclusiva y agradecida” (con los trabajadores de la sanidad, la limpieza y la seguridad). En el cartel, músicos como Rafa Pons, Natxo Tarrés (Gossos), Isabelle Laudenbach, Magalí Sare & Sebastià Gris y Che Sudaka.

De Menorca ha salido el festival Tots a Ca Teua, en directo desde Facebook este viernes y sábado, con Cris Juanico, Anna Ferrer, Bep Marquès y hasta 14 artistas. Y desde Burgos está a punto de echar a andar Mi Casa es Festival, plataforma enfocada esencialmente a artistas emergentes, también en Instagram, y que dispone por ahora de 16 bandas confirmadas, entre ellas Rusos Blancos, Indian Feathers y Waldorf Histeria. Sus responsables estudian ampliar las fechas iniciales, del jueves al sábado, extendiéndose a lo largo de la semana que viene.

Conciertos desde el balcón

Pero las iniciativas a favor de la música en directo en la Red se multiplican cada día y cada hora. Este fin semana, Alejandro Sanz y Juanes se aliaban en un recital virtual desde Miami, con el enunciado de #LaGiraSeQuedaEnCasa, y artistas de diverso signo, como Sílvia Pérez Cruz, Siloé o la estadounidense, afincada en Horta, Tori Sparks, ofrecían conciertos, respectivamente, desde su sofá, su ventana y su balcón. Estos escenarios caseros son también los elegidos por la red de Cases de la Música en #confinamusic, serie de conciertos que tienen lugar cada tarde.

Idea a la que se acogerán esta semana otros muchos artistas dispuestos a ofrecer a diario pequeñas actuaciones en ‘streaming’ o a colgar muestras de su música, como Ramon Mirabet, Andrés Suárez, Conchita, Lucas Masciano, Virgina Maestro, Mäbu o Albert Guinovart. También en la música grabada surgen propuestas pensadas para elevarnos la moral, como la ‘playlist’ de Spotify creada por el sello Bankrobber, ‘Cançons maques per a aquests dies de merda’, con piezas de artistas como Mazoni, El Petit de Cal Eril, Sanjosex, Pau Vallvé o The Gramophone Allstars.

Temas Conciertos