09 abr 2020

Ir a contenido

HUMOR SOBRENATURAL

Concha Velasco se ríe de la muerte en 'El funeral'

La popular actriz regresa a la comedia con una obra escrita y dirigida por su hijo Manuel M. Velasco que recala en el Borràs durante un mes

Marta Cervera

Concha Velasco posa con Pepe Ocio, su mánager en la comedia ’El Funeral’. 

Concha Velasco posa con Pepe Ocio, su mánager en la comedia ’El Funeral’.  / FERRAN NADEU

Concha Velasco no le teme a la muerte. Y menos después de haber estado interpretando 'El funeral', una comedia con un estilo de humor a lo 'Aterriza como puedas' que estará en el Borrás a partir del este miércoles. La actriz que ya lleva dos años con esta comedia se rie de la muerte y también de la vanidad de los artistas en esta obra escrita y dirigida por su hijo Manuel M. Velasco que, por cierto, ya le está preparando otra pieza totalmente diferente: 'La habitación de María', un monólogo dramático que dirigirá José Carlos Plaza.

El público que acuda al teatro asistirá al velatorio de la gran actriz Lucrecia Conti, idéntica a Concha Velasco, que en el momento menos pensado aparece cual fantasma para decir su última palabra. Conti es como ella, alguien que ha interpretado de todo en el cine, el teatro y la televisión. "A la gente le encanta porque es una obra muy alocada con un estilo de humor muy blanco pese a hablar de algo tan negro como la muerte", señala la veterana actriz que tiene todas las distinciones. "Aunque es un tema muy serio y que da respeto, prefiero reirme de la muerte", afirma. "Me gustaría que la gente se riera en mi entierro, que mis niños y mi nieto no lloraran porque yo le he tenido un miedo terrible". En realidad, su principal temor es el de quedarse encerrada. "Tengo una claustrofobia tremenda". 

Su hijo, que la conoce bien, ha hecho una obra a su medida. "Mi madre me pidió una comedia loca y dispatarada que fuera ligera y popular. Aunque habla de la muerte no da miedo", comenta Manuel V. Velasco. "Hay quien dice que es muy 'naif' y puede ser. Es una comedia con gags sencillos y de situación que busca la carcajada fácil".

Sacar partido incluso muerta 

En los ensayos también se rieron de lo lindo. "Al principio no sabía cómo llamarme: Concha, doña Concha.... Al final le dije: "¿Por qué no me llamas madre?". A la hora de describir a ese fantasma de Lucrecia Conti comenta que lo más divertido para ella es ver cómo queda retratado el representante de la fallecida diva:  "Quiere incluso sacar tajada del fantasma y llevarse el 20% cada vez que se aparezca." Además, su nombre en la obra es Luján, "no muy distinto del de ni representante, Durán", apunta entre pícaras risas. Pepe Ocio encarna al citado mánager -personaje diseñado inicialmente para Antonio Resines- mientras que Irene Gamell e Irene Soler interpretan a las interesadas nietas del fantasma. Como ambas son catalanas el montaje en Barcelona incluirá algunas frases en este idioma para conectar más con el público.

Pero también a Velasco le apetece mucho jugar con el bilingüismo y ya está preparando algunos cambios. Ella cuenta que se ha reído mucho con gente como La Maña, La Cubana y Andreu Buenafuerte quien, por cierto, aparece en la obra en una filmación. "No aprecio que para hacer reir se metan con la gente que es algo que se estila mucho", critica. La idea de representar a una actriz que acaba de fallecer y cuyo fantasma aparece en su propio velatorio le encanta. "No me da ningún mal rollo este personaje tan cercano a mí", asegura.  Simpática y llena de energía, la actriz ha reconocido que hay mucho de ella en el personaje de Lucrecia Conti. 

La obra empieza con un ataúd en medio del escenario, con una enorme foto de Concha Velasco detrás y un libro de condolencias donde el público puede escribir. "Realmente la gente se cree que estoy muerta y me escribe cosas preciosas. Guardo todos los libros desde que estrenamos en Valladolid", afirma. Veremos qué apunta el público de Barcelona, donde la 'El funeral' se celebrará durante todo un mes.