24 oct 2020

Ir a contenido

ANIVERSARIO DE LA CITA MUSICAL DEL FÒRUM

El Primavera Sound más panorámico

El festival combinará en su 20º edición el nuevo pop global de acentos urbanos y latinos con los clásicos del rock y la escena alternativa, de Lana del Rey a Iggy Pop pasando por Tyler, The Creator, Bad Bunny, Beck, Massive Attack y The Strokes

Jordi Bianciotto

El festival Primavera Sound 2020 presenta su cartel. / PRIMAVERA SOUND

Para celebrar su 20ª edición, del 3 al 7 de junio, el Primavera Sound ha querido compaginar presente e historia, nuevas tendencias del pop global y valores de siempre dotados, algunos de ellos, de un largo vínculo con el festival. Así, este no será el año de las músicas urbanas, ni de las latinas, ni del regreso al rock, si no, más o menos, de todo a la vez: la estrella de hip-hop Tyler, The Creator, compartiendo créditos con iconos ‘indie’ como Yo La Tengo, y el reguetonero Bad Bunny, en connivencia con el mito rockero Iggy Pop. Entre otros muchísimos.

El Primavera se dispone a llenar ese 20º aniversario de músicas que rigen el signo de los tiempos (esa ampliación del canon pop reflejada ‘in crescendo’ en las últimas ediciones) y, a la vez, acudiendo a las raíces del festival, con presencia redoblada de artistas procedentes de esferas de lo que un día llamamos rock alternativo y pop independiente. En total, 211 artistas procedentes de 35 países en un programa nuevamente paritario con el que la muestra espera igualar o superar su poder de convocatoria del año pasado, unas 220.000 personas sumando todas las jornadas. El cartel, que debía anunciarse este jueves por la mañana, después de haberse consumado las últimas confirmaciones, se hizo público por sorpresa a medianoche porque uno de los grupos programados, Pavement, lo filtró en las redes en una versión con incorrecciones que forzó al festival a neutralizarla destapando el cartel oficial.

Del ‘revival’ a la catarsis

En la letra grande, una de esas figuras en las que se difuminan las fronteras de ‘mainstream’ y alternativo como es la lánguida diva pop Lana del Rey, en período de bonanza con ‘Norman Fucking Rockwell’. En esa liga de grandes nombres se registra una convivencia de artistas de muy variado perfil, desde la institución trip-hop Massive Attack, los ‘revivalistas’ pospunk The Strokes (con nuevo disco en camino) y el trovador galáctico Beck (que no actúa en Barcelona desde hace 20 años) hasta la desatada Brittany Howard, voz de Alabama Shakes aupada por su catártico ‘Jaime’, la cantautora neocountry ‘grammyzada’ Kacey Musgraves, y el dúo electrónico Disclosure. El rock con tendencia épica de The National, el librepensante pop de nueva planta de King Princess y clásicos como los pioneros del rock gótico Bauhaus y las ‘riot grrrls’ de Bikini Kill.  

Colándose en esta zona alta del cartel, las figuras del hip-hop Tyler, The Creator, a lomos del ovacionado ‘Igor’, Young Thug, el grupo francés PNL y el colectivo Brockhampton, así como el toque latino del puertorriqueño Bad Bunny y el significativo ascenso del madrileño C. Tangana, acogido con honores de figura internacional. Otro trapero aventajado, el granadino Yung Beef, contará con un escenario propio del que seleccionará la programación. Y no faltará a la cita, directamente desde el Maresme, Alba Farelo, Bad Gyal.

Escudería 'indie'-rock

Pero los más críticos con el énfasis urbano del último Primavera tendrán motivos para la alegría, y no solo porque este año se recupere a nombres muy asociados a la historia del festival y a la narrativa alternativa clásica, como los ‘indie’-rockeros Yo La Tengo, Dinosaur Jr., Kim Gordon (la exbajista de Sonic Youth), The Jesus & Mary Chain (revisando su segundo álbum, ‘Darklands’, en Primavera a la Ciutat, programa que arrancará el lunes 1 de junio) o la bestia industrial Einstürzende Neubauten. También por su atención a propuestas de factura contemporánea como el dream-pop de Cigarettes After Sex y el dislocado rock psicodélico de King Gizzard and the Lizard Wizard, así como la cantautoría exploradora de Angel Olsen y Weyes Blood y el art-pop de Jenny Hval.

Como siempre, luego están las ‘delicatessen’ situadas quizá fuera del tiempo y del espacio, como el rescatado Arthur Verocai, cuyo álbum homónimo de 1972 es objeto de culto del ‘underground’ brasileño. Ahí hay que hablar del dúo formado por Paul Heaton & Jacqui Abbott, evocando a sus antiguos grupos, The Housemartins y The Beautiful South, y de la dama del soul y el rhythm’n’blues Mavis Staples, ex-The Staple Singers, partícipe del mítico The last waltz, de The Band (1978). Y del toque extremo, siempre presente en el festival, ahora en manos del hardcore con pedigrí de Jawbox y del metal grindcore de Napalm Death.

Escena catalana

En la parcela autóctona, debut en el festival de Maria del Mar Bonet y regreso de sus nuevos amigos de Manel, unidos via ‘sample’ en ‘Per la bona gent’. Distintos acentos del pop con Ferran Palau, Núria Graham, la navarra y ex-’triunfita’ Amaia y la banda madrileña Carolina Durante, así como las canciones con raíces de la asturiana Lorena Álvarez, el recuperado rock ‘indie’ de primera hornada de Biscuit y la ‘performance’ del venerable Jordi Valls con su vanguardista Vagina Dentata Organ. Ampliando la frontera interior de un Primavera que, por primera vez, añade una jornada, la del domingo, a celebrar en la misma playa del Fòrum, con Nina Kraviz, Amelie Lens y Black Coffee, últimas salvas de este prometedor festín de 20º aniversario con vocación panorámica.