Ir a contenido

ENTREVISTA

Djavan: "El mundo está hoy en erupción"

El cantautor brasileño actúa en el Palau con un nuevo disco de aromas políticos, 'Vesuvio', después de 22 años sin actuar en Barcelona

Jordi Bianciotto

Djavan, en una imagen promocional.

Djavan, en una imagen promocional.

El Festival Internacional de Jazz de Barcelona rescata a Djavan, un grande de la música brasileña, que no actúa en la ciudad desde 1997. Será este jueves en el Palau, donde presentará ‘Vesuvio’, un álbum inquieto en el que traza metáforas sísmicas a propósito del estado del mundo.

Hace 22 años que no lo vemos en Barcelona. ¿Cómo es eso?

¿Sí, 22 años? No sabía que hubiera pasado tanto tiempo. Para que vaya alguien tiene que invitarme, y eso no ha ocurrido. Es una pena, porque adoro Barcelona y Gaudí es uno de los ídolos. Espero corregirlo y volver más a menudo.

Nos trae este nuevo disco, ‘Vesuvio’, ¿utilizando el volcán como símbolo de erupciones políticas?

La canción ‘Vesuvio’ surgió para reflejar la fuerza de la mujer, comparándola con el volcán, pero ese otro sentido también está ahí, porque el mundo está actualmente en erupción. Están pasando muchas cosas, el pueblo sale a la calle a reivindicar sus derechos. También en Brasil.

¿Particularmente en Brasil?

Allí tenemos una situación muy insegura con un Gobierno imprevisible. Nadie sabe qué va a ocurrir, porque cada hora que pasa el Gobierno dice una cosa distinta y no da pistas que tranquilicen a la gente. Pero no solo pasa en Brasil. Es la hora de la derecha en todo el mundo. Los valores están cambiando.

Sería difícil de imaginar cuando en los años 70 su generación combatía la dictadura.

Claro, pero Brasil sigue siendo una democracia, aunque nos esté quedando cada vez más dura. Gracias a Dios no hay una amenaza al sistema democrático; eso no podemos decirlo.

En sus nuevas canciones, como la misma ‘Vesuvio’, se insinúa un Djavan menos brasileño y más pop.

En este disco hay dos o tres temas políticos a los que di un tratamiento más pop para que pudieran entenderse de una manera más fluida, pero mi música siempre se ha basado en la diversidad. Todo el disco obedece a ese enfoque de siempre.

Era un adolescente cuando los Beatles estaban en lo alto. ¿Le llegaron?

Mis grandes influencias son, por un lado, los Beatles, y por otro, Luiz Gonzaga, cantante brasileño, del noreste. Pero me llegaron muchas más cosas: Tropicália, la música africana, la música negra americana, la francesa, los ritmos de todas las regiones de Brasil... Y el flamenco, que me gusta muchísimo.

Ketama adaptó una de sus canciones más populares, ‘Flor de lis’.

La hicieron muy bien, con una pegada flamenca y una identidad española muy grande, pero sin perder el alma brasileña. Tuvimos una buena relación. Ahora hace tiempo que no sé de ellos.

Y The Manhattan Transfer contaron con usted en su álbum ‘Brasil’ (1987).

Un disco en el que la mitad de las canciones eran mías. Aquella fue una época muy importante de mi vida. Muy fructífera.

Murió João Gilberto. ¿Un referente?

Para mí, no tanto como Luiz Gonzaga, pero João Gilberto influenció a todo el mundo. Su manera de tocar la guitarra, de cantar... Inauguró una era en la música brasileña.

En ‘Vesuvio’ participa Jorge Drexler, cantando la versión en castellano de ‘Meu romance’. ¿Un tema influido por el bolero?

Sí, quise hacer una canción que fuera como un bolero español en portugués, y una vez hecha, pensé que quedaría bien en español, para lanzarla en el mercado hispano. Invité a Jorge a hacer su versión y la canción se convirtió en ‘Esplendor’. ¡Pero no nos conocemos todavía! Nos veremos ahora, cuando actúe en Madrid.

Desde 1976 no ha dejado de publicar discos con regularidad. ¿Es su vida?

Por completo, es mi vida, mi fuente de diversión, mi felicidad. Disfruto cantando y componiendo. Para mí, hacer canciones es una necesidad física.

Temas: Conciertos