19 feb 2020

Ir a contenido

ESTRENO DE LA SEMANA

La cineasta Rahera Gera retrata en 'Señor' el conflicto de clases en la India

La película denuncia la opresión femenina a partir del retrato de una sirviente

Beatriz Martínez

Un fotograma de la película ’Señor’, de Rahera Gera. 

Un fotograma de la película ’Señor’, de Rahera Gera. 

Ratna es mujer, pobre y viuda, tres estigmas en la convierten en invisible dentro de la sociedad india. Además, procede del entorno rural y trabaja como sirvienta para una joven urbanita de clase acomodada que acaba de anular su boda y se replantea su mundo. Ella también tiene sus sueños, quiere ser modista y valerse por sí misma a través de un empleo que no la condene a la sumisión. Pero las cosas no resultan tan sencillas en un mundo hecho para los hombres donde parece que alcanzar la independencia no sea una opción.

De esas cuestiones habla 'Señor', el primer largometraje de ficción de Rohera Gera, cineasta india que se centra en la mirada femenina para contar el conflicto de clases a través de las relaciones afectivas.

"India es un país muy patriarcal y clasista, muy de castas, muy racista. La gente tiene tendencia a aferrarse a las cosas como son, les da miedo que haya cualquier tipo de cambio, fluidez en el ambiente, transformación", cuenta la directora durante su visita a Madrid tras pasar por la Semana de la Crítica del Festival de Cannes.

Experiencia culpable 

La película surge de su sentimiento de culpa. La familia de Rohera Gera tenía ayuda doméstica y ella fue consciente desde pequeña de que no se le pagaba como era debido, una práctica muy extendida en su país. Así que a lo largo de los años intentó dar salida a esta frustración. Lo que sí que tuvo claro, es que no quería hacer nada sórdido, sino plantear estas cuestiones a través de una historia de amor en la que no hubiera víctimas ni opresores y que se trataran los sentimientos a través de la igualdad.

"Al final, se trata de una labor de educación, de ir construyendo. Puede existir el esnobismo por muchos motivos, pero no sé muy bien por qué parece que nos estemos juzgando los unos a los otros de forma constante. Son las macroestructuras políticas y sociales las que se encargan de perpetuar las brechas entre las personas y las que nos oprimen, y todos deberíamos poner de nuestra parte para liberarnos de las ataduras”.

Excepcionalidad

‘Señor’ es una película poco convencional, no solo por el hecho de que esté dirigida por una mujer, y que en India no sean muchas las directoras en activo en la actualidad. También por el hecho de que la industria de Bollywood no suele dar cabida a propuestas más intimistas, pequeñas e independientes. Tampoco a las de claro signo femenino, ya que continúa siendo territorio exclusivo de hombres.

“Comparado con Europa, en India existe un apoyo nulo a la cultura, ya que no se considera una actividad digna. Se ve puramente en términos de negocio. Si trabajas con presupuestos pequeños, sin estrellas, estás perdido”. La directora hace referencia a las nuevas plataformas, aunque cuenta que Netflix o HBO no están tan asentadas allí y que son las autóctonas, como HotStar las que de verdad triunfan. "En cualquier caso, apuestas por los grandes productores, los culebrones y los telefilmes de calidad", cuenta Rohera Gera.

La película utiliza las formas del cine romántico para componer un retrato social. La protagonista es tratada como un ser inferior, solo tiene derecho a comer en el suelo y sin cubiertos y está expuesta a ser engañada y humillada en cualquier momento. Por eso, la directora quería denunciar este tratamiento, cuestionar la forma en la que sigue perviviendo la opresión hacia la mujer en muchas sociedades. "Es una película que tiene que ver con mi propia lucha sobre cómo vivir y ser personas decentes en un mundo tan brutal y desnaturalizado. Y sí, puedo parecer ingenia, pero creo que el amor hace que veamos el mundo distinto y mejor".

Temas India Cine