Ir a contenido

TRAS PÉREZ CRUZ Y ROSALÍA

Refree sacude la "religión del fado" junto a la cantante Lina

La vocalista portuguesa y el productor barcelonés se alían en un proyecto innovador en torno al repertorio de Amália Rodrigues que presentan en el Mercat de Música Viva de Vic

Jordi Bianciotto

Una imagen promocional de Raül Fernández, alias Refree.

Una imagen promocional de Raül Fernández, alias Refree.

El fado como "algo litúrgico", desliza Raül Fernández, Refree, o directamente "como una religión", apunta la cómplice de su nueva aventura, la portuguesa Carolina Rodrigues, rebautizada aquí como Lina. Fado oscuro, con canciones que hablan de la muerte y sonidos de armonio, así lo han querido plasmar en un primer álbum que aún tardará un poco en ver la luz, en enero, y del que ofrecerán un adelanto este viernes en el Mercat de Música Viva de Vic.

La historia de esta nueva entente empezó cuando Carmo Cruz, mánager que se ha vinculado a artistas como Madredeus o Rodrigo Leão, se dirigió a Raül Refree con una misión. "Había escuchado ‘Los Ángeles’, mi álbum con Rosalía, y los que hice con Rocío Márquez y con el Niño de Elche, y me propuso hacer con Lina y con el fado lo mismo, la misma sacudida, o revisión, que hice en aquellos discos con el flamenco", revela el músico y productor barcelonés. No tardó mucho en verse en Lisboa visitando casas del fado, en una de las cuales asistió a un recital de Lina. Le sorprendió "que una cantante tan potente estuviera encerrada en un lugar que, aun siendo muy bonito, era como una jaula".

Buscando la liberación

Acogiéndose a la metáfora, Lina destaca "la libertad" como un incentivo central de este proyecto. Ella viene del canto tradicional, con dos álbumes firmados como Carolina. "Y ahora me apetecía hacer algo que me liberase y me permitiera cantar del modo en que siento que debo hacer. Con Raül me siento amparada; me permite llegar a un lugar más profundo", revela esta intérprete de 35 años de la localidad de Bragança, al norte de Portugal.

Una brumosa imagen promocional de Lina y Raül Refree, apenas intuido detrás

Lina transpira fado desde la cuna. "Mi padre lo canta, y mi abuela... Es una tradición familiar, y Amália Rodrigues es mi gran referencia", señala. Y es la dama universal del género la proveedora del material del primer disco de Lina y Raül Refree, incluyendo la pieza ‘Cuidei que tinha morrido’, que se prevé sea lanzada como primer sencillo a finales de octubre. "Una canción que tiene que ver con la muerte", musita Refree.

Instrumentos heterodoxos

No hablamos de un fado alegre ni bailable, sino de un material con aura mística. La instrumentación es heterodoxa: no hay guitarra portuguesa, ni cuerdas de ningún tipo, sino solo teclas. "Piano, sintetizadores antiguos y armonios. Ha quedado un disco oscuro pero muy orgánico", precisa Refree. ¿Acaso una Nico a la portuguesa? "¡Exacto! Sí, hay una liturgia parecida a la suya", asiente. Texturas pensadas para avenirse con "un género que es desgarro y sufrimiento" y con una figura, Amália Rodriguez, "que representa casi un llanto, un grito desde las entrañas".

Raül Fernández admite que "no es un disco fácil", aunque tampoco parecía serlo ‘Los Ángeles’, ni ‘Granada’, su mano a mano con Sílvia Pérez Cruz, ni otras obras extrañas que han roto barreras. ¿Cambian los parámetros? "No sé si cambian o es que hay planteamientos en los que antes no se confiaba y que se ha visto que funcionan", advierte Refree, para quien "hay cosas que, sean más o menos difíciles, emocionan a la gente".

Convertido en poco menos que un talismán de voces emergentes, femeninas en particular, Raül Fernández sigue con admiración la evolución de su excómplice Rosalía. "Desde que la conocí supe que tenía el talento, la actitud y la visión para ser lo que es ahora, aunque difícilmente podía pensar que volaría tan alto", manifiesta. Anuncia otros dos discos a corto plazo con su firma de por medio: el del cantante asturiano Rodrigo Cuevas (noviembre) y uno a medias con Lee Ranaldo, ex-Sonic Youth, previsto para marzo.

Temas: Refree