Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El director Spike Lee se infiltra en el Phenomena con un miniciclo

Las películas que se proyectan son: 'Fiebre salvaje', 'Haz lo que debas', 'Cuanto más mejor' y 'Plan oculto'

Están protagonizadas por sus actores fetiche: Wesley Snipes, Denzel Washington y Samuel L. Jackson

Eduardo de Vicente

Spike Lee recogiendo el Oscar por ’Infiltrado en el KKKlan’.

Spike Lee recogiendo el Oscar por ’Infiltrado en el KKKlan’. / REUTERS/ DANNY MOLOSHOK

El norteamericano Spike Lee es uno de los directores con más altibajos en su carrera. Sorprendió con su primer largometraje, Nola Darling, y siguió una carrera ascendente hasta que sufrió varios baches en su camino. Es un realizador que lucha por los derechos de los afroamericanos, es directo y dice lo que piensa, lo que le ha provocado no pocos problemas. Pero lo que nadie puede negar es que, pese a algunos errores, tiene una filmografía apasionante. Hacía años que estaba perdido entre anuncios, videoclips y cortometrajes pero, una vez más, cuando menos lo esperábamos llegó su nueva resurrección. El año pasado estrenó la irónica Infiltrado en el KKKlan, sobre un policía negro que engaña a la organización racista para que le reclute e intenta sabotear sus actividades. El resultado fue un éxito de taquilla, que obtuvo seis nominaciones al Oscar (consiguió el de mejor guion adaptado) y volvió a poner su nombre en primera fila.


   

Entre italianos y afroamericanos

Por todo ello, el Phenomena celebra este nuevo reencuentro con el cineasta de Atlanta y le dedica un miniciclo que recupera cuatro de sus mejores títulos empezando esta tarde (17.40 h.) con un filme de 1991, Fiebre salvaje (Jungle fever). Cuenta el inesperado romance entre un prestigioso arquitecto negro y su secretaria, una joven blanca de origen italiano y más humilde. El contraste entre ambos clanes está servido. Wesley Snipes, que poco después se pasó al cine de acción, compartió pantalla con Annabella Sciorra, que estaba a punto de ser la víctima de su niñera en La mano que mece la cuna. En el reparto también figura el propio Spike y otros de sus actores habituales como John Turturro o Samuel L. Jackson, un legendario veterano como Anthony Quinn y una prometedora actriz, Halle Berry. Lo que arranca casi como una comedia romántica acaba adquiriendo tintes de tragedia y aborda la violencia callejera o el auge de la nueva droga, el crack. Su músico de referencia, Terence Blanchard, puso la banda sonora con aires de jazz, a la que se añadieron varias canciones de Stevie Wonder compuestas expresamente para la película.


   

El filme que lo llevó a convertirse en el centro de todas las polémicas y lo descubrió a nivel internacional fue Haz lo que debas (Do the right thing, 1989). En ella abordaba un tema similar, el contraste entre italianos y afroamericanos en un conflictivo Brooklyn. El protagonista (Danny Aiello) regenta una pizzería en el barrio y tiene buena relación con sus vecinos pero, durante un caluroso verano, un suceso sin aparente importancia provoca que todo empiece a complicarse. Spike hablaba del racismo a cara descubierta y sorprendió por su creciente violencia. La sociedad norteamericana se vio reflejada en un espejo, quizás nadie les había hablado tan claro hasta entonces y se convirtió en la gran esperanza negra del cine, algo que ha cumplido a veces. Podrá verse el miércoles 4, a las 18.35.


   

Dos colaboraciones con Denzel Washington

Cuanto más mejor (Mo’Better Blues, 1990) fue uno de los injustos fracasos que padeció (sábado 7, 15.20 horas). En ella aborda la vida de un contradictorio trompetista de jazz, sus anhelos por triunfar, su dilema entre las dos mujeres de su vida y su relación con su agente, encarnado por el realizador. Este melodrama musical le sirvió de nuevo al cineasta para abordar los conflictos de las relaciones sentimentales, como ya hiciera en Nola Darling.  La película luce una espléndida ambientación, decorados y fotografía, así como contiene una deliciosa banda sonora con bellos temas de jazz, compuestos por Bill Lee. También las interpretaciones son brillantes, en especial la de su protagonista, Denzel Washington, en la que sería su primera colaboración conjunta que luego culminaría con Malcolm X. Le acompañarían otros miembros de su troupe como Wesley Snipes, Giancarlo Esposito o Samuel L. Jackson.


   

Este miniciclo concluirá con su último gran éxito antes de Infiltrado en el KKKlan, el cineasta tiene más vidas que un gato, Plan oculto (2006), que se proyecta el lunes 9 a las 19.10. A diferencia de sus anteriores películas dejaba de lado el tema racial para poner su talento al servicio de este entretenido thriller sobre unos atracadores que asaltan un banco y secuestran al personal de la entidad y a los clientes. Un policía (Denzel Washington) intenta negociar mientras que un magnate contrata a una misteriosa mujer para que recupere un objeto que se encuentra allí y cuyo descubrimiento podría ponerle en peligro. El suceso estará repleto de sorpresas y giros inesperados. Cualquier parecido con títulos recientes como Cien años de perdón o incluso La casa de papel, no es pura coincidencia. El realizador dosificaba con eficacia la información y la tensión e incorporaba a su grupo a Clive Owen, Willem Dafoe, Jodie Foster y el veterano Christopher Plummer (Sonrisas y lágrimas). Cuatro días para recuperar parte de la obra de este director que parece estar “infiltrado en Hollywood”.


   


   

        item
   

   

       

Spike Lee

Lugar: Phenomena (sant Antoni Maria Claret, 168).

Horarios: hasta el lunes, 9 de septiembre.

Precio: de 6 a 7 euros.

Más información: www.phenomena-experience.com